¿Es viable la descentralización que propone AMLO?
Esto es lo que implicaría la descentralización de las secretarías de gobierno, una de las principales propuestas del virtual presidente.
agosto 3, 2018

Andrés Manuel López Obrador recibirá el primero de diciembre un país inestable y uno de los primeros movimientos que el futuro presidente ha anunciado es la mudanza de las secretarías gubernamentales al interior de la República.

El 2 de noviembre el virtual presidente electo publicó un video en Facebook en el que explica por qué considera acertada la estrategia de descentralización del gobierno federal. “Que ya no se concentren las dependencias solo en la Ciudad de México, para que haya crecimiento parejo en todos los estados de la República”, dice. La idea general consta en cambiar las sedes principales de las secretarías a diferentes estados, prometiendo así una mayor derrama económica en esas locaciones. Incluso se ha insistido en que, en vez de llamarle descentralización, se le llame simplemente “reubicación geográfica”.

amlo-descentralizacion-secretarias, destacada

El problema es que esta decisión no tiene nada de simple, sino todo lo contrario. Hacerlo implica trasladar miles de  burócratas, a sus familias y las facilidades (escuelas y hospitales, por ejemplo) necesarias para que lo puedan hacer, además de toda la infraestructura que requieren las secretarías para funcionar de forma adecuada. “Es un ejercicio muy complicado logística y financieramente, y además, es un ejercicio que probablemente va a tomar muchísimo tiempo”, asevera el doctor Fernando Nieto Morales, especialista en procesos de cambio y patologías burocráticas en las organizaciones gubernamentales, quien no cree que en seis años se logre la mudanza adecuada de todas las dependencias.

*** 

También te puede interesar: 

López Obrador, la tercera y la vencida

Así será el gabinete de AMLO

La Ciudad de México gobernada por una mujer

***

Cuando se habla de la derrama económica en lugares como Ciudad Obregón, Tuxtla Gutiérrez o Ciudad del Carmen, el proyecto parece una buena idea. Al hacer esto, decreta López Obrador, las localidades experimentarán un cambio en los índices de violencia y desempleo. Sin embargo, los planes de descentralización también se han hecho a ciudades como Monterrey, Guadalajara y León, que como dice Nieto Morales, “no son precisamente lugares que requieran de mucha inversión en estos momentos”.

La realidad es que, bien a bien, no queda clara la lógica de este cambio, más allá de la derrama económica (cuyos efectos tomarían varios años en manifestarse) y la descongestión de la capital. No se ha publicado, hasta el momento, ningún documento que respalde la razón de los movimientos de todas las secretarías (sólo de algunas, como la de la CFE a Tuxtla Gutiérrez, Pemex a Ciudad del Carmen y la SECTUR a Chetumal), ni tampoco del costo que esto tendría. “Se ha manejado una cifra que nadie sabe de dónde salió, de 125 mil millones de pesos, que es la cifra que está en el Proyecto alternativo de nación, y hay otra cifra de 20 mil millones de pesos de inversión directa pública en el primer año, pero nadie nos dice qué significa ese número”, explica Nieto Morales y después añade que no hay ningún desglose que especifique si esos son costos de logística, de infraestructura, de litigio laboral o de algún otro rubro.

amlo-descentralizacion-secretarias, int3

Por otro lado está la experiencia histórica de cuando Miguel De La Madrid intentó hacer lo mismo en 1985 a través del Comité de Descentralización, que no duró ni dos años enteros en pie, pues los costos de la operación rebasaban las posibilidades de éxito. Macario Schettino, analista político, no cree que esta vez vaya a ser diferente. “Cuando De La Madrid intento mover dependencias públicas, sólo logró mover el INEGI a Aguascalientes, una ciudad que tenía cierto espacio de crecimiento en ese entonces y hoy ya no lo tiene”, explica. “Y bueno, no todo INEGI se movió a Aguascalientes, se tuvo que quedar aquí una oficina importante porque se necesitan relaciones con otras áreas y hay que tener aquí [en la CDMX] oficinas. Entonces, no sé si acabe uno pagando el doble”.

A tan sólo unos meses de comenzar el sexenio, esta es una de las estrategias del gobierno entrante para mejorar la economía interna y fortalecer el mercado. Se trata de una de las propuestas más concretas que hizo López Obrador durante su campaña presidencial, pero hasta el momento pinta brumosa respecto a las cuentas, la lógica y la logística. Sin embargo, el virtual presidente electo aún no ha dicho que se  trate de una decisión absoluta, sino que la someterá a consulta ciudadana durante su primer gira rumbo a la presidencia, que comenzará el 16 de septiembre. 

Estas serían, según sus planes, las nuevas sedes de las secretarías del gobierno federal:

-PEMEX: Ciudad del Carmen, Campeche.
-Energía: Villahermosa, Tabasco.
-CFE: Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
-CONAGUA: Veracruz, Veracruz.
-Desarrollo Social: Oaxaca, Oaxaca.
-SEP: Puebla, Puebla.
-Cultura: Tlaxcala, Tlaxcala.
-Caminos y Puentes: Cuernavaca, Morelos.
-INFONAVIT: Toluca, Estado de México.
-Salud: Chilpancingo, Guerrero.
-IMSS: Morelia, Michoacán.
-Ganadería: Guadalajara, Jalisco.
-ISSSTE: Colima, Colima.
-INEGI: Aguascalientes, Aguascalientes.
-Función Pública (Contraloría): Querétaro, Querétaro.
-Secretaria del Trabajo: León, Guanajuato.
-Desarrollo Urbano: Pachuca, Hidalgo.
-DICONSA: Zacatecas, Zacatecas.
-Comunicaciones y Transportes: San Luis Potosí, SLP.
-Economía: Monterrey, Nuevo León.
-Nacional Financiera: Torreón, Coahuila.
-Comisión Forestal: Durango, Durango.
-Minería: Chihuahua, Chihuahua.
-Aduanas: Nuevo Laredo, Tamaulipas.
-FONATUR: Bahía de Banderas, Nayarit.
-Pesca: Mazatlán, Sinaloa.
-Agricultura: Ciudad Obregón, Sonora.
-CONACYT: La Paz, Baja California Sur.
-SAT: Mexicali, Baja California.

 

Ver Más