Las voces ignoradas por el sistema
La directora argentina Lucrecia Martel, reconocida por Zama y La mujer sin cabeza, protagoniza nuestra portada de junio.
junio 6, 2018

A pocas semanas de las elecciones presidenciales que definirán el rumbo del país durante los próximos años, se vive un ambiente tenso en México. La campaña electoral ha sido intensa y los ataques entre candidatos son cada vez más subidos de tono. En medio de la difícil contienda, los problemas reales del país son ignorados en el debate. Los contendientes prefieren acudir a la demagogia en vez de proponer soluciones factibles. En Gatopardo decidimos darle espacio a las voces que son ignoradas por el sistema. Por eso presentamos este mes el primero de una serie de documentales que tocarán los grandes temas sobre los que tendría que estar centrada la discusión pública.

En la primera entrega de la serie de estos cortos, que serán publicados periódicamente en gatopardo.com antes de las elecciones, tocamos el tema de las desapariciones forzadas. La triste realidad es que todos los días aparecen fosas a lo largo del territorio mexicano. Casi todos estos cuerpos, que permanecen sin identificar, son de víctimas del crimen organizado o del Estado. Las cifras son aterradoras y la matanza parece no tener fin. Las autoridades no dan una respuesta: las familias de los muertos siguen esperando que alguien les aclare el destino que sufrieron los desaparecidos. Esperamos que esta investigación, liderada por Alejandra González y el equipo de video y creativo de Travesías Media, ayude a que la justicia reaccione.

Pero las injusticias no sólo ocurren en México. El 5 de noviembre de 2015 en Mariana, una población de Minas Gerais, Brasil, ocurrió la peor catástrofe medioambiental en la historia del país. La presa que contenía los residuos de la mina de hierro de Germano se desmoronó y un torrente de barro mató a diecinueve personas y a catorce toneladas de peces, arrasó seis poblaciones y contaminó kilómetros hasta llegar al mar. Paula López Barba narra en esta historia cómo la minera, que no pagó indemnizaciones a las víctimas ni repuso las viviendas perdidas, acaba de obtener el primer permiso para volver a operar. Lo más dramático de este caso es que los habitantes de la zona esperan con ansias que la minera vuelva a contratarlos: sus ingresos dependen de la fuente de trabajo que terminó con la vida tal como la conocían.

editorial 192 lucrecia martel gatopardo junio 2018, int1

Lucrecia Martel, portada de junio de Gatopardo.

Como suele ocurrir en nuestro continente, la barbarie se ve contrastada con la creatividad. Esto es lo que ocurre con dos grandes artistas que retratamos este mes. El primero es Vicente Rojo, un creador mexicano que ha experimentado con diferentes formas —pintura, escritura, escultura— para encontrar una geometría personal. Rojo, uno de los nombres más reconocidos de la plástica contemporánea, recibió al escritor Alejandro García Abreu y al fotógrafo Diego Berruecos en su estudio en Coyoacán para platicar a fondo sobre su extensa producción.

Lucrecia Martel es otro de los grandes nombres de Latinoamérica. Esta argentina es una de las directoras más prestigiosas de su generación. Se dio a conocer con La Ciénaga, en 2001, una película que fue aclamada por la crítica en todo el mundo. A través de su trabajo en el cine, ha capturado su manera de cuestionar algunas reglas establecidas. El cine es un vehículo para comunicar sus ideas y reflexionar sobre una realidad que es aceptada como la única posible. Como le dijo a la cronista Mónica Yemayel: “Si un extraterrestre llega a la Tierra y ve a unas personas almorzando una comida abundante y bien servida, y en la esquina ve a otras buscando qué comer en un tacho de basura, no comprendería la situación. Porque el extraterrestre no fue preformado —como todos nosotros— para aceptar con naturalidad lo inaceptable”.

Su nueva película, Zama, está basada en la novela del escritor Antonio Di Benedetto. La cinta, protagonizada por el mexicano Daniel Giménez Cacho, tuvo un rodaje extenuante que llevó a su directora a poner a prueba sus propios límites. Martel conversó con Yemayel y posó para el lente de Félix Busso en su departamento en Buenos Aires.

Por último, publicamos una capítulo del libro Todo Messi. Ejercicios de estilo en el que Jordi Puntí retrata la voracidad, el genio y la obsesión del futbolista argentino, que bien podría encarnar las predicciones que Italo Calvino hizo para este milenio. El libro, publicado por Anagrama, explora la compleja personalidad de Messi, quien está llamado a ser la estrella del próximo Mundial en Rusia.

* * *
También te podría interesar:

Los artistas que no se quedan callados

Los aristas de la lucha contra la opresión

El poder y la manipulación de la información

Ver Más