La “nueva” academia sueca
Personalidades de la cultura sueca crearon un galardón alterno al Premio Nobel de Literatura, que no se entregará este año.
septiembre 2, 2018

Por primera vez en sesenta y nueve años la Academia Sueca pospondrá el Premio Nobel de literatura debido a los escándalos de abuso sexual vinculados al escritor Jean-Claude Arnault, esposo de Katalina Prostenson miembro de la Academia. El caso que desencadenó un debate sobre las estructuras patriarcales a las que está sujeta la institución y el arcaísmo de sus metodologías. Sin embargo, más de un centenar de personalidades de la cultura sueca –periodistas, actores y escritores, otros personajes cercanos a la antigua academia– se han unido en protesta y han creado un galardón alterno: The New Academy.

“Hemos fundado The New Academy como un recordatorio de que la literatura y la cultura en general deben promover la democracia, la transparencia, la empatía y el respeto, sin privilegios, superando la arrogancia y el sexismo” –anuncian en su manifiesto los miembros fundadores. “En un tiempo en el que los valores humanos están en constante cuestionamiento la literatura se presenta como un contrapeso al silencio y la opresión. Bajo está declaración The New Academy considera fundamental que el premio literario más importante del mundo continue vigente y sea entregado este año”. Desde esta perspectiva, este nuevo reconocimiento pretende funcionar como una alternativa temporal desde la cual aplaudir, aún en tiempos adversos, aquella literatura que posibilite una comprensión sensible y comprometida de la realidad.

¿Cómo funcionará este “nuevo” galardón?

Con el estandarte de crear un premio más democrático, horizontal y equitativo, The New Academy invitó este agosto a todos los bibliotecarios suecos a nominar a aquellos autores que creían merecedores del reconocimiento. Los nominados sugeridos podían provenir de cualquier parte del mundo y estarían sujetos al voto público. Sin embargo, la decisión en torno al ganador está sujeta al criterio de un panel compuesto por profesores de literatura, bibliotecarios y editores, los cuales buscarán, en su deliberación, reconocer a aquel escritor que haya retratado a través de su obra “la historia del acontecer humano en el mundo”.

El jurado, encabezado por la editora sueca Ann Pålsson, pronunciará el ganador el 14 de octubre de este año, el mismo mes en el que, tradicionalmente, es anunciado el Nobel. Esta semana se anunció una lista definitiva con los cuatro finalistas; tres de los cuales fueron propuestos a través del voto popular, mientras que el cuarto fue propuesto por el gremio de bibliotecarios suecos.

Haruki Murakami (Japón, 1949), popular competidor al Nobel durante varios años, es favorito en las votaciones por ser, en palabras de The New Academy, “uno de los más celebres autores y traductores del mundo” cuya obra “entreteje la cultura pop con el realismo mágico”. No obstante, en la lista también se encuentran figuras de alto renombre como el escritor de ficción Neil Gaiman (Inglaterra, 1960) y las escritoras Kim Thúy (Vietnam, 1968) y Maryse Condé (Guadaloupe, 1937); la última siendo una importante representante de la literatura de las Antillas francófonas.

Tras este cisma es difícil imaginar el futuro de ambas academias, sin embargo, por el momento, The New Academy se presenta como una alternativa que pretende direccionar al galardón a un lugar distinto, quizás más equitativo, quizás más transparente. No obstante, las diferencias entre la academia “tradicional” y la “nueva” academia permanecen difusas y solo podrán ser aclaradas con el tiempo.

Ver Más