Audio realmente envolvente

Sonos Play 5: Más que una bocina externa, el primer paso a un home theatre.

Por Rafael García

Si pudiera, mi casa entera estaría equipada con Sonos, marca dedicada a la fabricación de equipos de Sonido Premium como bocinas inalámbricas con tecnología integrada para hacerlas inteligentes. Sus productos permiten el acceso a tu música desde cualquier lugar de casa y visualmente no dejan nada que desear. Sin embargo, no son perfectos, pues hay algunos detalles de usabilidad que podrían mejorar.

Las bocinas de Sonos cuentan con tecnología Wifi para entrar a la red de casa y a través de ella conectarse con computadoras personales, tabletas, smartphones o laptops. Así, la música de cualquiera de estos aparatos puede enviarse a una o a todas las bocinas ligadas entre sí.

Esta línea de bocinas, además de su modelo Play 5 —la más grande, de más potencia y utilizada para esta reseña—, incluye a Play 1, Play 3, Playbar y Sub, con las que puede construirse un sistema home theater poderoso.

De los tres modelos de bocinas que ofrece Sonos, la Play 5 es la más grande y con más altoparlantes en su interior, por lo que tiene la mayor potencia de sonido, aunque no está diseñada para ambientar un baile de salón por sí sola. Todos los equipos están pensados para usarse dentro de la casa o la oficina y, aun cuando son semi inalámbricas —requieren estar conectadas a la pared— es posible sacar una o dos al patio o jardín para amenizar una reunión.

La versión más reciente de Play 5 incluye algunas mejoras tanto en su diseño como en funciones que la ponen por encima del modelo anterior. De entrada, es mucho más estilizada y con mejores acabados además que ahora puedes colocarla de manera horizontal o vertical sin perder calidad de audio; de hecho, la bocina reconocerá automáticamente su posición para ajustar el audio como mejor lo considere el usuario.

El panel de control es sencillo de manejar: para subir o bajar el volumen basta con colocar el dedo sobre las marcas indicadas, mientras que para adelantar o retroceder una canción solo hay que deslizar el dedo hacia delante o atrás.

Un punto a favor es que Sonos tiene disponible de manera gratuita True Play, un software para calibrar las bocinas. Lo que hace es usar el micrófono de la tableta o teléfono para detectar las condiciones de la habitación en la que se encuentra la bocina y con ello hacer los ajustes necesarios para que el audio se escuche mejor. El detalle negativo es que esta calibración sólo puede lograrse con iOS, por lo que todos los dueños de equipos Android se quedarán sin calibración por un buen rato.

Para acceder a la música hay que descargar el software de Sonos —que también es gratuito— y ¡listo! Tu archivo musical está al alcance de estas bocinas. Incluso se puede acceder a servicios de streaming como Spotify, Soundcloud, Deezer, Apple Music, Google Play Music y más. Cabe mencionar que para hacer uso de algunos de estos servicios desde la Sonos Play 5 se necesita ser miembro Premium de los mismos.

El software es relativamente fácil de usar y no dio problemas para reproducir o crear listas desde smartphones o tabletas. Sin embargo, cuando intentamos agregar música desde una Mac Book, jamás logramos hacer sonar las canciones desde la laptop, situación que resultó muy frustrante.

Sonos Play 5

Sonos Play 5

¿Cuál es la diferencia entre estos equipos y unas bocinas Bluetooth comunes? La calidad del audio y la inmediatez de la conexión. Una bocina normal puede conectarse a cualquier dispositivo que posea la misma tecnología, sin descargar softwares adicionales y sin necesidad de una red Wi-Fi. No obstante, su calidad de audio es un tanto menor que la Sonos; la mayoría de las bocinas Bluetooth no cuentan con una herramienta de calibración; si te llaman por teléfono, todos van a escuchar la conversación; y solamente un dispositivo puede estar conectado al mismo tiempo.

Otro punto que no favorece a Sonos es que estas bocinas no pueden usarse como una bocina de conexión directa a cualquier dispositivo —como con la tecnología Bluetooth—, sin embargo, la Play 5 sí puede usarse como bocina externa utilizando un cable de 3.5mm (entrada tamaño audífono) para conectarla directamente a un smartphone, tableta o laptop.

Una sola Play 5 es suficiente para ambientar un despacho, habitación, sala, comedor u otro espacio mediano. Pero si el plan es crear una zona de audio surround en un espacio más amplio, esto puede lograrse conectando vía Wifi varias bocinas de distintos modelos de Sonos puedes adquirir varias bocinas en distintos modelos, como un home theater.

La Sonos Play 5 no es económica —alrededor de 500 dólares o 10 mil pesos—, por eso no tengo una en cada rincón de mi casa. Pero es una inversión valiosa para disfrutar de nuestra colección de música con muy buena calidad y además, permitiendo que otros miembros de la familia y amigos cooperen con el playlist.

Historias relacionadas

Uber Marcha LGBT, portada

Tecnología

El orgullo de Uber

Por Redacción Gatopardo
LG SmartThinQ reseña, portada

Tecnología

Vivir en un hogar inteligente

Por Rafael García
taxis voladores uber, portada

Tecnología

A donde vamos, no necesitamos caminos

Por Rafael García