Esto es el paraíso

El hotel El Ganzo hospedó una residencia gastronómica con los chefs del restaurante Fauna, en Ensenada, BC.

Por Sofía Viramontes / Fotografía Paulina Figueroa

Bulevar Tiburón Sin Número, en La Playita, es la dirección postal de un hotel tan peculiar como el nombre de la calle, que llama la atención por estar tan lejos de todos los grandes hoteles de Los Cabos y por la decoración poco común de su fachada: una corona hasta arriba y abajo un grafiti de un hombre pintando en la pared, mientras a la derecha se aprecia un pequeño puerto con yates y pangas, pescadores y pocos turistas.

El Ganzo es un hotel pensado para la gente que disfruta de lo original, las experiencias a la medida, lo espontáneo y también lo efímero. Es una mezcla entre una galería de arte, un estudio de grabación de música, los mejores restaurantes de México y un hotel de lujo.

Pablo Sánchez Navarro, el creador de este espacio, buscaba un lienzo en blanco que se pudiera habitar: el conjunto de un hotel cinco estrellas y un espacio donde el arte fluya, en que el mar, el desierto y la gastronomía en La Playita inspiren para crear grandes obras de arte. De las 70 habitaciones que conforman esta larga estructura blanca, 35 están intervenidas por artistas. Al caminar por los pasillos, sobre los números de habitación, se puede ver algún rastro que dejaron, mientras que en el interior las obras se explayan por las paredes, los techos y hasta el piso.

El Ganzo cuenta con un pool bar con una alberca inifinita que mira al mar de Cortés, su beach club, que es una de las poquísimas playas de la zona en las que se puede nadar, una alberca en la primera planta y el restaurante Ganzo Downstairs. Además de eso hay espacios para sentarse, tomar una copa, y, si en la noche hace frío, se pueden prender fogatas. Diseñado por el despacho HKS junto con Pablo Sánchez Navarro, este lugar te hace sentir como en casa.

***
También te puede interesar:

El imperio del vino mexicano

Tres hoteles irresistibles en México

El Amazonas en crucero cinco estrellas

***

Los artistas son invitados a una residencia, en la que por un periodo de tiempo se dejan inspirar por el lugar. A los artistas plásticos se les propone intervenir los espacios; los músicos que puedan grabar discos en el estudio de grabación; y los chefs, además de usar la cocina y brindar una increíble cena con sabores bajacalifornianos, dejan su platillo en el menú del Downstairs.

Los chefs Maribel Aldaco Silva y David Castro Hussong dirigen la cocina del restaurante Fauna, en Ensenada.

Hace unas semanas estuvieron en residencia los chefs David Castro Hussong y Maribel Aldaco Silva, que dirigen las cocinas del restaurante Fauna, en Ensenada. Ambos tienen tan sólo 27 años, pero ya han recorrido varias cocinas con renombre fuera de México. David, que se encarga desde la selección de platillos hasta la mixología, ha trabajado en Noma, Blue Hill y Eleven Madison Park. Maribel, maestra repostera, en Martín Berasategui, The Nomad Hotel y Quince. Presentaron una cena riquísima en sabores, con salsas de chiles mixes y productos del mar de Cortés que pescaron ese mismo día; variedad y balance en vegetales, proteínas y condimentos, con un cierre espléndido: un mousse de vainilla ligero y fresco.

El Ganzo es un espacio de descanso para el cuerpo, pero un deshinibidor para la creatividad. Las instalaciones y la atención al lujo permiten a uno sentirse como en el paraíso, rodeado de arte, alta cocina y música.

El Ganzo

Tiburón Sin Número, La Playita

San José del Cabo, Los Cabos, Baja California Sur

elganzo.com

Historias relacionadas

El PRI anuncia nueva presidenta

Por Carlos Reyna / Inés Pastor

Mariguana a la mexicana

Por Nacho Lozano
nominados emmy 2018, portada

Estos son los nominados al Emmy 2018

Por Redacción Gatopardo