Rendimiento y accesibilidad: Huawei Mate 8

Pusimos a prueba el Huawei Mate 8 en condiciones de trabajo intensas. Éste fue nuestro veredicto respecto a su calidad y resistencia.

Por Rafael García

Un profesional que utiliza su smartphone como una herramienta de trabajo y, en ocasiones, hasta como oficina portátil, necesita que este gadget tenga un rendimiento más que aceptable. Al elegir smartphone, se vuelve importante que tenga una interfaz limpia y sencilla, que se metan lo menos posible con el sistema operativo y que sus especificaciones sean las óptimas, no necesariamente que sea el más poderoso del mercado, pero sí que tenga un rendimiento digno. Un ejemplo actual que cumple con estos requisitos es el Mate 8 de Huawei.

En el caso de los equipos con sistema operativo Android, prefiero que sea una versión lo más pura posible y con la menor cantidad de aplicaciones inútiles. Y es que el 90% de las veces, los fabricantes de smartphones con este sistema operativo construyen monstruos que se ven afectados por la cantidad abrumadora de software inútil que contienen, pero con candados que no permiten al usuario deshacerse de esto porque así viene de fábrica. No es el caso de Huawei Mate 8 que si bien, incluye muchas aplicaciones propietarias, no se sienten como un estorbo, sino como opciones útiles a las que puedes acostumbrarte.

Datos técnicos

El Mate 8 es un smartphone que podría considerarse de gama alta por sus especificaciones, aunque por su precio se ubica en la gama media/alta. Cuenta con una pantalla Full HD (1920 x 1080 pixeles) de seis pulgadas, protegida por Gorilla Glass 4; una cámara trasera de 16MP con sensor de imagen Sony; y un procesador de ocho núcleos que lo convierte en el primer equipo en hacer uso de la tecnología FinFET de 16 nanómetros (menos consumo de energía, mayor poder de procesamiento).

Mate8_int1

En el modelo NXT-L9, la capacidad de almacenamiento es de 32GB con opción de ranura micro SD, además de 3GB en RAM; mientras que en el modelo NXT-L29 la capacidad es de 64GB y 4GB en RAM, además, posee una impresionante batería de 4000 mAh.

No tiene el mismo poder de procesamiento que otros equipos más nuevos, pero eso no quiere decir que no esté a la par en desempeño. Con 3GB de memoria RAM alcanza para correr la mayoría de las aplicaciones existentes en Google Play y si bien, su pantalla no es una AMOLED, hace un buen trabajo tanto para desplegar video como para su uso en exteriores.

El cuerpo del equipo es una sola pieza metálica con corte diamante que lo hace más delgado que su predecesor. Su diseño destaca por su facilidad de manejo y practicidad: cuenta en la parte trasera con un lector de huellas digitales para poder desbloquear el teléfono de manera inmediata, además de tener los acostumbrados botones de volumen y encendido que son suaves al tacto y tienen otras funciones asignadas.

Experiencia de uso

Aunque el tamaño del teléfono – 157.1 x 80.6 x 7.9 mm– puede ser una desventaja, sobre todo para quienes son de manos pequeñas, la experiencia con el Mate 8 es bastante agradable.

Las aplicaciones de Huawei que incluye el equipo no son del tipo que consume memoria de manera arbitraria, por el contrario, la mayoría son pequeñas apps útiles para el día a día, como la grabadora de audio, el radio FM, la calculadora, la lámpara y hasta la aplicación de cuidado de la salud que lleva un conteo de los pases que das y de tu peso.

Sin embargo, más allá de estas aplicaciones, lo que resalta del Mate 8 son las pequeñas ideas que facilitan la accesibilidad. Por ejemplo:

Puedes hacer una captura de la pantalla con tan solo tocarla dos veces con tus nudillos; puedes tener atajos a algunas de tus aplicaciones favoritas en la pantalla de bloqueo; puedes hacer uso del smart lock de Huawei para desbloquear el teléfono desde un dispositivo Bluetooth como por ejemplo, un smartwatch. Los nudillos son clave, ya que puedes usarlos para más acciones, como enseñarle a tu teléfono gestos táctiles para activar aplicaciones de inmediato (desde la pantalla de password). Si quieres abrir Facebook de inmediato, le puedes enseñar a tu teléfono qué clase de gesto en la pantalla abre esa app, puede ser una V, un círculo u otra figura que se te ocurra.

¿Mencioné que puedes dividir la pantalla? Así es, con un gesto de tus nudillos (tocas la pantalla de un lado y cortas por la mitad hacia el lado opuesto) puedes dividir la pantalla para abrir otra aplicación simultáneamente, aunque no funciona con todas las apps.

También tiene un par de funciones un poco escondidas que son muy útiles. Una de ellas es el “modo a una mano”, donde básicamente todo en la pantalla se simplifica para que no tengas necesidad de usar ambas manos y, la otra función es la de usar la pantalla táctil con guantes; algunos pensarán que es ridículo, pero en invierno es bastante útil.

Una cámara interesante

La cámara del Mate 8 es buena, y aunque no es la mejor del mercado, tiene funciones muy interesantes que vale la pena destacar.

Mate8_int2

La resolución para fotografías más alta es de 4608 x 3456 pixeles (4:3) y 4608 x 2592 (16:9). Cuenta con varios modos inteligentes como Super Night para fotos nocturnas; HDR para situaciones de poca luz; modo profesional para controlar todos los aspectos de la fotografía, light painting; Beauty para los que son fanáticos de la selfie.

Cabe señalar que el estabilizador de imagen hace muy buen trabajo para sacar fotografías fijas, ayuda mucho quien tiene pulso de maraquero y no puede mantener el teléfono fijo por más de dos segundos.

La cámara de video ofrece captura Full HD (1920 x 1080 pixeles) a 30 o 60 cuadros por segundo – aunque ocupen más espacio, recomiendo 60 cuadros por segundo para videos de mayor calidad.

Reproducción multimedia

Gracias a su pantalla de gran tamaño, el Mate 8 es muy cómodo ver videos, películas y fotos. Su bocina ubicada en la parte inferior tiene gran capacidad de sonido así que podrás escuchar lo que ocurre incluso si tienes mucho ruido alrededor.

En lo que respecta a la música, soporta los formatos de audio más populares y si le agregas una tarjeta SD hasta te puedes dar el lujo de llevar contigo audio en formato FLAC que es de mucho mayor calidad que el MP3.

El día a día

Para escribir esta reseña, no sólo pusimos a prueba el Mate 8 en un demandante día a día, sino que lo llevamos a un viaje de trabajo que involucró pasar sesiones prolongadas en exteriores, con conexión eléctrica limitada y con datos encendidos de manera perpetua.

El resultado fue muy satisfactorio.

En un teléfono con una batería de menor capacidad, actividades cotidianas como revisar constantemente las redes sociales, navegar en internet, revisar y contestar correos electrónicos y escuchar música, a las 8 horas de uso ya sería necesario recargar el aparato. En el caso del Huawei Mate 8 no hay necesidad de cargar la batería hasta la noche, literalmente, hasta que te vas a dormir y aun así debe quedar por lo menos un 40% de la carga del teléfono.

Mate8_int3

Durante esta semana en el extranjero, además de toda la rutina anterior, fue necesario tomar foto y video con fines periodísticos, además de reportear a larga distancia. Esto demandó un uso intensivo de internet y cámara, dos elementos que suelen drenar la batería de los teléfonos. Incluso después de un largo día, incluyendo una recepción que se prolongó hasta la medianoche, el teléfono aún tenía suficiente energía para seguir trabajando.

Uno de los factores que más ayudan al Mate 8 es el hecho de contar con una súper batería, pero también, tiene tecnología integrada que evita el consumo indiscriminado de recursos, por lo que constantemente advertirá sobre aplicaciones que no están en uso, pero consumen batería o memoria.

Una compra inteligente

El precio inicial del Mate 8 es de entre 11,000 y 12,000 pesos, lo que no parece tan descabellado debido a su gran rendimiento y capacidad. La caja incluye unos audífonos/manos libres/antena FM y un protector plástico contra golpes.

No todo es perfecto. Por alguna razón, el Wi-Fi no se conecta automáticamente cuando estás en casa u oficina, por lo que debes encender la pantalla y esperar unos segundos para que eso suceda. Por otro lado, cuando volteas el teléfono para ver un video, el audio es tan potente que puede ser desesperante que sólo se escuche de un lado. Pero estos y otros detalles son solo manías descartables.

El veredicto es que con sus añadidos para la accesibilidad, su facilidad de uso y su rendimiento, el Huawei Mate 8 es un excelente smarthphone a un buen precio.

Historias relacionadas

LG SmartThinQ reseña, portada

Tecnología

Vivir en un hogar inteligente

Por Rafael García
taxis voladores uber, portada

Tecnología

A donde vamos, no necesitamos caminos

Por Rafael García
podcasts en spotify, portada

Tecnología

¿Libros en Spotify? Pronto será una realidad

Por Redacción Gatopardo