Tres hoteles irresistibles en México: Los Cabos, Cancún y Guadalajara

Una exclusiva selección de hoteles inolvidables en lugares icónicos e imperdibles de la República Mexicana.

Por María Pellicer / Fotografía Ramiro Chaves / Demetria Guía Jalisco / Cortesía El Ganzo

Existen hoteles inolvidables, elegantísimos o rústicos, grandes o pequeños, pero que por tener una atención al diseño de interiores, muchas veces albergando piezas de arte contemporáneo, se vuelven lugares de ensueño. Aquí cada habitación parece cobrar vida, así como sus cocinas espectaculares donde un plato es tan exquisito como el paisaje que lo rodea.

Nuestra revista hermana Travesías está haciendo un levantamiento sobre cuáles son esos hoteles irresistibles en México. Los que hacen de un hospedaje todo un acontecimiento. El equipo de editores regresó a los clásicos, visitó las nuevas propiedades y fue testigo de cómo la industria turística nacional se mueve tan rápido como el mercado.

Para esta edición, en que Gatopardo presenta su Especial de diseño, presentamos esta colaboración con Travesías. Estos son tres de una exclusiva selección de hoteles, ya sea en el paradisíaco sureste mexicano, o en la Baja California al norte del país, o qué mejor que en el bajío con toda la modernidad del diseño cosmopolita. Todos ellos tienen personalidad. Porque cuando hablamos de hoteles con encanto, hablamos de espacios que tienen voz propia.

Tres hoteles irresistibles en México: Los Cabos, Cancún y Guadalajara, interior 1

1. Nizuc
Blv. Kukulkán km 21.26, Punta Nizuc,
Quintana Roo
nizuc.com

Pocos lugares en esta península pueden presumir la privacidad y elegancia de un hotel exclusivo con el alcance de un resort. Nizuc tiene esa mezcla que lo convierte en algo único.

Llaman la atención la arquitectura, moderna y discreta, y los lujosos interiores que impresionan a los visitantes. El espacio es ideal para quienes buscan silencio, tranquilidad y relajación (los niños, a pesar de que el hotel cuenta con albercas y una playa familiar, pueden llegar a sentirse aburridos después de unos días); el resort y los restaurantes se caracterizan por ser serios y formales.

Otra maravilla de Nizuc: el spa. Es una auténtica puerta a la salud, inspirado en la medicina natural maya e ingredientes de la región, con masajistas que harán que los visitantes recobren toda la energía perdida. Definitivamente, Nizuc es el lugar para los que buscan un espacio más íntimo y tranquilo cerca de Cancún.

¿Por qué nos gusta?
* El penthouse, con hermosas vistas del mar y la vegetación, una amplísima terraza con alberca y ducha exterior.
* La playa o las albercas. Una de ellas es exclusiva para adultos.
* Ramona —uno de los seis restaurantes—, a cargo del chef Bladimir García, ofrece platillos mexicanos reinterpretados.
* En el Bar A-Kan tienen un festival mexicano, es decir, cinco variaciones de una clásica margarita. Hay que probar al menos una.
* Actividades para todos los gustos: desde una clase para preparar sushi hasta un torcedor de puros, pasando por una clínica de tenis, yoga, paddle board y kayak.
* Probar el spa, el primero en México que puede presumir los productos de ESPA.

Tres hoteles irresistibles en México: Los Cabos, Cancún y Guadalajara, interior 2

2. El Ganzo
Blv. Tiburón s/n, La Playita, San José del Cabo, Baja California Sur
elganzo.com

Original, diferente, atípico… son las palabras que vienen a la cabeza cuando uno piensa en El Ganzo. Sí, se encuentra en uno de los destinos más turísticos del país, pero no se parece a ningún otro hotel de la zona. Es relajado, muy creativo, joven y moderno, pero rústico al mismo tiempo, por lo que llegó a darle al destino algo que definitivamente no tenía. Después del paso del huracán Odile estuvo cerrado un año entero, pero ya reabrió sus puertas, y vienen renovados y listos para seguir innovando.

Además de las habitaciones, tiene una terraza con magníficas vistas y una alberca infinity, ideal para tomar el sol y beber un trago. Organizan varias actividades con artistas —tienen un estudio de grabación en el sótano, algo que nadie más puede presumir— y durante los próximos años se desarrollará todo un complejo comercial y de vivienda en la marina, lo que, estamos seguros, le dará mucha vida al espacio.

¿Por qué nos gusta?
* La suite 300 mide alrededor de 250 metros cuadrados: tiene dos cuartos, un gimnasio, sala de televisión, mesa de ping-pong y terraza con plunge pool. Aquí se organizan fiestas muy divertidas.
* El club de playa es el espacio para nadar del destino. Se pueden realizar todo tipo de actividades, desde sup yoga hasta remar en kayak.
* Todo lo que veas en los muros que no sea blanco son obras de los artistas en residencia. Es un museo vivo.
* Imprescindible apuntarse en el rooftop a un concierto de alguno de los artistas que viven en el hotel.

Tres hoteles irresistibles en México: Los Cabos, Cancún y Guadalajara, interior 3

3. Demetria
Av. La Paz 2210, Lafayette,
Guadalajara, Jalisco
hoteldemetria.com

¿Es un hotel o un espacio de diseño? ¿Quién vive aquí, un coleccionista de antigüedades o uno de arte? Demetria no es el típico hotel; de hecho, una buena manera de describirlo es decir que es atípico. Sus 38 habitaciones se encuentran alojadas en una moderna torre de 14 pisos diseñada por el arquitecto Iván Cordero, artífice de este proyecto, con el cual puso a Guadalajara en el mapa del diseño.

Concreto, vidrio y acero —elementos de la nueva construcción— conviven sin problema con su afamada vecina, la Casa Quiñones (pieza clave del modernismo tapatío) del arquitecto Pedro Castellanos. Y es que hay algo en Demetria que consigue lo que pocos han sabido hacer: integrar lo antiguo con lo moderno. Por eso, cada año, cuando organizan la feria de antigüedades, los muebles y las obras de arte se integran naturalmente con los espacios del hotel. En las habitaciones, de diseño moderno y sobrio, los huéspedes pueden disfrutar las espectaculares vistas de la ciudad, aunque sin duda lo mejor es la terraza, desde donde Guadalajara se ve más cool que nunca.

¿Por qué nos gusta?
* Suite Demetria, con nada despreciables 320 metros cuadrados en dos plantas. Tiene, además, una amplísima terraza con jacuzzi.
* El Sky Bar, por sus vistas, la alberca y las terrazas. Es el lugar ideal para organizar eventos o tomar un trago.
* Hay que pedir las flautas de tinga de pato con salsa de chile morita, queso, crema y aguacate, servidas en salsa de frijol y chichilo negro.
*La arquitectura y el diseño original: ellos lo llaman art déco contemporáneo.
* Hay que ver las piezas de arte de la colección y hacer una escala en la tienda de arte popular.

Historias relacionadas

Viñedos en Eslovenia - portada

Viajes

Un paraíso en Eslovenia

Por Lisa Fournier
el gran acuifero maya, portada

Viajes

Descubrimiento del Gran Acuífero Maya

Por Claudia Itzkowich
escapada san miguel de allende, portada

Viajes

Fin de semana en San Miguel de Allende

Por Sección Patrocinada