Los 22 autos más famosos de la TV y el cine
Un recuento de los autos más icónicos en la cultura pop que han marcado a generaciones.
noviembre 2, 2018

El automóvil, creado en 1885 y patentado un año después, se convirtió en uno de los símbolos del progreso del siglo xx, como lo fue el ferrocarril en el siglo anterior. Revolucionó no sólo al mundo sino a su cultura y desde entonces aparece en películas, cómics, series y canciones. Aquí una revisión de los últimos años en la cultura pop, desde el hipotético pasado de Los Picapiedra, una distopía como la de Blade Runner, o un futuro muy singular en los Los Supersónicos. Todos ellos han quedado en la memoria, como el Batimóvil y el DeLorean, convertidos, para muchos, en objetos del deseo. ¡Quién no desearía viajar en el tiempo dentro de un auto!

Los Picapiedra

Sin caballos de fuerza pero como un gran ejercicio aeróbico de los habitantes de Piedradura, los autos de esta caricatura tenían todas las comodidades de un auto del siglo xx. Hecho de madera, piedra y pieles, pero en versiones deportivas y hasta familiares, eran grandes acompañantes para ir al trabajo, al piedra-cinema o a un restaurante a comer costillas de brontosaurio.

El Gran Gatsby

cultura pop, int9

Rolls Royce Amarillo 1921

Para F. Scott Fitzgerald, autor del Gran Gatsby, los autos aparecían en sus historias como elementos que podían complicar o resolver una trama. Este Rolls Royce modelo Duesenberg J, creado en 1921, definió bien la personalidad de Jay Gatsby que no logró “encajar” con la alta sociedad. Este singular auto aparece en las dos versiones cinematográficas, la primera de 1974 protagonizada por Robert Redford y Mia Farrow, y la más reciente dirigida por Baz Luhrmann y protagonizada por Leonardo DiCaprio y Carey Mulligan.

Vaselina

cultura pop, int8

“Grease Lightning” Ford Deluxe 1948

Automático, sistemático, e hidromático, este auto modificado por los ya no tan jóvenes T-Birds de chamarra de cuero y mezclilla, liderados por John Travolta, se convirtió en un número musical inolvidable que este año cumple 40 años. El auto, antes una carcacha, se transforma al final de la película en un auto digno de carreras  y posteriormente en un auto volador donde la pareja protagonista se aleja cantando de sus años de preparatoria.

Elvis Presley

Cadillac Rosa 1955

En 1955, Elvis Presley, el Rey del rock, compró un Cadillac Rosa que actualmente se mantiene en Graceland —la mansión que habitó hasta el día de su muerte— como un homenaje a Presley. Durante los años cincuenta, tener un Cadillac era sinónimo de éxito, y un Cadillac fue lo primero que Elvis Presley consiguió tras revolucionar la música. Siguiendo la moda de los colores pastel, manejó este auto durante los primeros años de su carrera hasta que fue destruido en un accidente y posteriormente cambiado por otros “Caddies”.

Harry Potter

Ford Anglia 1960

El Ford Anglia volador que manejó Harry Potter junto con Ron Weasley para no perder su primer día de clases en Hogwarts, fue fabricado exclusivamente para el mercado británico desde 1939 hasta 1967. Pero el coche de los Weasley era especial, además de volar, podía volverse invisible o crecer para que seis u ocho personas —con lechuzas y ratas— pudieran entrar cómodamente. Este auto hechizado aparece en diversos episodios de la franquicia y en los libros escritos por J. K. Rowling.

James Bond

cultura pop, int7

Aston Martin 1964

La relación de esta franquicia inglesa —que tiene más de 50 años y más de siete actores que han interpretado al sofisticado 007— ha durado once películas. Desde la película Goldfinger de 1964, el nombre Martin, Aston Martin, tiene algo de Bond.

Batman

“Batimovil” Lincoln Futura 1955

Este cómic de 1939 estrenó en 1966 una versión televisiva protagonizada por Adam West, donde la franquicia de Batman tomó un tono más a gogó. Esta serie que llevó al hombre murciélago a la popularidad internacional tenía un magnífico auto, el modelo Lincoln Futura de 1955, que tiene múltiples características como protectores contra tiburones, asientos que vuelan, luces especiales y hasta jets de propulsión.  

Janis Joplin

Porsche 356  1964

Antes de morir, Janis Joplin le escribió una canción a dios, para que le comprara un Mercedes-Benz; pero la realidad es que se encontraba muy feliz con el Porsche 356 que compró en 1968 y que intervino su amigo, el pintor Dave Richards, con un mural titulado “La historia del Universo”, pintado por toda la carrocería. El Porsche, antes color blanco, con el que Joplin viajaba de San Francisco a Los Ángeles se convirtió en un símbolo de la década y de la contracultura hippie.

Scooby Doo

“Mystery Machine” Ford Econoline 1964

No, no era la Volkswagen Kombi que usaban los surfistas californianos; el auto de la serie animada Scooby Doo —creada en 1969— estaba inspirado en una Ford Econoline de 1964, que transportaba a un grupo de adolescentes y a su hambriento perro, y que los llevó por muchos años a resolver infinidad de misterios que acababan —casi siempre— desenmascarando a algún rufián. Los productores de la caricatura les dieron a estos cinco personajes una camioneta con letras psicodélicas, para una generación que creció en la época del flower-power.

Herbie

cultura pop, int6

Volkswagen Beetle 

Basado en un cuento de 1961 escrito por Gordon Buford, este auto fue conocido por muchos como Cupido Motorizado. Pintado de rojo, blanco y azul, con el número 53 en el cofre, tenía conciencia de sí mismo y era veloz como un Porsche (porque tenía el motor de uno). Este escarabajo amigable fue un serio contendiente en cualquier carrera y protagonizó seis películas y una serie. Este auto popularmente conocido como vocho, fue también un auto icónico para la Ciudad de México, pues durante muchos años la mayoría de los taxis eran sólo de este modelo, aunque no tan amigables como Herbie.

Meteoro

cultura pop, int5

“Mach 5”

Este anime basado en un manga homónimo de Tatsuo Yoshida se convirtió en la caricatura que muchos veían los sábados por la mañana durante los años setenta. Este auto blanco llamado Mach 5 tenía la capacidad de cambiar y sacar diversos artilugios al oprimir una serie de botones que iban de la A a la G. El auto era increíblemente veloz pero tenía competencia. En 2008 una película live-action filmada por las hermanas Wachowski, protagonizada por Emile Hirsch y Christina Ricci, pretendió hacer un homenaje a esta serie.

Mad Max

Ford Falcon 1973

En esta serie de películas postapocalípticas recreadas en un desierto, llama la atención uno de sus vehículos: el auto de Max Rockatansky, un Ford Falcon de 1973. Este futurista conocido como Pursuit Special, aparece en las películas siguientes de la franquicia, la de 1982 y 2015.

Volver al Futuro

cultura pop, int4

DeLorean

“Si hay que viajar en el tiempo que sea con clase”, dijo el Doc a Marty McFly, un joven Michael J. Fox, en esta película de 1985 dirigida por Robert Zemeckis.  Este auto con puertas de ala de gaviota y carrocería de acero inoxidable —sin pintura— se convirtió en una leyenda que aún ahora emociona a los amantes de los ochenta y los
coleccionistas de autos buscan obtener.

El auto Increíble

Pontiac Trans AM 1982

El auto increíble era autosuficiente, de color negro y dotado de inteligencia artificial, e hizo a muchos querer un auto capaz de resolver cualquier tipo de conflicto y, al mismo tiempo, que tuviera la capacidad de llevarlos de manera rápida a cualquier parte. Indestructible por estar revestido con un material molecular, fue modificado a lo largo de la serie para que obtuviera capacidades más aerodinámicas que permitían incrementar su velocidad.

Ghostbusters

cultura pop, int3

“Ecto 1” Cadillac 1969

Los Cazafantasmas necesitaban de un auto especial, que no pasara desapercibido y al mismo tiempo fuera útil para transportar la tecnología necesaria para capturar fantasmas. El modelo elegido para la película fue una ambulancia construida por Cadillac en 1959 y en el reciente remake de 2016 se usó un Cadillac de 1984, al año en que se estrenó la primera versión de la cinta.

 

Los Simpsons

 

Plymouth Junkerolla 1986

Esta familia amarilla de ojos saltones ha acompañado la historia de televisión por casi 30 años. Sin embargo, desde el primer episodio en 1989, Homero Simpson sigue manejando el mismo auto. A pesar de que la familia tiene dos, el más reconocido es un sedan rosa cuyo volante ha pasado por las manos de toda la familia. Recientemente se supo por los creadores que el auto es un Plymouth Junkerolla. Plymouth fue una de las empresas automotrices más importantes de Estados Unidos. Hoy pertenece a Chrysler y General Motors.

Thelma y Louise

cultura pop, int2

Ford Thunderbird 1966

El Thunderbird, diseñado por Ford, siempre fue considerado un auto completamente americano y masculino. Thelma y Louise, interpretadas por Geena Davis y Susan Sarandon, convirtieron a este auto en un símbolo de la liberación femenina. Una ama de casa y una camarera que huyen de un marido golpeador, de un abusador, un ladrón y, finalmente, de la fuerza policial. Pero ambas y su auto serán dueños de su propio destino que se encuentra al borde de un precipicio.

La Estafa Maestra

Mini Cooper 2003

Cuenta la leyenda que esta película fue un gran anuncio comercial de Mini Cooper; lo cierto es que los coloridos autos compactos que recorren Los Ángeles —y en Londres en su versión de 1969— con un enorme botín, tuvieron grandes ventas durante sus respectivos estrenos. Para la versión más reciente se usaron 32  autos para poder hacer todos los stunts visibles en la película protagonizada por Mark Wahlberg y Charlize Theron. Este auto
inglés también lo manejó Mr. Bean durante la serie que lo catapultó a la fama internacional, en una versión amarilla de 1977.

 

Kill Bill 1

“Pussy Wagon” Chevrolet Silverado

Cuando la novia interpretada por Uma Thurman despierta de un largo coma, toma la camioneta de uno de sus últimos victimarios para cobrar venganza de quienes la traicionaron. Esta camioneta amarilla, y con letras rosas que dicen “Pussy Wagon” pasó a ser parte de la colección privada del director Quentin Tarantino, tras terminar la película de 2003. En 2010 la prestó para que Lady Gaga y Beyoncé grabaron el video musical Telephone.

Cars

Rayo McQueen” Chevrolet Corvette C6

Esta película de 2006 no es precisamente la franquicia más afortunada de Pixar, pero fue hecha porque John Lasseter —fundador de los estudios de animación— tiene una afición por los automóviles. El diseño de Rayo McQueen, ese auto rojo a veces nada simpático, está inspirado en múltiples autos americanos, pero sobre todo en el veloz Chevrolet Corvette C6.

Blade Runner 2042

Spinner

En un futuro que ya no se siente tan lejano, este auto volador llamado Spinner es un vehículo exclusivamente policiaco y de las clases altas; aparece también en la película de 1982. El vehículo fue diseñado por Syd Mead y ha sido homenajeado en películas como Star Wars: La amenaza fantasma de 1999 y en El quinto elemento de 1997. El auto se mueve gracias a un jet de propulsión, que lo ayuda a ser manejado como un auto normal o que puede moverse de manera vertical.

Los Supersónicos

cultura pop, int1

La serie animada que inició sus transmisiones en 1962, imaginó el mundo del nuevo milenio que se avecinaba y se inspiró en ideas futuristas como enormes mansiones controladas a distancia, robots que se encargarían de las tareas domésticas y, sin duda, autos que volaban esquivando cualquier avistamiento de tránsito. Un sueño para cualquiera y una referencia para muchos de cómo sería el futuro que no ha llegado; sin embargo aún hay tiempo, la serie está ubicada temporalmente en el año 2062.

* * *
Más en Gatopardo: 

Fuimos modernos

Gatopardo Recomienda

Ver Más