2020. El futuro es mañana
Los autos eléctricos que llegarán en el año 2020
noviembre 12, 2018

La industria automotriz corre en dirección hacia la propulsión eléctrica. La tecnología que ha salido recientemente, ha alcanzado niveles que hace cuatro años parecían imposibles, como lograr que un motor eléctrico alcance 300 km/h o que la batería no aumente el peso del coche miles de kilos más. Asimismo, algunos de los países con más impacto en la industria como China, la Unión Europea y Estados Unidos, han impuesto un límite de emisiones de dióxido de carbono que, a partir de 2020, no puede superar 95 g/km. México, el séptimo país con mayor producción de autos en el mundo, está a punto de comenzar la fase piloto del mercado de carbono, que limitará la producción de dióxido de CO2 proveniente de industrias de acero, aviación, cemento, energía, química y transporte, lo cual también le da una entrada importante a estas alternativas en la industria automotriz.

Todo ello se suma al contexto mexicano que registró durante los primeros siete meses de 2018 un superávit de más de 45 millones de dólares en la balanza comercial (la diferencia de los totales de exportación e importación en el país) y un déficit en el saldo de productos petroleros que obtuvo 25% menos que el año anterior, lo cual se traduce —entre otras cosas— en gasolina mucho más cara.

La realidad es que el futuro de la industria automotriz, sector importantísimo en el país, no estará en los coches de combustión sino en las llamadas energías limpias, autos híbridos y eléctricos. Prácticamente todas las marcas tienen planes de sacar autos que no sean de combustión interna en los próximos años, e incluso se pueden encontrar algunas que ya lo hacen. Dadas las implicaciones políticas que tiene el año 2020 en el sector con las reformas que aplicarán los gobiernos, las marcas han puesto un énfasis especial en que sus desarrollos salgan ese año, lo cual, sin lugar a dudas, tendrá un impacto en el mercado.

Uno de los anuncios más impactantes fue el de Maserati. La primera vez que la casa italiana mencionó algo sobre los autos eléctricos fue en 2014, pero dejó un espacio a la imaginación en lo que ajustaban los detalles más finos. Fue a mediados de 2018 que levantaron el telón y mostraron el futuro de uno de los fabricantes de autos más consentidos de la industria. Se llama Maserati Alfier y posee todo lo que un deportivo de lujo debe tener: aceleración de 0 a 100 km/h en dos segundos (más rápido que dos de los modelos de Tesla, que siempre se habían destacado por llevar la ventaja) y puede alcanzar una velocidad de hasta de 300 km/h, lo que lo coloca como uno de los autos más veloces del segmento.

Además, Maserati prometió que sus futuros autos eléctricos tendrán chasis de tres motores (que son los tres ejes que reciben la fuerza y hace que el auto comience a moverse), torque vectorial con tracción total (que es la cantidad de fuerza de aceleración que reciben los ejes) y batería con 800 voltios, lo cual equivale más o menos a 300 kilómetros de camino a 100 km/h sin que se acabe la batería. Habrá versiones coupé y algún día —aún no anuncian cuándo— llegará al mercado una versión descapotable. Además, contará con nivel 3 de conducción
autónoma, lo cual significa que el conductor sólo tendrá que intervenir en casos de emergencia, pero que se puede apagar en caso de que la persona desee llevar todo el control del auto.

La clásica italiana aún no publica mucha más información de este modelo, pero lo que sí se sabe es que la carrocería es despampanante, como lo son siempre estos autos, con su largo capote que se inclina hacia abajo en la punta y hacia la parrilla abierta, y los faros que parecen ojos de sigilo; con el techo que dura hasta que el auto termina y rompe en un ángulo afilado, para encontrarse con la clásica y elegante tipografía que dice “Maserati”. Un auto de lujo con tecnología nunca antes vista.

autos eléctricos, int7

º º º

BMW fue una de las primeras marcas que introdujo autos eléctricos e híbridos en México, como por ejemplo la SUV ix3 completamente eléctrica que llegó al mercado mexicano en el 2014 y el deportivo i8, un híbrido que sorprendió a todos los que pensaban que la electrificación no era cool. Para el 2020, la gran marca alemana le dará la bienvenida a un nuevo sedán de súper lujo. La realidad es que al verlo se detiene el tiempo. Seguimos en un momento de la historia en el que la iluminación de los autos (como las líneas de luz que recorren una puerta, o el costado de alguna carrocería de curvas muy sutiles, por ejemplo) traen a la mente la idea del futuro, de la tecnología de punta que quizá ni siquiera sabemos qué significa del todo. Eso se siente con el nuevo i4 de BMW. Es un auto que se ve feroz y que impone con tan solo verlo.

Este modelo contará con autonomía homologada de entre 550 y 700 kilómetros, y eso es prácticamente toda la información que se tiene al respecto. Sin embargo, este modelo surgió del iVision Dynamics Concept que se presentó el año pasado en el Auto Show de Frankfurt, la contundente manera de BMW de enseñarle al mundo cómo iban a abordar el tema de la electrificación. El i4 está diseñado en una plataforma modular que también le dará vida a futuros autos eléctricos de la marca.

Porsche es otro de los grandes de lujo que están entrando a la electrificación. Esta marca comenzó con el desarrollo del proyecto Mission E hace varios años, pero fue a mediados de 2018 cuando declaró abiertamente sobre su primer auto completamente eléctrico que llegaría a los mercados. Se trata del Taycan, un pequeño auto, inconfundiblemente Porsche, con sus salpicaderas levantadas desde los faros, en sintonía perfecta con el neumático que rodea y su techo curvo y bajo.

autos eléctricos, int5

El diseño de este auto está pensado específicamente para mantener el máximo rendimiento por largos periodos de tiempo. Tiene dos motores síncronos de excitación permanente (para propulsar el eje trasero y el delantero, respectivamente) desarrollado como inspiración de los que tiene el 919 Hybrid, que ganó el Le Mans. Estos aceleran el vehículo y además, recuperan la energía con el frenado. En conjunto consiguen que el auto llegue de 0 a 100 km/h en menos de 3.5 segundos y a 200 km/h en 12.

Los Motores síncronos de Excitación Permanente (PSM) son el equivalente al sistema turbo de los autos de combustión interna, que convierten la energía en propulsión de forma muy eficiente, con uniformidad (no se pierde en movimiento) y prolongado rendimiento. Además, este sistema genera relativamente poco calor, que por mucho tiempo fue uno de los obstáculos para comercializar este tipo de tecnología, porque necesitaban largas pausas de refrigeración.

Otra de las gracias de este auto es el diseño de un sistema de carga veloz, que es uno de los temas más relevantes en este tipo de autos, pues normalmente se necesita cerca de una hora para conseguir la carga completa que, dependiendo el coche, determinará la cantidad de kilómetros que durará. La batería con la que cuenta, de iones de litio, está hecha de tal forma que soporta por 500 kilómetros con una única carga (suponiendo que no son recorridos a los 200 km/h que el coche alcanza) y para la siguiente carga, con quince minutos basta para poder recorrer otros 400 kilómetros. Además diseñaron una estación de carga para la casa que consta de una bobina de inducción instalada en el suelo, que transfiere la energía a su pieza opuesta en los bajos del coche sin necesidad de usar cables.

autos eléctricos, int4

º º º

A pesar de que prácticamente todas las marcas de autos están a punto —si no es que ya empezaron de electrificar sus autos, Volvo es la única que decidió hacer una conversión completa. Mientras el resto de las marcas decidieron que sus modelos de combustión interna se mantendrían en el catálogo, la firma sueca decidió que a partir de 2019 todos sus vehículos nuevos tendrán motor eléctrico o híbrido, lo cual la convierte en la primera automotriz en renunciar a las viejas tradiciones.

Su proyecto de electrificación se llama Drive-E, y aunque hasta ahora sólo cuenta con opciones híbridas, Volvo anunció que su primer auto completamente eléctrico está en camino. A principios de este año, Henrik Green, jefe de investigación y desarrollo de la marca, dijo que será una versión de producción del Volvo 40.2 Concept y, por lo tanto, también estará diseñado a partir de Arquitectura Modular Compacta (CMA, por sus siglas en inglés). Este auto es un sedán de lujo, que converge el estilo clásico de la marca sueca —pero con una perspectiva mucho más moderna— con ángulos afilados, faros de alógeno que forman una T horizontal (definida por la marca como las luces “Martillo de Thor”) y el maletero que surge de la línea ágil del techo de la cabina.

Este auto tendrá 500 km de autonomía con una sola carga y será un diseño de baterías modulares, es decir, que no toda la energía estará guardada en un solo paquete sino en varios, con lo que ofrecerá un rango de potencia a los clientes. Además, otra de las innovaciones que está haciendo la marca en aras del medio ambiente es la implementación de un sistema llamado CleanZone, que analiza el aire que entra en el vehículo y si detecta contaminantes cierra la admisión de aire, lo cual se suma a un filtro de carbono activo que limpia el aire tanto de gases nocivos como de malos olores.

Mercedes-Benz, por otro lado, anunció que iba a tener una submarca eléctrica en el Motor Show de París de 2016, llamada EQ (Inteligencia Eléctrica. Pero no fue hasta el 2018, en Estocolmo, cuando se anunciaron los autos que integrarán esta categoría. El 2020 promete tener diez modelos, pero por ahora sólo se ha hablado del EQ C Crossover.

autos eléctricos, int3

Un crossover es la mezcla de una SUV —que en español se traduce como vehículo utilitario deportivo y son pensados como automóviles todoterreno—con un sedán: combina las variables características de un todoterreno con las características básicas de un automóvil, manteniendo un aspecto más cercano al de la camioneta pequeña, con suspensión trasera independiente y menor gasto de combustible, o en este caso, de energía. En el exterior, lo que domina es la iluminación. Los faros led están unidos por una barra de luz delgada que recorre el borde de adelante del auto, por debajo del cofre. La estrella de tres puntas de Mercedes-Benz colocada al centro de la parrilla negra también se ilumina. En la parte de atrás pasa lo mismo con las luces, que se conectan por otra línea lumínica.

La arquitectura modular que guarda la batería es clave en este auto, pues está hecha de una celda de seguridad protegida contra choques, lo que permite que el auto tenga un periodo de vida mayor. La batería está colocada en todo el piso del chasís, y el sistema de administración de la batería está debajo del asiento de atrás y se tarda entre siete y ocho horas en recargar la batería desde 10% hasta la carga completa, aunque con un cargador rápido de corriente continua se puede lograr 80% en 40 minutos. La batería cargada en su totalidad puede recorrer hasta 450 kilómetros.

La EQ C tiene dos motores eléctricos asíncronos, uno para impulsar cada eje, lo cual hace que el auto se vuelva 4×4 y permite que el sistema tenga una salida neta de 402 caballos de fuerza y un torque de 564 libras-pie (uno de los coches más rápidos del mundo, el Rimac Concept Two, que alcanza hasta los 415 km/h, tiene un torque de 1 696 lb-pie), todo ello hace que este crossover llegue de 0 a 100 km/h en 5.1 segundos. Además tiene una capacidad de remolque de 1 800 kilogramos.

De entre todas las marcas, la pionera en eléctricos es Tesla. Elon Musk fue el primero en atreverse a pensar en una movilidad diferente, en autos que parecieran más una computadora con ruedas. Para el 2020 se contempla el lanzamiento del Model Y, el cuarto modelo de la marca, y la segunda SUV, aunque ahora será compacta, un crossover.

Aún no se han anunciado muchos de los detalles de esta nueva producción de Tesla, pero dado que es un intermedio entre el Model X y el Model 3, se prevee que tenga entre 350 y 500 km de autonomía, que mantenga las puertas halcón (icónicas puertas de los lamborghinis que se abren hacia arriba) y que logre una aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 3 segundos.

autos eléctricos, int2

º º º

Estas marcas son las más llamativas en muchos sentidos, pero la realidad es que no cualquiera puede adquirir uno de estos coches; casi todos rondan el millón en precio, algunos lo superan por bastante. Sin embargo, hay opciones más accesibles y además casi todos los gobiernos tienen iniciativas que impulsan el uso de estos automóviles. En México se aprobó un incentivo fiscal para quienes tengan autos eléctricos e híbridos, que se traduce en un monto de deducción diaria de 285 pesos. Además, no se paga tenencia, IVA, ni el Impuesto Sobre Automóviles Nuevos (ISAN). También hay iniciativas de empresas privadas y públicas, como por ejemplo, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que da descuentos a hogares que utilizan autos eléctricos, o las marcas de sistemas de pago de peaje (Televía, Pase, IAVE) también dan un descuento, algunas hasta de 50% a vehículos de este tipo.

La propuesta de Volkswagen en tema eléctrico está mucho más aterrizada en beneficiar a los bolsillos, pero con la más alta tecnología. En 2020 saldrá el modelo I.D, que en sus palabras, “el vehículo es tan revolucionario como lo fue el Beetle (en México mejor conocido como vocho) hace siete décadas antes de convertirse en el coche más vendido del siglo a nivel mundial”. Este auto tendrá la capacidad de recorrer de 400 a 600 kilómetros con una sola carga, y tendrá precios similares a los de un Golf bien equipado, además de que Volkswagen está trabajando por ofrecer, cinco años adelante, este modelo completamente autónomo. Por fuera, el diseño se asemeja mucho al del Golf, con el maletero integrado a la cabina (a lo cual se le llama hatchback), aunque con un toque mucho más minimalista: en el modelo del auto concepto se puede ver el techo completamente de vidrio. Como parte de la electrificación de la marca alemana, se planea que después del I.D lleguen al mercado un crossover, un sedán y una combi.

autos eléctricos, int1

La marca española que ha conquistado el mercado mexicano también llegará con propuestas ecológicas. Para 2020, Seat asimismo sacará un auto eléctrico con un tamaño similar al del León, aunque con espacio mucho mayor por las bondades de la plataforma eléctrica, y se llamará Seat Born (que se le nombró así en honor al barrio de Barcelona y no por su significado en inglés, lo cual rompería con la linda tradición de nombrar los modelos de esta marca con diferentes ciudades españolas).

El Born contará con 500 kilómetros para andar sin carga y además tendrá un nivel 2 de autonomía, lo cual significa que es capaz de conducir sólo en una autopista que esté bien señalizada y con las líneas del pavimento bien indicadas. No se conoce mucho más de este automóvil todavía, pero el presidente de la marca, Luca de Meo, ha asegurado que éste será el inicio de una gran tradición de autos eléctricos.

En el sector de autos que no son de lujo, Nissan ha llevado la ventaja en el proceso de electrificación, sobre todo en México, donde se atrevió a sacar el Nissan Leaf aún cuando no había la tecnología. La tecnología de este auto fue una de las más esperadas en los últimos años, y también de las más vendidas desde su presentación en 2010. Su versión actualizada ofrece una autonomía de 240 kilómetros y el motor eléctrico tiene 147 caballos de fuerza y 236 lb-pie. Para el año 2020, se ha hablado de sacar una versión con una batería con mayor capacidad (60kWh versus 40, de la versión anterior), que aumentaría su autonomía a 500 kilómetros.

La electrificación es un tema latente, con cambios y anuncios constantes y que también deja algunas interrogantes, como realmente qué tan ecológico es y qué tan listo está el mundo para el desecho de cientos de miles de baterías de litio. Sin embargo, en lo que no cabe duda, es en que las marcas más fuertes de todos los segmentos se están preparando para el cambio y también los gobiernos.

 

* * *

Fórmula… ¿qué?

La evolución de las especies: Tesla motors

Gatopardo Recomienda

Ver Más