Los retos de la Fórmula 1
La F1 se ha presentado en tres distintas épocas: del 63 al 70, del 86 al 92, y de 2005 a la fecha.
noviembre 9, 2018

F1 es la categoría del automovilismo deportivo internacional más prestigiosa y avanzada en el mundo. Su origen se remite a 1950 cuando celebró su primera temporada en el circuito de Silverstone, Reino Unido, y fue ganado por el italiano Giuseppe Farina. En el caso de México, el serial se ha presentado en tres distintas épocas, primero de 1963 a 1970, luego de 1986 a 1992, y finalmente de 2015 a la fecha. 

la F1, int5

Una multitud felicita a Giuseppe Nino Farina, ganador del Grand Prix Británico, el 13 de mayo de 1950.

Durante mucho tiempo la F1 ha intentado que sus equipos participen en igualdad de condiciones, sin embargo la misión ha sido bastante compleja, pues la diferencia entre los presupuestos de los equipos en ocasiones resulta abismal. El presupuesto anual proviene de derechos de televisión, patrocinios, entradas y los que “compran” un asiento. Uno de los casos más sonados es la butaca de 30 millones de dólares que pagó el magnate canadiense Lawrence Stroll hace un par de años, para comprarle un sitio a su hijo Lance en el equipo Williams. Otro factor es la forma en la que se distribuyen los ingresos; los equipos que mejor terminan en la tabla general son los que más dinero reciben al año siguiente. Y el que menos recibe, desde luego, es el peor equipo en el puntaje. Para entender la clasificación de los equipos, éstos consiguen puntos cada carrera dependiendo de la posición en la que terminan los dos pilotos de cada escudería, como las de Vettel y Räikönnen en Ferrari o Hamilton y Bottas en Mercedes. 

La F1 y el negocio van de la mano. La exclusividad que resulta de anunciarse en un equipo es sumamente tentadora, pero sólo apta para las grandes empresas. Las tendencias también han cambiado; a diferencia de hace algunas décadas, hoy no vemos más anuncios de marcas de cigarros, los cuales, antes de ser vetados del deporte como sponsors, tomaron mucha fuerza y gastaron millones de euros en publicidad que veíamos cada fin de semana de carrera del Gran Premio de la F1, dando paso así a números de inversión totalmente desconocidos hasta 2007. Hoy las cifras que mueve la F1 son estratosféricas.

la F1, int4

Louis Hamilton en la Fórmula 1 en México.

 

***

A pesar del gran dominio del equipo Mercedes en los últimos años (4 títulos consecutivos: 2014 a 2017), Ferrari sigue siendo el gran favorito de la mayoría de los fanáticos a lo largo y ancho del planeta. Para 2018, estas dos escuderías recibieron las mayores cantidades para, entre otras cosas, desarrollar autos. En el caso de los alemanes, fueron 450 millones de euros. Los italianos de Ferrari se quedaron cortos por 20 millones, si los comparamos con Mercedes. 

Un escalón por debajo se encuentra el equipo Red Bull. Los de la bebida energética recibieron 350 millones de euros. En el caso de McLaren, Sauber, Renault, Williams y Toro Rosso, los presupuestos oscilaron entre los 250 millones y los 125. Al fondo de la tabla encontramos a Haas y a Force India, ambos con un cheque por 110 millones de euros. Aunque Force India —con Sergio Checo Pérez y Esteban Ocon, pilotos titulares— terminó el 2017 como el cuarto mejor equipo del mundial, sólo por debajo de los tres grandes: Mercedes, Ferrari y Red Bull. 

la F1, int3

El alemán Sebastian Vettel manejando el SF71H en la Scuderia Ferrari, durante la última práctica del Gran Premio de Rusia en Sochi, en septiembre de 2018.

A pesar de los grandes esfuerzos que se hacen año con año por medio de cambios en la reglamentación técnica —mejor aerodinámica, estética más atractiva, motores más poderosos—, la historia de la época híbrida (de 2014 a la fecha) en la Fórmula 1 está en ciernes. Más allá de algunos duelos en las pistas, casi siempre luego del Gran Premio de Austria, ya se pueden suponer los grandes favoritos del año antes de que se dé la primera vuelta. La Fédération Internacionale de l’Automobile (fia), que rige el automovilismo a nivel mundial, tiene claro que la desigualdad en presupuestos es uno de los puntos más delicados y que necesitan más atención dentro de la categoría más importante del automovilismo deportivo. Por lo anterior, ya hay cambios técnicos que buscan un mejor equilibrio entre los equipos para 2019. 

Una de las principales modificaciones se centra en el tema de la aerodinámica, donde se van a simplificar los alerones traseros y delanteros. Esa imagen de aletas y branquias que de repente encontramos en muchos autos de 2018 mutará hacia elementos más sencillos y planos. De hecho, los autos nos ofrecerán un involuntario estilo retro gracias a esta nueva regla. Otro cambio importante tiene que ver con la cantidad de combustible: para 2019, los autos podrán llevar 110 kilogramos de combustible, 10 más de lo que llevan en 2018, lo que supone poder mantener más tiempo el pie en el acelerador, ofreciendo un mejor espectáculo en las zonas de rebase y en las pistas más veloces de la temporada, como pueden ser los Grandes Premios de Bélgica y de Italia.

la F1, int2

***

Parece ser que los cambios más importantes dentro de la F1 estén llegando apenas para la temporada 2021 y, como siempre sucede, irán permeando hacia los autos de calle, esos que usamos la mayoría. Ahí se habla de motores con nueva arquitectura y menor complejidad. En teoría, esta modificación al reglamento abrirá la puerta a nuevos fabricantes de propulsores, como puede ser Aston Martin. Las motorizaciones actuales híbridas resultan muy complejas y dejan en desventaja a “quienes menos tienen”. La tecnología híbrida ha sido mejor aprovechada por aquellos que llevan más
años metidos en esta clase de desarrollos (Mercedes) y para los equipos pequeños —y no tan pequeños— la evolución ha sido más lenta. No es lo mismo llamarte Ferrari que llamarte Sauber.

Y sí, parece una misión imposible el hecho de igualar fuerzas dentro de la categoría a corto plazo. Los cambios de los últimos años no han sido suficientes y es por ello que las últimas ocho temporadas de la Fórmula 1 nos han entregado sólo a dos equipos campeones: Red Bull de 2010 a 2013 y Mercedes de 2014 a 2017. 

la F1, int1

Lo que sí hay que disfrutar es que los autos de la Fórmula 1 son los más veloces de la historia. El mejor ejemplo es lo que hizo Kimi Räikönnen y su Ferrari en la clasificación del Gran Premio de Monza 2018. El finlandés recorrió el trazado italiano en un tiempo de 1’19’’119, con una velocidad promedio de poco más de 263 kilómetros por hora, pero en la carrera, Mercedes usualmente tiene la última palabra. No siempre gana el que más gasta, que quede claro.

Gatopardo Recomienda

Ver Más