Historia de una pista
El autódromo Hermanos Rodriguez es uno de los foros deportivos y culturales más importantes del país
julio 8, 2019

Hace 60 años, Óscar Fernández pensó en grande. Él era estudiante de ingeniería civil de la UNAM y la que entonces fue su tesis de licenciatura se convirtió en lo que hoy conocemos como el Autódromo Hermanos Rodríguez.

Al salir del examen de titulación, el ingeniero Gilberto Valenzuela le propuso al joven ingeniero construir la pista, Fernández acordó. Desde ese entonces, el Autódromo Hermanos Rodríguez no ha parado de vivir transformaciones. Entre remodelaciones y rediseños, mucho ha pasado para que la pista ideada por el joven Fernández sea hoy el hogar del Gran Premio en México. 

El autódromo tuvo su primera remodelación en los años 80, bajo la dirección del arquitecto Manuel Medina. La remodelación se hizo debido a que los avances técnicos en los automóviles y los nuevos requerimientos de seguridad exigían una series de requisitos con los que la pista no contaba. Medina declaró que se enfrentaron con tres retos críticos en la obra: la zona del espiral, que tenía un ángulo decreciente que exigía un frenado muy fuerte, la zona de la Horquilla, que fue eliminada por completo, y la Peraltada, una curva muy cerrada al final del circuito.

Desde entonces, las medidas de seguridad han seguido aumentando lo que ha derivado en la implementación constante de pequeños ajustes, como el uso de muros de contención y de zonas de escape en las curvas. 

Horquilla del Autódromo Hermanos Rodriguez

Horquilla del Autódromo Hermanos Rodriguez, 1962. / Vía Wikimedia Commons

La última remodelación se realizó en 1992 como un esfuerzo para traer de vuelta a México a la Formula 1 y fue dirigida por el ingeniero industrial Christian Epp. Esta vez  se buscó favorecer al público y generar espacios privilegiados para los espectadores. Por lo tanto, se construyó el Foro Sol en una parte de la Peraltada, una de las curvas más emocionantes del circuito. Desde entonces, el foro se ha convertido en un recinto mítico para conciertos pues tiene la capacidad de albergar a 25 mil personas. 

El autódromo, originalmente construido sobre un lago, enfrentó múltiples problemas de ingeniería. La solución fue construir los edificios como barcos, colocando por debajo el volumen equivalente al peso del recinto, y hacer la pista lo más liviana posible, por cada kilo que se extrajo se metieron únicamente 950 gramos. El equipo encargado de esta remodelación estuvo constituido por arquitectos, ingenieros y pilotos amateurs o semi-profesionales. 

Cada remodelación del Autódromo Hermanos Rodríguez es un proyecto nacional en el cual se invierte tiempo y recursos. Todo el trabajo que ha representado a lo largo de su historia, hoy se traduce en que el Gran Premio de México ha sido nombrado, durante cuatro años consecutivos, el mejor evento del año. 


 

También te puede interesar:

Los retos de la Fórmula 1

Fórmula 1 para dummies

Los creadores del Hermanos Rodríguez

 

Síguenos en Twitter

Ver Más