Benito Guerra: Rebasar sobre ruedas

En 2012 Benito Guerra Jr. se convirtió en el primer piloto mexicano en ganar un campeonato mundial de rally.

 

De niño, Benito Guerra Jr. practicaba beisbol porque era el deporte que más seguía su familia. El premio, tras los partidos ganados y los duros y estrictos entrenamientos, solía ser un paseo en cuatrimoto por La Marquesa. Jugaba tan bien este deporte, que a los nueve años ya era parte de la selección nacional infantil y llegó a viajar a Japón para representar a México en la Feria Mundial. Sin embargo, un día, a esa misma edad, se dio cuenta de que la única razón por la que deseaba ganar era para disfrutar el premio: subirse a la moto y sentir la velocidad. Las carreras eran algo que también llevaba en la sangre, pues su papá, aún ahora, participa en rallies a nivel amateur. Pero, como era de esperarse, sus padres veían con miedo su afición por las motocicletas y le prohibieron competir, hasta que un día se resignaron ante la idea de que nada iba a detenerlo en su determinación por ser el más rápido. A los nueve años aprendió también a manejar coches y a los 10 ya estaba sobre la pista, al volante de un deportivo. Tras competir en Finlandia, Polonia y Gales, tres de las competencias más importantes del mundo, en 2012 Guerra Jr. se convirtió en el primer piloto mexicano en ganar un campeonato mundial de rally. Ese mismo año presentó su equipo profesional, BGR (Benito Guerra Racing), el más grande del país, que durante cinco años consecutivos ha mantenido el primer lugar en el campeonato de grupos y de novatos. A Guerra Jr. no le cabe la menor duda de que nació para rebasar sobre ruedas.

benito guerra int

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.