El caballo de Troya de A.J. Finn
El autor estadounidense Daniel Mallory presenta bajo un atractivo pseudónimo, su primera novela, La mujer en la ventana.
junio 22, 2018

Daniel Mallory está atrapado en su casa. Al igual que Anna Fox, la protagonista de su primera novela La mujer en la ventana, el autor estadounidense de 39 años no puede abandonar su departamento en Nueva York debido a una enfermedad. La de Anna es agorafobia, la de Daniel es una neumonía adquirida durante la larga gira promocional de los últimos meses. La situación no es extraña para el autor, quien batalló por quince años con otro padecimiento que lo obligó a encerrarse en casa por largos periodos de tiempo.

“Lidié por dieciséis años con depresiones muy severas”, cuenta el escritor en entrevista telefónica con Gatopardo, “hasta que hace tres años un excelente psiquiatra me dijo que lo que tengo es una forma del desorden bipolar llamado ‘Bipolaridad 2’, que es comúnmente confundido con depresión regular”. Mientras se acostumbraba al régimen de medicamentos para su nuevo diagnóstico, Mallory tomó un descanso de su trabajo como editor en William Morrow and Company y se entregó a una de sus grandes pasiones: el cine.

Un día, veía La ventana indiscreta (Rear Window), Mallory se distrajo observando a su vecina de enfrente por un par de minutos, mientras esta hacía una actividad tan cotidiana como ver la televisión. Fue en ese momento, con el clásico de Hitchcock sonando en el fondo de su habitación, que el joven editor encontró la inspiración para escribir sobre su enfermedad, y plantear a mismo tiempo un misterio atractivo desde la protección de una ventana.

* * *

También podría interesarte:

Los mejores libros de Ian McEwan

Los libros imprescindibles de Philip Roth

Cinco libros para el verano recomendados por Bill Gates

* * *

“Quería explorar lo que había atravesado, pero no quería hablar sobre la depresión directamente. Una de las cosas que me gustan de los thrillers es que pueden ser una especie de caballos de Troya, en los que puedes disfrutar una historia pero también puedes, en la mayoría de los casos, encontrarte algo con mayor substancia”, comenta el autor.

En su libro, publicado en nuestro país por Penguin Random House a través de su sello Grijalbo, Mallory cuenta la historia de Anna Fox, una psicóloga infantil que se encuentra recluida en su casa de Nueva York, sin atreverse a salir. Su temor obsesivo a los espacios abiertos, conocido como agorafobia, la ha llevado a perder a su familia y mantenerse en cautiverio, donde dedica sus días a aprender francés, ayudar a pacientes psiquiátricos en urgencia a través de foros de internet, tomar vino rosado, ver películas de antaño (especialmente si son en blanco y negro) y espiar a sus vecinos desde una cámara en su ventana. Su rutina se verá interrumpida después de que cree haber presenciado el asesinato de Jane Russell, su nueva vecina, con la que apenas comenzaba a relacionarse.

La mujer en la ventana engloba ideas serias, como la salud mental, la pérdida y la soledad”, detalla el autor, quien describe la creación de su texto como un ejercicio catártico. “Para mí, escribir este libro fue algo terapéutico, proactivo y en algunas ocasiones hasta divertido, pero como siempre le comento a los jóvenes escritores, la literatura no es algo divertido. Es un trabajo”.

la mujer en la ventana AJ Finn, int1

Daniel Mallory – Fotografía: AJ Stetson, cortesía de Penguin Random House

El éxito de Mallory y su primera novela también es un hito en la literatura estadounidense. La venta del manuscrito robó la atención de editoriales de Estados Unidos y el Reino Unido, una productora compró los derechos para llevar al cine la historia, aún antes de la publicación del texto y el material impreso debutó en el primer lugar de ventas en la lista de The New York Times. Sin embargo, el nombre del también editor y colaborador de publicaciones literarias alrededor del mundo, se mantenía en el anonimato cobijado por el pseudónimo A.J. Finn.

“No quería que mi obra fuera evaluada teniendo en cuenta el nombre del autor, quería que fuera apreciada o criticada por sus propios méritos. Así que tome un pseudónimo porque soy una persona muy reservada y no me gustaría ver mi nombre en todos lados”, dice el autor, cuya obra ha recibido comentarios halagadores por parte de Stephen King y Gillian Flynn, responsable del éxito de ventas Perdida. “Es algo gratificante sin duda, pero creo que una de las razones por las que he podido lidiar con el éxito de La mujer en la ventana es porque siento que, de alguna forma, esto le está sucediendo a otra persona”, dice.

Con traducciones a más de 39 idiomas y a la espera de una adaptación cinematográfica dirigida por Joe Wright y protagonizada por Amy Adams, Mallory se siente feliz con la respuesta que ha obtenido su primera novela entre los lectores. “Este libro está hecho para los lectores. Si ellos o los críticos lo aprecian será algo genial y me sentiré completamente honrado. Sobre la película, creo que si personas tan talentosas como Amy Adams o Joe Wright están interesadas y comprometidas con mi historia, no tengo nada de que preocuparme”, concluye.

Ver Más