Anado McLauchlin: De Oklahoma a San Miguel
“The Guy from Oklahoma” es un documental que explora a profundidad la vida e inspiraciones del artista visual Anado McLauchlin.
agosto 5, 2016

Desde su llegada a San Miguel de Allende, el artista estadounidense Anado McLauchlin ha convertido su casa en un centro de expresión y color. Ícono de la comunidad, y con un estilo irrepetible, McLauchlin ha cautivado a audiencias locales e internacionales por sus atrevidas creaciones y su personalidad desenfada. The Guy from Oklahoma, documental que tuvo su estreno en la 19ª edición del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF), retrata su historia, oficio y destreza de una manera fiel al propio genio de McLauchlin.

El documental fue dirigido por Julio Carlos, quien es publicista de profesión. Tras un primer encuentro durante la inauguración de Chapel of Jimmy Ray –una galería de arte en las inmediaciones de la casa de McLauchlin–, el artista invitó a Julio Carlos a hacer un videoarte sobre una nueva pieza en la que trabajaba. El director, atraído por el mundo de Anado, inició una investigación más profunda.

“No hubiera confiado en cualquiera”, dice Anado McLauchlin, contento con el resultado final, en entrevista para Gatopardo. “Se suponía que iba a ser un video de 15 minutos y él siguió viniendo y deseando saber más. En eso creamos una historia. Es su historia, pero yo soy parte de ella”.

Anado McLauchlin

Anado McLauchlin en “The Guy from Oklahoma”.

La creación de la pieza La calavera de serpientes es el hilo conductor de la historia. En ella, McLauchlin plasma su conexión y fascinación por el arte colorido de los indígenas de la región, el cual ha permeado y redefinido su propio imaginario.

El documental guarda una relación especial con el GIFF. Además de ser el primer festival en el que se presenta, el trabajo fue parte de la sección Work in progress en 2015. Entonces, llegó a las manos de la directora del festival, Sarah Hoch, quien quedó maravillada por la idea. El compromiso de Hoch con la cinta fue tal, que ella sugirió a un elemento fundamental del equipo: la editora Martha Uc. “[Uc] ha trabajado con grandes directores, como Carlos Hagerman. Cambió el lenguaje que tenía el primer corte y logró convertirlo en algo mucho más documental”, relata Julio Carlos.

A partir de la vida de Anado McLauchlin –su infancia con padres alcohólicos, su tiempo en las fuerzas navales, su vida en Nueva York como taxista y su viaje espiritual a la India–, el director hace un refinado recuento de la historia de los Estados Unidos después del fin de la Segunda Guerra Mundial, pasando por la era hippie y la epidemia de SIDA en los años 80.

Mosaico en casa de Anado McLauchlin

De acuerdo con Julio Carlos, la cinta también explora a la comunidad de expatriados estadounidenses en San Miguel de Allende. “Ellos forman una gran comunidad que ha cambiado la ciudad de manera sociológica”, señala el director.

Además de a McLauchlin y su pareja, Richard Schultz, The Guy from Oklahoma muestra a otros creadores cercanos a McLauchlin, como el fotógrafo Spencer Tunick y el artista visual Joseph Arthur; así como a su colaborador más cercano: Carlos Ramírez, un hombre de la región que ha llevado al artista a concretar sus proyectos, aportando su conocimiento del arte local.

Para evitar el formato talking head, Julio Carlos integró performances concebidos por la compañía Cartaphilus Teatro para ilustrar las declaraciones de McLauchlin y sus allegados sobre las experiencias con la muerte, las drogas, el sexo, la espiritualidad en la India y lo que ha traído la cultura mexicana a sus proyectos y su vida.

“Creo que México es uno de los más grandes maestros en el mundo”, concluye McLauchlin. “He tenido muchos maestros, pero creo que México es el mejor. Como menciono en la película, es una experiencia no lineal, y nunca sabes que va a pasar. Aprendo todos los días”.

Ver Más