Conocer a James Ivory
El director y guionista estadounidense James Ivory llega a los 90 años a unos pocos meses de ganar su primer Oscar.
junio 7, 2018

Durante la pasada entrega de los Premios de la Academia, el director, guionista y productor James Ivory se convirtió, a los 89 años, en la persona más longeva en recibir un Oscar. El honor, conseguido en su cuarta nominación al premio, fue otorgado gracias a su trabajo como adaptador del guión de Llámame por tu nombre (Call me by your Name), cinta de Luca Guadagnino basada en la novela homónima escrita por André Aciman. Sin embargo, no sería descabellado pensar que la Academia también estaba reconociendo con el premio a uno de sus elementos más importantes.

Nacido en el seno de una familia católica protestante de la costa oeste de los Estados Unidos, Ivory, que este 7 de junio cumplió 90 años, siempre se sintió atraído por el séptimo arte, gracias a las visitas recurrentes que hacía su padre, un carpintero especializado en la construcción de material para sets, a los estudios MGM y las mañanas de sábado que pasaba en el cine junto a su madre. Después de graduarse de la Escuela de Arquitectura y Artes Afines de la Universidad de Oregón, el joven viajó a Paris con la intención de estudiar estructura y composición cinematográfica; sus planes se verían frustrados con el inicio de la Guerra de Corea, obligándolo a regresar a California. Jim, como lo conocían sus amigos y maestros, se graduó de la Escuela de Artes Cinematográficas de la Universidad del Sur de California con el cortometraje documental Venice: Theme and Variations, en el que realizaba un viaje por la arquitectura de la ciudad italiana.

* * *

También podría interesarte:

Edward Albee, de “after” con George y Martha

Kazuo Ishiguro, Premio Nobel de Literatura 2017

Las cinco mejores adaptaciones literarias de 2017

* * *

Poco después del estreno de su segundo cortometraje –The Sword and the Flute, filmado en uno de sus viajes por la India- Ivory conoció al productor indio Ismail Merchant con quién inició una relación sentimental y profesional de 44 años que terminó con la muerte de Merchant en 2005. De su cercana colaboración, reconocida en el libro de Récord Guinness como la asociación laboral más larga en la historia del cine independiente, se desprendió la compañía productora Merchant Ivory Productions, responsable desde su fundación de todos los proyectos en los que el cineasta estadounidense se ha visto involucrado.

Además de ser un reconocido cineasta, Ivory es un lector voraz. Su gusto por la lectura lo ha llevado a interesarse principalmente en realizar adaptaciones de E.M. Forster, Edward Albee, Kazuo Ishiguro y la escritora estadounidense Ruth Prawer Jhabvala, con quien también estableció una fuerte relación que perdura hasta nuestros días.

Aprovechando el aniversario de su nacimiento y el reciente estreno en formatos caseros de Call me by your name, recomendamos cinco películas para conocer mejor su trabajo en el cine.

Oriente y Occidente (1984)

Cinco años después de concursar por primera vez en el Festival de Cannes -con su décimo largometraje The Europeans-, Ivory regreso a Riviera Francesa con la cinta Oriente y Occidente (Heat and Dust), basada en la novela homónima escrita por Ruth Prawer Jhabvala, quién también adaptó la historia. En el filme, presentado en la Selección Oficial del certamen francés, se cuenta la historia de Anne, una joven inglesa que viaja a la India para dar con el paradero de su tía abuela Olivia de quien heredó sus cartas y diarios, después de que esta escapara al país asiático en busca de su marido, un funcionario del gobierno británico.

A pesar de contar con una buena acogida en el festival galo y ser reconocida con el BAFTA al Mejor Guión Original, la película, protagonizada por Julie Christie, Greta Scacchi, Julian Glover y Shashi Kapoor, batalló por encontrar un espacio dentro de la naciente industria hollywoodense, sufriendo una serie de problemas de distribución que impidieron su estreno. Sin embargo, el éxito comercial en Europa permitió la producción de algunos de los proyectos más interesantes de Merchant Ivory Productions.

Un romance indiscreto (1985)

El siguiente proyecto de Ivory, una adaptación cinematográfica de la novela A Room with a View de E.M. Forster, se convertiría con el paso del tiempo en uno de los trabajos más reconocidos del director. En la cinta, Helena Bonham Carter interpreta a Lucy Honey Church, una joven inglesa que se enamora de un joven (Julian Sands) después de un viaje a Florencia. Acusada por su prima y dama de compañía Charlotte (Maggie Smith), la joven regresa a Inglaterra, donde es obligada a comprometerse con Cecil Vyse (Daniel Day-Lewis). Afortunadamente, su historia de amor con George no habrá terminado hasta que ambos puedan reunirse en la habitación con una vista privilegiada a Florencia por la que se conocieron.

La película recibió ocho nominaciones al Oscar en 1986, incluyendo la primera mención a Mejor Director para Ivory; se llevó tres premios: Mejor Guión Adaptado, Mejor Dirección de Arte y Mejor Vestuario. El director retomaría la obra de Forster en 1987 con el drama Maurice, protagonizado por Hugh Grant y James Willby, donde cuenta la historia de amor secreto entre Maurice y Clive, dos jóvenes compañeros de universidad.

El fin del juego (1992)

El cineasta abordaría a Forster por última vez en 1993 con la película El fin del juego (Howards End), un drama sobre las clases sociales en la Inglaterra del Siglo XIX. En la película, Emma Thompson y Helena Bonham Carter encarnan a dos hermanas cultas (Margaret y Helen Schlegel, respectivamente) que establecen una relación cercana con la familia Wilcox después de emanciparse de su familia. Pero, la amistad con la familia se convertiría en una amarga enemistad después de que Ruth Wilcox (Vanessa Redgrave) decide nombrar como heredera de su mansión a Margaret.

La cinta, también protagonizada por Anthony Hopkins, estuvo a punto de no estrenarse, debido a un problema de financiamiento con su productora, Orion Films, que se encontraba al borde de la quiebra. Afortunadamente, el éxito que habían cosechado las películas de Ivory en Japón, permitió que tres compañías niponas financiaran el proyecto. Howards End recibió nueve nominaciones al Oscar, incluyendo Mejor Dirección, cuatro nominaciones al Globo de Oro y once nominaciones al BAFTA; Emma Thompson ganó como Mejor Actriz en los tres premios antes mencionados.

Lo que queda del día (1993)

Un año después, Ivory regresaría a los Premios de la Academia como el gran favorito de la noche con Lo que queda del día (The Remains of the Day), basada en la novela homónima de Kazuo Ishiguro, ganador del Premio Nobel de Literatura en 2017.  La película abría la noche con ocho nominaciones, incluyendo Mejor Película, Mejor Dirección, Mejor Actor para Anthony Hopkins y Mejor Actriz para Emma Thompson, sin embargo, su pobre desempeño en la ceremonia de 1994 pasaría a los anales de la historia de los premios. De ocho posibles premios, The Remains of the Day se fue a casa con las manos vacías.

La historia, desarrollada en 1958, sigue Stevens (Hopkins), el mayordomo principal de la mansión Darlington Hall, edificación burguesa que vivió su etapa de mayor esplendor durante los años 30, cuando su dueño reunía a los personajes más influyentes de la aristocracia europea en la época en una serie de fiestas y reuniones. La película, establece un afortunado juego en el que el espectador conoce la historia del mayordomo a lo largo de su trabajo en la mansión, incluso cuando, en la década de los cincuenta, es habitada por un millonario americano que ha impuesto como nueva ama de llaves a una preparada mujer (Thompson).

Llámame por tu nombre (2017)

Italia, verano de 1987. El joven Elio conoce al amor de su vida, un estudiante estadounidense que se hospeda en su casa por invitación de su padre, un académico universitario. Durante las seis semanas que dura la estadía de Oliver, el joven descubre aspectos sobre la pasión y el enamoramiento en la edad del despertar sexual. Bajo ese argumento, el autor André Aciman establece un relato honesto y sincero sobre el deseo en la adolescencia y cómo, según explica en una de sus páginas, el amor siempre encuentra la forma de exponer nuestro punto débil.

Desde su publicación, la novela Llámame por tu nombre (Call me by your Name) llamó la atención de Ivory, quien manifestó su interés por llevar la genuina historia de amor entre Elio y Oliver a la gran pantalla. Sin embargo, su edad motivó al realizador a dejar la dirección y cederla al cineasta italiano Luca Guadagnino, a quién conoció por su película A Bigger Splash. Su sensible trabajo, que pulía el romance entre los dos jóvenes hasta su origen más genuino, lo llevó a recibir su primer premio Oscar, en esta ocasión a Mejor Guión Adaptado. Además, la película tuvo tres nominaciones más: Mejor Película, Mejor Actor para Timothée Chalamet y Mejor Canción Original para la composición Mystery of Love de Sufjan Stevens.

A sus noventa años, Ivory ha demostrado su talento frente a las grandes masas y ha demostrado porque ostenta el lugar que posee en la historia del cine.

Ver Más