La vida después del olvido
El director español Carlos Vermut regresa al cine con el melodrama musical "Quién te cantará".
noviembre 8, 2018

Cuando el joven creativo español Carlos Vermut decidió abandonar su ascendente carrera como dibujante y animador para enfocarse en el cine, jamás pensó a lo que se enfrentaría si cualquiera de sus proyectos lograba tener una proyección mayúscula. Después de la presentación de su primera película, la fantasía Diamond Flash, Vermut comenzó a sentir los primeros estragos de aquel fantasma que inevitablemente acompaña al éxito: la fama.

Sin embargo, el aclamo universal que vivió tras la presentación de su segunda película, Magical Girl –ganadora de la Concha de Oro del Festival de Cine de San Sebastián–, lo encaró ante una exposición que no esperaba y, según sus propias palabras, que no quería. De la experiencia, el joven cineasta obtuvo un periodo de desintoxicación en Japón y la idea de lo que sería su tercer largometraje: Quién te cantará, un melodrama musical que explora, entre otras cosas, el peso de la fama y la necesidad de enfrentarse con un contrapeso como el olvido.

En la cinta, que se presentará dentro de las actividades del Festival de Cine de Los Cabos tras una exclusiva exhibición en la Ciudad de México como parte del Mórbido Film Fest 2018, Vermut cuenta la historia de dos mujeres cegadas por una misma figura. Por un lado, la famosa cantante Lila Cassen (Najwa Nimri) ha perdido misteriosamente la memoria a un par de meses de su esperado regreso a los escenarios; por otro, Violeta (Eva Llorach), una mesera infeliz escapa de su miserable vida familiar interpretando los temas de Cassen en el karaoke donde trabaja. Una noche, tras enfrentarse con su conflictiva hija Marta (Natalia de Molina), Violeta recibe una fascinante e inesperada propuesta: ocupar la pasión y conocimientos que derrocha catárticamente en el diminuto escenario de un bar y enseñar a la propia Cassen a volver a ser la gran estrella que conquistó a España en la década de los noventa. Sin embargo, el encuentro entre estas dos mujeres resultará en algo más que una exitosa gira musical.

“Esta película me tardé 2 años en escribirla porque empezó como una historia muy distinta, era una historia de fantasmas, pero yo no sé cómo escribir cine de fantasmas”, comentó Vermut después de la proyección de su cinta en la capital mexicana. Tras un par de meses en los que se replanteó su argumento en varias ocasiones, el realizador llegó a un acuerdo narrativo en el que lidiaría con la fama a la que ahora había sido expuesto –algo “acojonante” en sus palabras– y la desarrollaría como uno de los ejes por los que transitaría su nuevo proyecto. “Me interesaban ciertos aspectos como la fama, esto de estar viviendo con fantasmas así y también jugar con el tema de la identidad y de convertirse en otra persona”, señaló.

quién te cantará, int1

Quién te cantará, cuyo título proviene de una canción del grupo español Mocedades, se estrenó en el pasado Festival de Cine de San Sebastián – Fotografía: RTVE

En el nuevo borrador del filme, Vermut no sólo se enfocaría en el peso de la fama en la vida de la cantante y la mesera, también desarrollaría un atractivo juego psicológico en el que ambas aprenden una de la otra a vivir una nueva vida, adaptarse a ella y dejar atrás los fantasmas que las han acompañado a lo largo de la vida, ya sea el dolor de una hija que siente que se aprovechó de su madre o la necesidad de libertad que enfrenta una solitaria mujer a la que el destino le ha puesto enfrente a su más grande ídolo musical.

Con referencias al cine de Robert Altman y Billy Wilder, Quién te cantará expone al espectador al nacimiento y crecimiento de una relación que bien podría definirse como vampirica. De hecho esas referencias palpables en el argumento de la cinta, abarcando clásicos como Fedora, 3 mujeres o Interiores en su cautivador contenido, también forman parte del planteamiento narrativo de Vermut. “Hay muchas referencias y la película precisamente habla de eso, de cómo nos conforman cosas que muchas veces admiramos. De las referencias que tenemos, de las personas que seguimos o que incluso imitamos”, mencionó.

Otra de las modificaciones que sufrió el proyecto conforme la fecha de rodaje se aproximaba fue la afortunada selección de quien interpretaría al personaje principal de la cinta. Aunque en un principio el rol estaba pensado para ser tomado por una actriz de profesión, el cineasta no pudo evitar caer ante la enigmática figura de Najwa Nimri, una popular cantante y actriz española que recogía muchos de los atributos que Lila Cassen necesitaba. Durante la filmación, el español incluso recurrió a la estética que Nimri había utilizado en sus primeros vídeos y a un par de sus canciones más populares para causar una extraña similaridad con el personaje lo volvería aún más atractivo. “A ella le provocaba cierto malestar acercarse al personaje de Lila, porque todas las actrices tienden a hacer cosas que, por lo general, son muy distintos de lo que ellas son. Cuando yo notaba ese malestar en ella me parecía aún más interesante, porque su personaje también pasa por ese malestar, el hecho de no conocerse a si misma y enfrentarla incluso en la estética nos ayudaba a trabajar y conseguir lo que buscábamos”, comentó.

quién te cantará, int2

Previo a su participación en Quién te cantará, Nimri ya había figurado en los créditos de las películas Abre los ojos, Antes que anochezca, Lucía y el sexo y la serie Vis a vis – Fotografía: RTVE

Acompañando a Nimri en la pantalla también figuran Carme Elías, intérprete barcelonesa ganadora del Goya en 2009 por Camino; Natalia de Molina, una joven actriz andaluz reconocida por el drama Vivir es fácil con los ojos cerrados; y Eva Llorach, quien ha trabajado con Vermut desde su primera ficción. Además, los temas de Nimri son intercalados por un eficaz trabajo del compositor Alberto Iglesias, responsable –junto al cinefotógrafo Eduard Grau– de la creación de una atmósfera pertinente para vivir una vida después del olvido en todas sus modalidades: clínico, sentimental o social.

Conciliado con el éxito, tanto mediático como crítico, el cineasta afirma que no perderá su energía buscando la consagración y la fama, sino que tratará de mantenerse fiel a su arte y llevar a la pantalla sus mejores ideas. “Cuando empiezo a escribir solo pienso en hacer la mejor película posible, no pienso en sí es cine que va a trascender o sí mis películas se verán en 100 años, pienso en hacer la mejor película posible con lo que me interesa en ese momento, con lo que me preocupa”, concluye.

* * *

Más en Gatopardo:

Las herederas: Una ópera prima destacable 

Pájaros de verano: Un cuento noir latinoamericano

Rossy de Palma: La chica de ayer

Ver Más