El recuerdo de un ícono
Llega a carteleras el documental Resurrección, el último trabajo del cineasta Eugenio Polgovsky.
noviembre 21, 2018

Desde el inicio de su carrera, el cineasta mexicano Eugenio Polgovsky se destacó por utilizar el documental como una herramienta para exponer algunos de los temas más importantes que golpean a la sociedad de México contemporánea. Por ello, no fue una sorpresa que el colectivo ambientalista Greenpeace lo invitara a dirigir un cortometraje en el que abordaba la problemática que viven las comunidades asentadas cerca del río Santiago, en Jalisco, contaminado por desechos tóxicos y aguas negras provenientes de la zona metropolitana del estado. El corto toma como referencia la historia de una familia de activistas que luchan por salvar el río de su desaparición, al mismo tiempo que persiguen una mejor calidad de vida para los residentes de las zonas de Juanacatlán y El Salto.

“Cuando conocí la historia del río Santiago quedé impactado y profundamente impresionado por la tragedia que están viviendo en ese lugar. Estoy hablando de algo apocalíptico donde la vida humana es despreciada por el lucro económico. Es el drama de seres humanos en una lucha por salvar un río, una lucha por la vida”, declaró el realizador durante la presentación del cortometraje, titulado Un salto de vida, en noviembre de 2012.

Fiel a su método de trabajo, Polgovsky se interesó tanto en el caso que regresó a la zona, cuya icónica cascada El salto de Juanacatlán llegó a ser conocida como “el Niágara mexicano” antes de su desaparición a finales del siglo pasado. Su idea era contrastar la tragedia con el pasado esplendoroso de una región sumida en la devastación ambiental y la corrupción gubernamental. El resultado es el documental Resurrección, último trabajo del director fallecido en 2017, que finalmente llega a las salas comerciales del país después de una exitosa corrida en algunos de los festivales de género más importantes del continente.

“Eugenio tenía la idea de hacer un documental sobre la situación que atraviesa el río Santiago y el área de Juanacatlán, que además era una expansión de lo que había explorado en el cortometraje que le fue comisionado por Greenpeace”, explica Julio Chavezmontes, productor de la cinta, en entrevista con Gatopardo.

Ganadora del Premio Ambulante en la 14° edición del Festival Internacional de Cine de Morelia, el documentalista retomaba a la familia de activistas —Graciela, Enrique y su hija Sofía—, y la sitúa en el centro de una narración que repasa la historia del río Santiago y sus pobladores, aquellos que vivían y se alimentaban de los frutos que cosechaban gracias a la afluencia del agua que corría por su caudal y que hoy, a menos de cincuenta años del desarrollo industrial de la zona, enfrentan graves problemas de salud y una crisis ambiental que podría removerlos de sus hogares.

“Eugenio vivía absolutamente su proceso y su trabajo, lo internalizaba todo y refractaba todas esas experiencias a través de su sensibilidad. En este caso, abordó la historia con humanidad y entusiasmo porque, para él, lo fundamental era lo humano”, señala Chavezmontes.

Resurrección de Eugenio Polgovsky, int1

Además, como lo hizo en Trópico de Cáncer (2004), documental que mostraba la precariedad en la que sobrevivía un grupo de habitantes del desierto de San Luis Potosí cuya única manera de vivir era mediante la venta de especies protegidas, Polgovsky presenta la respuesta ineficaz de las autoridades correspondientes, en este caso las entidades ambientales y el gobierno del estado, quienes no han podido cumplir su promesa de tratar el río y evitar que su contaminación continúe. Entre sus lecturas, el documental también advierte que éste no es un problema exclusivo del río jalisciense, pues la contingencia ecológica derivada por la contaminación del agua afecta a más de cincuenta poblaciones en el interior del país.

Con el estreno de Resurrección este 23 de noviembre, el productor mexicano espera que el espectador se acerque a la obra de Polgovsky —uno de los primeros y máximos representantes de la ola de documentalistas mexicanos—y se interese por los temas que toca. “Es importante visualizarnos. La misión de Resurrección es presentarse en estos circuitos comerciales y llegar a un espectador que no precisamente conoce la obra de Eugenio, y se interese en ella”, concluye.


Más en Gatopardo:

Documental en potencia

Café, un documental en náhuatl sobre la fortaleza familiar

Narcos México: El inicio de la guerra contra el narco

Ver Más