Anatomía de una fotografía
El venezolano Ronaldo Schemidt ganó el premio World Press Photo 2018 con la imagen de un manifestante en llamas. Esta es su historia:
agosto 11, 2018

Una explosión llamó la atención de las personas que se manifestaban en la capital de Venezuela en los primeros días de mayo de 2017. Los asistentes a la concentración habían tomado las calles de Caracas para protestar los planes del presidente Nicolás Maduro de revisar el sistema democrático en el país sudamericano y conformar la Asamblea Nacional Constituyente, un organismo que tendría facultades por encima de los demás poderes públicos del Estado, incluyendo a la Asamblea Nacional, ocupada en su mayoría por fuerzas de la oposición.

El 3 de mayo, dos días después del anuncio de Maduro, la Guardia Nacional Bolivariana reprimió las manifestaciones utilizando toda la fuerza pública disponible. Durante el altercado, una bomba molotov cayó sobre el tanque de gas de una motocicleta y explotó, atrapando en el fuego a José Víctor Salazar Balza, un protestante de 28 años que había asistido a la marcha con sólo una máscara antigas como protección. El fotógrafo venezolano Ronaldo Schemidt, enviado a cubrir las revueltas para la agencia AFP, capturó el momento con su cámara en menos de 14 segundos.

“Escucho, siento el calor de la explosión y volteo la cámara”, explica detalladamente Schemidt, previo a la inauguración de la exposición World Press Photo 2018, donde su fotografía Crisis de Venezuela fue condecorada con el premio a fotografía del año, “Hay una gran bola de explosión y de en medio de esa gran bola sale este muchacho y cuando me doy cuenta que él se estaba quemando, ya había tomado la foto, así de rápido fue”.

* * *

También podría interesarte:

Reporteros Sin Fronteras presenta el libro JR: 100 fotos por la libertad de prensa.

Dos décadas de Adam Wiseman y su mirada fotográfica

El hombre que capturó a David Bowie

* * *

Schemidt siguió el recorrido del manifestante: las llamas envolviéndolo, un camino de fuego siguiendo a una figura que mientras la calle avanzaba disminuía más y más, la ayuda que recibió y su choque con el asfalto rodeado de personas que con botellas de agua habían acudido en su apoyo, pero lo perdió de vista entre toda esa gente que con un escudo, una chamarra, o hasta con la bandera venezolana, rodearon al hombre. “Fueron días difíciles allá y la fotografía es el resultado de dos meses de trabajo. Venezuela es una situación política súper complicada”, señala el fotógrafo, quien se mantuvo en contacto con la hermana del protestante que después de resultar herido fue internado en el mejor hospital de Venezuela y recibió apoyo internacional tras la publicación de sus imágenes.

Antropólogo de carrera y enamorado del fotoperiodismo desde que comenzó a estudiar fotografía, Schemidt afirma que sus intenciones nunca están por encima de su trabajo, contar una historia, aunque no descarta que todo lo que captura y vive en carne propia lo ha llenado de emociones: “El fotoperiodismo es contar una historia completa, qué pasó antes, después, ir mucho más allá. Vas a recibir todo tipo de impresiones, situaciones muy fuertes, pero hay que apartarse de ellas para hacer un trabajo profesional”.

Uno de esos momentos, confiesa, fue el 19 de septiembre de 2017, cuando un terremoto de magnitud 7 sorprendió a la Ciudad de México y otros estados centrales del país. Schemidt, cuya oficina central está en la capital mexicana, fotografió las acciones de búsqueda y rescate en la colonia Roma y el multifamiliar Tlalpan.

world press photo 2018 franz mayer, int1

Crisis de Venezuela, ganadora del premio Photo of the Year, de la competencia World Press Photo 2018 – Cortesía: World Press Photo / AFP

En abril de este año, el trabajo de Schemidt fue reconocido por el jurado del World Press Photo, de entre 73,044 fotografías provenientes de 125 países en el mundo, con el premio Fotografía del Año y el primer puesto en la categoría Spot Singles. “Fue una grata sorpresa, reconozco el trabajo de todos los que concursaron y ahora, cada cobertura que haga, así sea la más pequeña, tendrá que ser muy cuidada, porque ya tienes este nombre ‘World Press Photo’ a tus espaldas”, cuenta el fotógrafo, antes de afirmar que el premio no lo distraerá de su trabajo, que lo puede llevar a cubrir enfrentamientos internacionales a partidos de fútbol.

Además de la pieza de Schemidt, la exposición dedicada a los ganadores del World Press Photo, que se presentará hasta el 23 de septiembre en el Museo Franz Mayer, expondrá las mejores fotografías inscritas en 9 categorías, incluyendo medio ambiente, noticias generales y deportes.

Algunas de esas imágenes lograron capturar sucesos noticiosos importantes de los últimos meses como las protestas de la extrema derecha en Charlottesville, Estados Unidos; la crisis bélica en Iraq; el atentado terrorista que cimbró el centro de Londres, Inglaterra en junio del año pasado y el tiroteo en Las Vegas que causó la muerte de 59 personas en octubre, demostrando el poder que aún mantiene el fotoperiodismo en nuestra sociedad.

world press photo 2018 franz mayer, int2

Ronaldo Schemidt, en una fotografía tomada por Cristian Hernández, el 6 de mayo de 2017 en Caracas, Venezuela – Cortesía: World Press Photo / AFP

World Press Photo 2018
Hasta el 23 de septiembre
Museo Franz Mayer
www.franzmayer.org.mx

Gatopardo Recomienda

Ver Más