Tesla: emoción al límite - Gatopardo

Tesla: emoción al límite

La mejor selección en cuanto a innovación estuvo presente en la experiencia Gatopardo Autos, de la mano de Travesías Media y Tesla, el gigante de Silicon Valley que está transformando la movilidad. Cascos puestos, cinturones ajustados, la vista al frente y, entonces, silencio. Acompañados de un piloto profesional, varios pasajeros vivieron una de las mejores […]

La mejor selección en cuanto a innovación estuvo presente en la experiencia Gatopardo Autos, de la mano de Travesías Media y Tesla, el gigante de Silicon Valley que está transformando la movilidad.

Cascos puestos, cinturones ajustados, la vista al frente y, entonces, silencio. Acompañados de un piloto profesional, varios pasajeros vivieron una de las mejores experiencias a bordo del que es, sin duda, el coche eléctrico más equipado de la historia: el Tesla Model S. En cuestión de segundos, el sedán se transformó en un bólido silencioso que corría sobre la pista del circuito de carreras más prestigioso de la Ciudad de México.

Tesla México, model s

El pasado 20 de junio, Tesla participó en Gatopardo Autos, una experiencia exclusiva para los amantes del automovilismo. En el pit 32 del autódromo, los invitados tuvieron la oportunidad de conocer de primera mano las características de los dos modelos insignia de la automotriz Tesla: el Model X, una camioneta blanca monstruosa, y el Model S, el elegante sedán rojo.

Fundada en 2003, Tesla se ha transformado rápidamente en sinónimo de disrupción e innovación. Su fundador, Elon Musk, convirtió esta empresa de autos eléctricos en la promesa de la movilidad. A dos años de su llegada a nuestro país, el interés hacia el mercado de autos eléctricos no deja de crecer.

No es para menos. Uno de los principales atractivos de estos autos para los consumidores mexicanos es que no pagan tenencia ni verificación, además de que ahorran mucho en combustible. Mientras que la camioneta de su competencia gastaría entre 1,500 y 1,800 pesos de gasolina semanales, los autos de Tesla se cargan con 350 pesos.

Las características de los dos coches los hacen ideales para deslizarse tanto en carretera como en ciudad. Ambos modelos corren hasta 250 kilómetros por hora, dependiendo del tamaño de la batería y de los motores.

Tesla México, model x

Diseño de altura

Bajo la dirección de Franz von Holzhausen y colaboradores como Javier Verdura, orgullosamente mexicano, el trabajo de diseño se realiza en Silicon Valley y se inspira en un concepto minimalista, que descarta botones y aplicaciones innecesarias para concentrar todas las funciones del auto en un solo tablero.

En la pantalla se manejan los controles de aire acondicionado, audio, GPS, calendario, navegador de internet, cámara de reversa y sincronización con el celular. El GPS, a su vez, tiene integrado en su sistema los puntos donde se puede recargar la camioneta sin costo alguno. Actualmente en el país hay más de 1,500 cargadores en 450 ubicaciones. En el apartado “Settings”, el conductor puede ajustar la suspensión del auto, la potencia y las opciones de carga eléctrica.

El tablero está elaborado de madera de fresno, de árboles caídos de manera natural. Los asientos son veganos, hechos de un material sintético. Y, por si fuera poco, las puertas de la camioneta son totalmente automáticas.

Hasta el momento, la única oficina de Tesla en Latinoamérica está en México, uno de los mercados más atractivos de la marca por su cercanía a Estados Unidos. En un futuro cercano se espera la llegada del Model 3, un auto más pequeño que el Model S (de dimensiones similares a un Serie 3 o un A4) y, hasta ahora, el sedán más accesible de la compañía californiana. Su valor inicial es de 35,000 dólares, aproximadamente 800,000 pesos.

Model S

Costo: 1,600,000 pesos

Model X

Costo: 1,700,000 pesos

Tesla México, interiores

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.