Toyota Supra: una leyenda nipona llega a México

Una leyenda nipona llega a México

Por primera vez en la historia, el nuevo Toyota Supra llega a México.

El motor del Toyota Supra es inconfundible. Cualquier experto de autos deportivos puede reconocer el rugido de esta máquina nipona, que después de 40 años de historia, llega al país con tan solo 165 ejemplares. Toyota Supra es un auténtico auto deportivo y se ha convertido en un ícono de las postas por su filosofía de mejora continua desde el primer momento. Ahora, con su quinta generación, el modelo A90 llega por primera vez a México para romper esquemas.

Un poco de historia

Supra nació como Celica Supra en 1978, siendo una nueva versión más potente y grande que su antecesor, el Celica. En 1982 Supra llegó a Europa con una imagen totalmente nueva basada en la tercera generación del plataforma del Celica. Su diseño, más largo del frente y ancho que los anteriores, llamaba la atención y encajaba a la perfección con él y la cultura de los ochenta. En 1986, Celica y Supra se convirtieron en entes separados, uno con tracción delantera y el segundo con tracción trasera. Para este entonces, el Supra ya era muy conocido en Japón y era hora de expandir aún más su influencia.

La marca ya había cobrado una personalidad propia y en 1993 se rediseñó completamente el auto. Con un frente largo, líneas más curvas y el uso de materiales ligeros, los ingenieros lograron recortar el peso 100 kg en comparación con su predecesor, volviéndolo una máquina más potente. Al añadir a la mezcla un potente motor de 3 litros con doble turbocompresor, el japonés se convirtió en un powerhouse de los súper coches, ganando terreno a los alemanes e italianos.

Toyota Supra hoy

Ahora, después de 16 años sin producirse, el nuevo Toyota Supra fue presentado por Akio Toyoda, presidente de Toyota, en el Autoshow de Detroit a principios de este año. Algunas de las novedades de este modelo son su motor con 335 caballos de fuerza, 3.0 litros y 6 cilindros, un frente largo, la parte trasera corta y una cintura que va perfectamente definida por curvas musculosas y un sistema de audio con la mayor tecnología, para hacer de cualquier recorrido la mejor experiencia. Definitivamente es un auto espectacular y deportivo.

Aparte de su imponente motor e innegable belleza, Toyota nunca pierde de vista la experiencia de manejo. La carrocería está en perfecta armonía con el chasis y logra colocar los asientos lo más al centro posible para obtener la mayor experiencia de conducción deportiva. Sus características favorecen un manejo ágil y preciso, especialmente útil en los circuitos.

Tom Sullivan, presidente de Toyota México, apunta que no es un auto que por sí sólo llegue a romper un récord de ventas, sino que viene a afianzar las bases de la marca, como un ícono de innovación, diseño y emoción. Esta nueva versión lleva los colores de Toyota Gazoo Racing, y está preparado para correr en las pistas y carreteras de México a finales de año.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.