¿Enfrentará México una nueva recesión económica tras la llegada del coronavirus?

El creciente número de víctimas de esta pandemia en el mundo ha hecho que inversores y economistas se esfuercen por evaluar las consecuencias que esto tendrá en el ámbito financiero.

El creciente número de víctimas de la pandemia del coronavirus (Covid-19) en el mundo ha hecho que los inversores y los economistas se esfuercen por evaluar las consecuencias que esto tendrá en el ámbito financiero. Mientras los casos siguen a la alza y cada vez más negocios cierran sus puertas, la sombra de la recesión económica se hace presente a nivel mundial.

El caso de México no será la excepción. Tanto el INEGI, como distintos bancos alrededor del mundo pronostican una de las recesiones económicas más largas en casi un siglo para nuestro país.

Si se confirma este escenario, sería la primera vez que México reporte dos años consecutivos de contracción económica desde 1929 y 1930. 

Bank of America Merrill Lynch, por ejemplo, ya había reducido su pronóstico de crecimiento para México. La institución estimó inicialmente que sería de un 0.5 por ciento, pero la semana pasada lo actualizó a la baja, al calcular una contracción de 0.1 por ciento para este año.

Credit Suisse, que estimaba un crecimiento de 0.7 por ciento en la economía mexicana, durante esta semana cambió su perspectiva y estima que habrá un desplome de hasta 4 puntos porcentuales en 2020.Barclays, del Reino Unido, prevé que la economía nacional caerá un 2 por ciento, mientras que Goldman Sachs, de Estados Unidos, estima una reducción de 1.6 puntos porcentuales. Moody’s pronostica una baja de 1.5 por ciento.

J.P. Morgan, banco de inversión estadounidense, prevé que la economía mexicana se reducirá 1.8 puntos, debido a las afectaciones en las cadenas de suministro, cierre de plantas automovilísticas y baja en industrias de viajes y turismo, debido al coronavirus COVID-19.

Los valores de bolsa cayeron una vez más luego de que la Reserva Federal tomara medidas de emergencia destinadas a amortiguar la economía, utilizando herramientas similares a las que el banco central implementó para salir de la crisis financiera de 2007-2009.

“Es una señal de un quiebre total de la confianza”, dijo a Expansión, Peter Cardillo, economista jefe de mercado de Spartan Capital Securities. “Esto plantea la pregunta de hasta dónde llegará la recesión que vamos a sufrir”.

Joachim Fels, asesor económico mundial de PIMCO, dijo también a Expansión que la recesión económica es “conclusión previsible” y que la tarea de los gobiernos y los bancos centrales era asegurar que la crisis “sea relativamente corta y no se transforme en una depresión económica”.

Durante esta etapa se recomienda a la población ser más consciente de sus gastos, evitar endeudarse, pagar créditos puntualmente, ahorrar al menos 10% de su sueldo y buscar opciones para diversificar sus fuentes de ingreso.

En China, donde se originó el virus a finales del año pasado, se dio una caída de la producción industrial del 13.5% y de las ventas al por menor del 20.5%.

A pesar de los oscuros pronósticos para el segundo trimestre el año en México, hay esperanza entre algunos economistas de que la economía comience a expandirse de nuevo a finales de este año.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.