Arde Notre Dame 
En cuestión de horas, el fuego consumió 850 años de historia.
abril 15, 2019

No se puede hablar de París sin mencionar la catedral de Notre Dame. El recinto gótico ubicado al centro de la capital francesa, enmarcó a lo largo de 850 años sucesos históricos como la coronación de Napoleón Bonaparte, la de Enrique VI de Inglaterra o la beatificación de Juana de Arco. Incluso fue el lugar elegido para celebrar una misa con motivo de la liberación de París, el 26 de agosto de 1944, tal vez el momento más importante de la historia contemporánea de Francia.

Durante cientos de inviernos se mantuvo fuerte, majestuosa, sobreviviendo incluso dos guerras mundiales casi sin daños. Sin embargo, este 15 de abril de 2019, el fuego consumió en pocas horas nueve siglos de historia.

Incendio en la catedral de Notre Dame, 15 de abril de 2019.

 

Minutos antes de las 19:00 horas (hora local), una nube de humo ensombreció el cielo de París. El techo de Notre Dame ardía, ante sus gárgolas inmóviles. Los equipos de bomberos hacían todo por cesar el fuego mientras la gente observaba atónita una trágica imagen que no solo dolió a los franceses y a los católicos, sino al mundo entero; aún a aquellos que nunca la visitaron en persona, sino a través del arte, la literatura, el cine. Una de las tres catedrales góticas más antiguas estaba en peligro de desaparecer por completo. La versión oficial apunta a que el incendio está vinculado a las obras de restauración que se realizaban en el lugar, pero el personal a cargo ya ha dicho que en aquel momento no había nadie trabajando.

El año pasado la Iglesia católica en Francia lanzó un llamado urgente a recaudar dinero para restaurar la catedral, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO ,pues el deterioro había llegado al punto de exhibir  grietas en las paredes. Los gastos para repararla, en aquel momento, se estimaron en 169 millones de dólares.

El recinto, obra cumbre del gótico construida entre los siglos XII y XIV, y sede de la archidiócesis de París, se caracteriza por su singular fachada, adornada por dos torres de 69 metros y una aguja central, construida en el siglo XIX por Eugène Viollet-le-Duc, misma que este 15 de abril fue consumida por el fuego.

Al interior, la monumental estructura resguardaba decenas de obras de arte y artículos históricos y religiosos invaluables, entre ellos “La Piedad”, una pieza esculpida en el siglo XVIII por Nicolas Coustou; “La conversión de San Pablo”, de Laurent de la Hyre, realizada en 1637; y “El Descenso del Espíritu Santo”, de Jacques Blanchard, terminada en 1634.  Una de sus 12 capillas estaba dedicada a la Virgen de Guadalupe y hasta el momento no hay información precisa sobre las áreas de la catedral que fueron consumidas por el incendio. 

Sin embargo, esta no es la primera vez que la catedral de Notre Dame se enfrenta al fuego. Durante la Comuna de París, en 1873, cuando los revolucionarios se supieron derrotados, se dedicaron a quemar todos los edificios públicos que encontraron a su paso, las iglesias encabezaron la lista. Sin embargo, en aquella ocasión, Notre Dame libró la batalla. Y años atrás, durante la Revolución Francesa, la catedral vivió uno de los episodios más trágicos de su historia, pues fue despojada de muchos de sus tesoros.

Ante la desgracia, la respuesta de las autoridades no se hizo esperar. Hasta el momento se conoce que se ha abierto una investigación por “destrucción involuntaria” y se asegura que la estructura del recinto se ha salvado. En tanto, el presidente Emmanuel Macron, quien estuvo presente por largas horas en el lugar, señaló que se pondrán en marcha acciones para levantar y reconstruir la catedral y se comprometí a que la colecta de fondos internacionales para restaurarla arranque “desde mañana” (16 de abril).

“Notre Dame brilla. En este momento quiero dar una palabra de esperanza. Esta esperanza es la fuerza que debemos tener. Esta catedral de más de 900 años la reconstruiremos todos juntos, porque sin duda es una parte de Francia. Yo me comprometo a que esta misma noche se lanzará una convocatoria nacional y fuera de nuestras fronteras para traer todo el talento necesario para reconstruir Notre Dame. Es lo que los franceses esperan y merecen”, dijo el mandatario.

Gatopardo Recomienda

Ver Más