Ryszard Kapuściński: el periodista que atestiguó 27 revoluciones
Ryszard-Kapuścińsk

Las 27 revoluciones de Ryszard Kapuściński

Ryszard Kapuściński reportó 27 revoluciones, soportó 40 arrestos y 4 sentencias de muerte. Para el maestro del periodismo, la escritura era una forma más de encontrar la libertad.

Las guerras fueron algunos de los hechos trascendentales que marcaron la vida de Ryszard Kapuściński. A los pocos años de su nacimiento, el inicio de la Segunda Guerra Mundial obligó a su familia, compuesta por sus padres —un par de profesores de primaria— y su hermana a mudarse de su natal Pinsk a Sierakow, cerca del centro de Varsovia.

En 1945, convertido en un adolescente, se inició en una de sus primeras pasiones: el deporte e incursionó en el boxeo amateur y el fútbol. Sólo tres años después, en 1948, el joven polaco terminó la educación básica y se inscribió en la Organización de Jóvenes Comunistas (ZMP). Bajo el cobijo de la ZMP, debutó en los medios impresos, publicando un par de poemas en el semanario Odrodzenie.

La habilidad que Kapuściński había demostrado tener le ganó el reconocimiento de altos mandos en la ZMP y la comparación con figuras como Kazimierz Wierzynski y Vladimir Mayakovsky, ambos dedicados a la poesía y las artes dramáticas. En 1950, a la par de su ingreso en la Universidad de Varsovia, el poeta europeo comenzó a colaborar en el diario oficialista Sztandar Mlodych, órgano de comunicación del ZMP.

Durante la década de los cincuenta sucederían los eventos más importantes de la vida de Kapuściński. En 1951 viajó por primera vez al extranjero para participar en el Festival de la Juventud en la República Democrática Alemana; en 1952 conoció y se casó con quien sería su esposa de toda la vida, Alicja Mielczarek; en 1953 tuvo a su primera hija, Zofia, y se inscribió en el Partido Obrero Unificado Polaco (PZPR), sólo para distanciarse de ellos un par de años después.

 

En el verano de 1955 se graduó como historiador y en septiembre de este año publicó el que sería su primer gran texto: una crítica a la construcción de una zona conurbada a la que describió como “la primera municipalidad socialista de Polonia”. El texto, en el que criticaba las condiciones de trabajo de los enlistados en la construcción, atrajo la atención de diversos medios. Al año siguiente, el ahora periodista viajó a Kiev y la India, donde comenzó a reportar para medios europeos. Después visitó Afganistán, Rusia, China y gran parte de Asia. Con 24 años cumplidos, el polaco se había convertido en un viajero frecuente y firme observador de la realidad que vivían las sociedades en diversas partes del mundo.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.