10 libros periodísticos escritos por mujeres

Cuando se habla de periodismo en las aulas, no siempre se habla de las mujeres que lo ejercen. Elegimos diez libros para leer periodismo escrito por mujeres.

Por Redacción Gatopardo

En las aulas de periodismo se habla mucho de los grandes del periodismo: de las crónicas de Kapuscinski, de las investigaciones encubiertas de Wallraff, del Nuevo Periodismo de García Márquez. En ocasiones se menciona también el periodismo político de Oriana Fallaci, y más recientemente, el peso de Carmen Aristegui en los medios mexicanos. El año pasado, una de ellas, la bielorrusa Svetlana Alexiévich, recibió el premio Nobel de Literatura por su excelente obra de no-ficción. En Gatopardo nos dimos a la tarea de recopilar diez libros periodísticos o sobre periodismo escritos por mujeres.

10librosmujeresFB

Dreamers – Eileen Truax
En este libro, inspirado en un reportaje publicado en Gatopardo, Eileen Truax explora el movimiento Dreamer: Indocumentados que llegaron a Estados Unidos como niños y buscan regularizar su situación ante un gobierno que podría deportarlos a un país que nunca conocieron. De las protestas en las calles a las luchas personales, Truax captura la diversidad de uno de los movimientos sociales más importantes del siglo XXI.

Zona de obras – Leila Guerriero
A lo largo de su prolífica carrera, Leila Guerriero ha dado conferencias, recibido premios y publicado ensayos sobre el oficio periodístico. Zona de Obras es una recopilación de estos textos que, en conjunto, forman un libro imprescindible para periodistas novatos o consagrados por igual.

Los señores del narco – Anabel Hernández
Un riguroso examen a la fallida estrategia contra el crimen organizado del sexenio de Felipe Calderón. Publicado en 2010, Los señores del narco presentó documentos inéditos hasta entonces y narra los orígenes del problema, remontándose décadas atrás y revisando a fondo la estructura de poder que entreteje al gobierno con los cárteles.

Ellas, tecleando su historia – María Elvira Espinosa
Este libro, publicado en 2012, recopila 10 entrevistas con periodistas mexicanas cuyo común denominador, de acuerdo con Espinosa, es haber sido reporteras de tiempo completo, y haber gozado y sufrido los conflictos de poder en sus redacciones. Entre las entrevistadas están Ana Lilia Pérez, Blanche Petrich, Marcela Turati y Ximena Ortúzar.

La guerra no tiene rostro de mujer – Svetlana Alexeiévich
La ganadora del Premio Nobel de Literatura 2015 publicó en 1988 La guerra no tiene rostro de mujer, en la que más de 200 mujeres relatan su experiencia en la segunda guerra mundial. Con ello, Svetlana Alexeiévich ofrece una nueva perspectiva sobre el conflicto más sangriento del siglo XX, dándole voz a una parte olvidada de la guerra.

Las cautivas – Annick Cojean
En 2011, Annick Cojean, corresponsal de Le Monde, publicó un aterrador artículo sobre Soraya, una joven libia que permaneció cautiva por siete años para formar parte del harem de Muammar Gaddafi. Tras la muerte del dictador, la periodista francesa regresó a Libia para continuar su investigación, la cual retrata la esencia de la dictadura al rescatar las desgarradoras historias de las mujeres violadas y degradadas por Gaddafi y quienes no encontraron paz en la caída del régimen.

Un maravilloso porvenir: Vida, muerte y esperanza en los suburbios de Bombay – Katherine Boo
Annawadi, un asentamiento improvisado rodeado por los lujosos hoteles de Bombay, es un campo de batalla entre la esperanza y la tragedia. Con una economía burbujeante y los ojos del mundo sobre su ciudad, los habitantes de Annawadi entrevistados por Boo —desde pepenadores hasta una chica que está por graduarse de la universidad— usan su imaginación y se esfuerzan por encontrar su lugar en un mundo desigual.

Querido líder: Vivir en Corea del Norte – Barbara Demick
A través de las historias de seis norcoreanos ordinarios que huyeron a Corea del Sur durante los años 90, la periodista estadounidense Barbara Demick reconstruye el periodo de hambruna que mató a un quinto de la población de Corea del Norte, así como la muerte de Kim Il-Sung y la llegada al poder de Kim Jong-il sin dejar de poner los reflectores sobre la lucha por defender sus sueños en un país que los ha traicionado.

Enterradme de pie – Isabel Fonseca
Tras pasar cuatro años con un grupo gitano, Isabel Fonseca logró crear un exacto —y personal— retrato de estas comunidades de Europa del este. Aunque el texto, que va del diario de viaje a la aproximación académica y viceversa, termina por tumbar algunos mitos de la cultura gitana. Sin embargo, el colorido que rodea a estas comunidades se mantiene a lo largo del libro gracias a la fascinación de Fonseca por el tema.

101 Ciento y un días – Asne Seierstad
Desde su primer día en Bagdad, Asne Seierstad se dedicó a recopilar las historias de sus habitantes, cómo cambió su vida con la guerra, lo que les gustaría decir si no fuera por las constantes amenazas de su gobierno, exponiendo además los retos a los que ella, en su papel neutral como periodista noruega, se enfrenta para poder hacer este trabajo; todo esto, con la gran destreza para contar historias que la ha consagrado dentro y fuera de Europa.

Historias relacionadas

Libros

Mariguana a la mexicana

Por Nacho Lozano
Elena Ferrante, portada

Libros

El misterio de Elena Ferrante

Por Irma Gallo

Libros

Al servicio de una buena historia

Por Alfredo Núñez Lanz