portadilla Andy Warhol

La faceta desconocida de Andy Warhol

Anonymous Gallery presenta tres de las películas más experimentales del artista estadounidense Andy Warhol en una misma instalación.

Por Santiago Andrade / Fotografía Cortesía Anonymous Gallery

Para los amantes del arte y quienes tengan un conocimiento general de su trabajo, lo primero que se les viene a la cabeza cuando se menciona el nombre de Andy Warhol es, seguramente, alguna de sus obras más famosas: el retrato de Marilyn Monroe o la lata de sopa Campbell’s. Los melómanos pensarán en portadas de discos como Sticky Fingers de los Rolling Stones o The Velvet Underground & Nico de la banda que lideró Lou Reed en los años sesenta. Y los cinéfilos, tal vez, en Chelsea Girls, pero es su etapa como cineasta la que menos se ha conocido.

Por esta razón, es que Joseph Henrikson –director y fundador de Anonymous Gallery Nueva York y México– coordinó la exhibición Eat, Sleep, Kiss. “Andy Warhol penetró en distintas áreas de la cultura popular, pero sus cintas son desconocidas para el público en general y su legado es subvalorado. Por eso creo que es importante resaltarlas”, dice Henrikson sobre porqué adentrarse en el trabajo de Warhol como director de películas.

Eat, Andy Warhol

Eat, Sleep y Kiss son tres películas de exploración radical –como Henrikson las define– que Warhol dirigió entre 1963 y 1964 y fueron de sus primeros trabajos como director. La instalación que se ha hecho en Anonymous Gallery es una especie de laberinto en el que la luz de Kiss es visible, pero es la que está más lejos, “como una carta de amor extraña pero familiar” lo define el coordinador del proyecto. Para él, estas tres cintas “representan tres partes esenciales de la vida, la comida (Eat), el descanso (Sleep) y el amor (Kiss), siendo el amor lo más abstracto de las tres”.

Hay temas que Andy Warhol trabajó en sus obras más conocidas que también se pueden ver en estas cintas: la idea de la repetición y la dualidad. Pero resalta su capacidad de convertir objetos comunes –como una lata de sopa– y experiencias diarias, algunas que se hacen incluso en privacidad, en arte. Muchas veces lo hacía de forma ingenua. Para él eran simplemente cosas que le gustaban, sin embargo el comentario social que había detrás, el mensaje, era mucho más profundo.

Kiss, Andy Warhol

Ha sido tan fuerte el impacto de Andy Warhol, que John Waters –director, guionista, periodista, actor y artista estadounidense– dijo que “todos los artistas de hoy, están de alguna forma infectados por él”. Y cuando habla sobre su trabajo en el mundo del cine y la televisión, dice que “estaba mezclando personas gay y heterosexuales en pantalla. Hizo y discutió temas pornográficos antes que cualquiera”.

Sin embargo, sus películas no fueron bien recibidas. Al estreno de Sleep el 17 de enero de 1964, supuestamente solo fueron nueve personas y dos se salieron en los primeros 60 minutos. La cinta dura casi seis horas y muestra a John Giorno, amigo de Warhol, dormir en diferentes planos de su cuerpo. En Eat se ve al pintor Robert Indiana comer por 45 minutos y en Kiss a distintas parejas, tanto heterosexuales como homosexuales, besarse por 50 minutos.

Sleep, Andy Warhol

La galería se adecuó para que “cada una de las tres películas sean vistas de forma individual, pero al mismo tiempo se puedan experimentar las tres”, dice Henrikson sobre la instalación. Además, al entrar está todo cubierto con papel aluminio, como lo estaba The Factory, el estudio original de Andy Warhol en Nueva York. Así mismo, durante la exhibición se realizarán como lecturas de poesía o performances, replicando algunas actividades que se hacían en la Factory original.

“Eat, Sleep, Kiss”
Andy Warhol
Del 23 de septiembre al 23 de octubre
Anonymous Gallery
Lago Erne 250, Cuauhtémoc Pensil
anonymousgallery.com

Historias relacionadas

Miguel Pedroza Jardines de México, portada

Arte

Levedad escultórica

Por Alejandra González Romo