El descubrimiento del verdadero yo

Eddie Redmayne y Alicia Vikander protagonizan “La chica danesa”, de Tom Hooper.

Por Miguel Martínez

Durante los últimos años, la presencia de personajes transexuales en el cine y la televisión ha aumentado considerablemente, atrayendo la atención y crítica de la comunidad LGBTTI alrededor del mundo. Previo a la temporada de premiaciones del 2016, llega a cines mexicanos La chica danesa, una cinta que se suma a la tendencia de explorar personajes trans, al retratar la vida de la primera mujer en someterse a una cirugía para reasignación de sexo: Lili Elbe.

Dirigida por el ganador del Oscar Tom Hooper (El discurso del rey) y basada en la obra homónima de David Ebershoff, esta cinta cuenta una historia en la que algo que comenzó como un juego entre los pintores Eignar Wegener/Lili Elbe (Eddie Redmayne) y Gerda Wegener (Alicia Wikander), pronto cambiaría sus perspectivas sobre la vida y preferencias sexuales.

Los trabajos cinematográficos recientes del británico Tom Hooper se han traducido en múltiples nominaciones y premios para sus protagonistas; ejemplo de ello son los Oscar que Colin Firth y Anne Hathaway obtuvieron gracias a sus interpretaciones en El discurso del rey y Los miserables, respectivamente. Hooper ha demostrado que es un director que sabe dirigir a sus actores y eso queda plasmado de nueva cuenta en éste, su quinto largometraje, donde el peso de la historia recae completamente en sus protagonistas.

Eddie Redmayne ofrece una actuación soberbia en el papel de Eignar Wegener/Lili Elbe, un rol para el que se preparó mediante la asesoría de la cineasta Lana Wachowski (quien pasó por una transición similar) y con una investigación bibliográfica sobre Elbe. Su trabajo previo se refleja en el arco dramático de su personaje, que inicia siendo un hombre que, al entrar en contacto con su verdadero “yo”, descubre sus gustos reales y su preferencia sexual, iniciando un proceso que lo cambiará por completo y lo expondrá los prejuicios y burlas de una sociedad conservadora. Por su parte Alicia Vikander destaca al interpretar a una mujer confundida que debe enfrentar el hecho de que su esposo ha dejado de ser el hombre que conoce, para transformarse en una persona completamente diferente.

Los puntos más fuertes de La chica danesa están en su trabajo actoral y su banda sonora, a cargo de Alexander Desplat (El gran hotel Budapest). Sin embargo, esta cinta se queda corta en cuanto a trama y narración. A diferencia de otros trabajos audiovisuales que muestran desde una perspectiva más aterrizada la realidad de la comunidad trans —como Tangerine (2015), de Sean Baker, y la serie de Amazon Transparent (2014), de Jill Solloway—, La chica danesa no emana esa trascendencia como vitrina de los años de lucha contra la discriminación a la comunidad LGBTTTI. Escrita por Lucinda Coxon, La chica danesa aborda la vida de Lili Elbe de manera superficial, tendiendo a un discurso conservador, con un enfoque idealista y positivo en el que las soluciones llegan con facilidad. Esta aproximación deja de lado la batalla constante de las personas transgénero para hacerse respetar en la sociedad contemporánea.

La chica danesa se estrena en cines mexicanos el 15 de enero.

Historias relacionadas

nominados emmy 2018, portada

Medios

Estos son los nominados al Emmy 2018

Por Redacción Gatopardo
HBO México Los Espookys, portada

Medios

Sólo pasan cosas buenas en la CDMX

Por Andrés Olascoaga
Dick el demasiado documental, portada

Medios

La verdad de Dick, el demasiado

Por Redacción Gatopardo