compañía de teatro penitenciario, portada

El teatro como herramienta de reinserción social

La Compañía de Teatro Penitenciario de Santa Martha Acatitla presenta la puesta en escena “Xolomeo y Pitbulieta”.

Por Marcela Vargas / Fotografía Cortesía de la Compañía de Teatro Penitenciario

Presenciar una puesta en escena ofrece la posibilidad de vivir en un mundo alterno por un periodo determinado. La escenografía, trabajo actoral y texto de una obra de teatro son herramientas que transportan al espectador para imaginar otras realidades posibles. ¿Qué pasa cuando el equipo detrás de una producción teatral es quien más necesita asirse a esa ventana a una vida distinta? En su temporada 2018, la Compañía de Teatro Penitenciario, integrada por actores internos en el reclusorio de Santa Martha Acatitla, estrena la puesta en escena Xolomeo y Pitbulieta.

Con nueve años de trayectoria profesional, esta compañía de teatro ha acudido al arte y la cultura como una vía para impulsar la reinserción social, empleo remunerado y profesionalización de los internos de este reclusorio varonil, inaugurado en 2003 en el oriente de la Ciudad de México. Desde su fundación, este centro de reclusión ha recibido a presos de índice delincuencial bajo y medio, con sentencias menores a 15 años y con miras a reintegrarse a la sociedad mediante actividades técnicas, artesanales, educativas y deportivas. El programa de la Compañía de Teatro Penitenciario es coordinado por Foro Shakespeare A.C. y ha logrado un modelo de gestión autónomo e independiente que se tradujo en la creación de El77 Centro Cultural Autogestivo (El77CCA).

compañía de teatro penitenciario, int2

La puesta en escena Xolomeo y Pitbulieta, original de Jesús Natanael Pulido y ganadora del Premio Nacional de Dramaturgia Penitenciaria 2017, se estrenó a finales de marzo y formará parte de la temporada 2018 de la Compañía. Pulido se encuentra en una cárcel de Oaxaca y su guión llamó la atención del British Council por indagar en temas que empatan con la búsqueda de esta organización de crear relaciones de amistad y entendimiento entre naciones. “Jesús la escribió en el momento en que Trump ganó la presidencia, entonces es muy significativo que haya concursado con esta obra, que es prácticamente una comedia. Nos pareció necesario llevarla a la realidad”, comenta en entrevista con Gatopardo Pamela Zúñiga, gerente de proyectos de arte del British Council.

* * *

¿Te gusta el teatro? También te recomendamos:

Shakespeare en el Parque en la CDMX.

Puras cosas maravillosas, teatro de Pablo Perroni.

En busca de librepensadores: La sociedad de los poetas muertos.

* * *

La obra, situada en la frontera entre México y Estados Unidos, hace eco del clásico de William Shakespeare Romeo y Julieta, con un amor imposible entre dos personajes –un xoloescuintle y una pitbull– de distintos orígenes sociales, geográficos y raciales. Se trata de una coproducción entre la compañía, El77CCA, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el British Council. La dirección corre a cargo de la británica Camilla Brett y el guión fue adaptado por Mariana Hartasánchez. A través de la comedia y con un elenco 100% masculino –como en tiempos del teatro isabelino–, Xolomeo y Pitbulieta toca temas espinosos como la discriminación, las diferencias raciales, la intolerancia y “cómo impacta el no poder tener comunicación entre dos naciones que están pegadas y que comparten muchas cosas”.

compañía de teatro penitenciario, int3

Xolomeo y Pitbulieta, además de contar una historia sobre la realidad terrible de la migración hacia los Estados Unidos, abre una ventana para que los espectadores miren adentro suyo y modifiquen su perspectiva sobre otros miembros de la sociedad por quienes quizá nunca se han preocupado o solo han pensado en ellos en términos negativos. “En Santa Martha viven reclusos que ya tienen sentencia. No son delitos menores, es robo, homicidio, etcétera, entonces es muy fuerte plantear el hecho de que estas personas por alguna razón que no conocemos hicieron daño a la sociedad, pero probablemente hubieran tenido otra oportunidad si se hubieran encontrado con el teatro antes, tal vez no estarían aquí”, enfatiza Pamela Zúñiga. “Encontraron una profesión, una vocación, en el peor momento de sus vidas. Es muy revelador de que es posible la reinserción y que también le da una segunda oportunidad al teatro, que en algunos casos se ha vuelto ornamental y aquí es una herramienta para lograr algo más”.

compañía de teatro penitenciario, int1

Vivir una experiencia de teatro penitenciario va más allá de ocupar una butaca en un auditorio común para presenciar una puesta en escena. Debido a los estrictos reglamentos del reclusorio y a las condiciones de vida de los actores, la audiencia se sumerge simultáneamente en dos viajes que retan sus paradigmas: el de la obra por sí misma y el que abre sus ojos a una comunidad marginada que vive tras las rejas. “Te mueve muchas percepciones que puedes tener al respecto de un recluso, del teatro, de una comunidad vulnerable, e incluso de cómo nos relacionamos con el arte,” agrega Zúñiga. “El arte puede ser una herramienta poderosa de reinserción y una herramienta poderosa para un cambio social real. Creo que es lo más valioso más allá de la obra”, concluye.

La Compañía de Teatro Penitenciario presentará una función de Xolomeo y Pitbulieta el próximo 26 de mayo en el Reclusorio Varonil de Santa Martha Acatitla. El costo del boleto es de 250 pesos e incluye transporte a la penitenciaría y de regreso. Para asistir debes reservar tus boletos al correo electrónico teatroyprision@foroshakespeare.com, enviando tu nombre completo y fecha de nacimiento.

Más información en el Facebook de la Compañía y en la página web del British Council.