Melissa Barnetche Girard portadilla

Melissa Barnetche Girard rompe con lo convencional

La propuesta de interiorismo de Melissa Barnetche Girard critica el apego irracional a lo material.

Por Redacción Gatopardo / Fotografía David Franco / Cortesía MBG

La diseñadora de interiores Melissa Barnetche Girard busca romper esquemas. Desde que dejó una sólida carrera como abogada en 2002 para explorar su mundo creativo a través del diseño de interiores, Barnetche Girard ha construido un portafolio cautivador. Tras estudiar en la prestigiosa Parsons School of Design –parte de The New School, en Nueva York–, esta diseñadora volvió a México y colaboró con figuras del diseño y la arquitectura, como el respetado arquitecto Diego Villaseñor y el también talentoso Alejandro Felguerez.

Del estilo de Melissa Barnetche Girard destaca su habilidad para combinar elementos tradicionales con planteamientos contemporáneos, además de su frescura y enfoque funcional. Estos detalles la llevaron en 2012 a encabezar el estudio de diseño de la Domus Design Collection en Nueva York – la galería más selecta y fina de mobiliario europeo en América. Este retorno a los Estados Unidos le dio la oportunidad de especializarse en diseño de producción y escenografía, territorios que también ha explorado con éxito.

melissa-barnetche-girard-sillon melissa-barnetche-girard-sillon-mujer

Recientemente, Melissa Barnetche Girard decidió dar un giro a su propio portafolio. En colaboración con el fotógrafo David Franco, desarrolló un proyecto visual no convencional con el que buscan “criticar el apego irracional a lo material, a lo superficial”.

Para esta serie fotográfica, Barnetche Girard se encargó del diseño de interiores y dirección de arte, mientras que Franco hizo las fotografías y el arte digital del proyecto. “El mundo está obsesionado con poseer: tener riqueza, tener belleza, tener éxito, tener aceptación, tener la razón;” explica la diseñadora. “Tanto que inclusive las personas se vuelven parte de esa colección de objetos que adornan nuestra existencia y no nos damos cuenta de que, al final, somos esclavos de nosotros mismos, de nuestras cosas, de la apariencia, de los prejuicios, de opiniones externas”. La desnudez de la modelo simboliza el desprendimiento de todo ello.

“Las imágenes reflejan la desesperación por romper con mis prejuicios y ataduras para librarme de mí misma”, concluye.

 

Historias relacionadas

Isabel Abascal Alessandro Ariezo Lanza Atelier, portada

Estructura

Modificar la arquitectura

Por Alejandra González Romo
ana elena mallet silla mexicana, portada

Estructura

La silla y la antropología de las cosas

Por Sofía Viramontes
inédito convocatoria design week, portada

Estructura

Inédito abre su convocatoria

Por Redacción Gatopardo