La desgarradora belleza de “Batallas íntimas”

Lucía Gajá presentó su nuevo documental “Batallas íntimas”, con el que aborda la violencia doméstica, en el 32° Festival Internacional de Cine en Guadalajara.

Por Regina Sienra

“Cualquier forma de violencia es violencia” dice Lucía Gajá. La documentalista mexicana detrás de la multipremiada cinta Mi vida dentro (2007) presentó Batallas íntimas, su nuevo documental, en el 32° Festival Internacional de Cine en Guadalajara. En él, presenta a cinco mujeres víctimas de violencia doméstica, quienes han salido adelante y han rehecho sus vidas. Las protagonistas del documental son completamente diferentes entre ellas para mostrar que este problema trasciende nacionalidades, estatus económico y formación académica: Es una pandemia.

La cinta tuvo su origen en una nota periodística que la directora leyó durante la gira promocional de su película anterior. “Contaba es que un hombre de 75 años había asesinado a su esposa, de la misma edad, en la cocina de su casa, a puñaladas, el día de su cumpleaños. Me impactó mucho”. Si bien no era la primera vez que escuchaba sobre el tema, las circunstancias del hecho la empujaron a investigar más sobre violencia doméstica. “Me impresionaron las cifras de la cantidad de mujeres asesinadas por sus exparejas, novios, esposos”. Así fue que se embarcó en un proyecto cinematográfico de ocho años.

La cinta inicia con un montaje de escenas comunes de una boda, romance y promesas de amor, lo cual añade a la faceta perturbadora de Batallas íntimas. Pronto nos muestra un proceso penal contra un esposo violento y relatos de intentos de asesinato, así como historias de escape, supervivencia y superación.

Martha, de México; Carmen, de España; Mina, de Finlandia; Lyra, de Estados Unidos; y Roxana, de la India son las mujeres cuyas vidas forman Batallas íntimas. “Lo más difícil fue escucharlas contar sus historias. Ya no verlo en los libros. Fue muy conmovedor que sí me querían hablar, que sí me querían contar”. Para ellas, lo de menos, era tener una cámara enfrente. “Es una ventana para compartir una experiencia de vida tan fuerte”, dice la directora.

Gajá destaca que aquellos fragmentos en los que las sobrevivientes relatan las agresiones que vivieron, fueron hechos a las pocas horas que haber conocido a la directora. “Al tener esa confianza y esas historias así, tan a la mano, yo ya tenía un compromiso mayor al ellas”. La directora notó que lo que todas tenían en común era una necesidad de hablar para que otras mujeres que estuvieran en la misma situación supieran que se puede salir adelante. “Para mí era muy importante hacer una película donde sus historias fueran historias dignas, donde fueran lo que para mí representan: Mujeres muy valientes”.

Por ello, uno de los puntos sobresalientes de la cinta es la elegante sensibilidad con la que se trata el tema. “Me interesaba muchísimo hacer una película en donde no se viera la violencia, sino que escucháramos la violencia”, dice la documentalista. Las entrevistas se mezclan con tomas con detalles sutiles e imágenes del día a día de las cinco protagonistas. La delicada estética de la cinta, creada por Gajá y el cinefotógrafo español Marc Bellver, hace de Batallas íntimas una cinta hermosa y desgarradora, con un mensaje de alarma y esperanza.

Gajá señala que una de sus principales razones para hacer este documental fue manifestar que la violencia doméstica es un asunto de la sociedad entera. “No podemos seguir volteando la cara, diciendo ‘es que esto no me pasa a mí’ o ‘no me tengo que meter porque es en el ámbito privado y eso es entre ellos’. Yo creo que la única forma de cambiar esta situación  en la que vivimos sobre la violencia doméstica es todos tratar de hacernos parte del cambio”, concluye.

Historias relacionadas

Stalker La zona Tarkovski, portada

Medios

Stalker. La zona: El regreso de un clásico ruso

Por Redacción Gatopardo
peliculas de james ivory, portada

Medios

Conocer a James Ivory

Por Andrés Olascoaga