Café documental náhuatl, portada

Café, un documental en náhuatl sobre la fortaleza familiar

Café, documental en náhuatl de Hatuey Viveros, director y cinefotógrafo mexicano, llega a la Cineteca Nacional.

Por Regina Sienra

“Siempre me ha gustado pensar que las historias que mejor podemos contar son las que que tenemos cerquita”, dice Huatey Viveros, director y cinefotógrafo mexicano, quien debutó con la cinta de ficción Mi universo en minúsculas (2011). Ahora, Café, su primer documental, llega a la Cineteca Nacional y el circuito cultural el 17 de agosto tras un exitoso paso por festivales de cine en México y alrededor del mundo.

Previo a su estreno, Café recibió en 2014 el Gran Premio del Visions du Reel International Film Festival, en Suiza. También obtuvo el Premio a Mejor Documental Biarritz International Festival of Latin American Cinema y el Premio Reveu Sequence del Montreal First Peoples Festival. Un año después formó parte del festival Docs Fortnight del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Café documental náhuatl, int3

Hatuey Viveros, director de “Café”.

Café sigue a una familia de la sierra de Puebla que debe sobreponerse a la pérdida de Antonio, el padre. Esto se suma a los problemas a los que ya se enfrenta una comunidad de escasos recursos. Teresa, la madre, intentará sacar adelante a sus hijos: Jorge, quien busca convertirse en el primer abogado de la zona y mejorar las oportunidades de quienes habitan ahí; y Rosario, una joven que debe tomar una decisión sobre su futuro.

“En realidad es una historia heredada”, dice el director. “Antonio era un ser muy querido por mi padre y nuestras familias crecieron juntas”. Inspirado en el duelo que atravesaba su papá, Viveros decidió acompañar este proceso desde el cine. “Creo que es una historia íntima, de esas que nos llegan”. El título proviene de las conversaciones que tienen lugar mientras la madre y los hijos se reúnen para limpiar y tostar granos de café.

Café documental náhuatl, int1

El 90% de los diálogos de Café están en náhuatl, respetando la forma orgánica en la que sucedían las interacciones en casa de Teresa y sus hijos. “Es su lengua materna, la lengua que se habla en torno a la mesa”, dice el director, quien no habla el idioma. Después de darle muchas vueltas, Viveros decidió poner atención a lo que sucedía en términos dramáticos mientras seguía a la familia.

“Construimos desde ahí, con esta idea de aproximarte a la emoción que está sucediendo frente a la cámara. Es algo para lo que uno ha desarrollado un entrenamiento como cinefotógrafo, para identificar cuándo están sucediendo cosas y cómo armar las secuencias sin entender la lengua”. Esta visión también le ayudó a construir una atmósfera contemplativa e íntima que complementa el sentimiento de resiliencia que envuelve al documental.

Café documental náhuatl, int2

Para Viveros, que la familia le haya permitido acceder a sus vidas con una videocámara fue uno de los más grandes actos de bondad. “No hay puntos medios. Es también una relación construida, también acompañada por la confianza y el compromiso de uno con la dignidad de las personas que te están dejando entrar”. De acuerdo con el director, esto es un pilar de la construcción del documental, pues este factor es determinante para el resultado final de la película.

El director disfrutó ver cómo las personas construyan a sus personajes a partir de lo que sus propias personalidades, sus miedos y sus deseos, sin la incidencia de las posibles presiones de una producción promedio. “Es una película que se va haciendo sola en el sentido de que son las personas las que nos van revelando”. Para él, la cotidianeidad y los pequeños detalles permiten construir grandes historias.

La universalidad de la historia ha resonado con múltiples audiencias desde su estreno en 2014, Viveros sabe que la fortaleza de sus personajes para sobreponerse a la adversidad es algo entrañable. “La mayor lección que nos deja Café es que aún en los momentos más difíciles y más complejos, al interior de la familia, las cosas se resuelven con el diálogo”, concluye.

No te pierdas este documental en Cineteca nacional. Mira su cartelera aquí.

Si quieres leer más sobre cine documental, recomendamos:

Diez documentalistas mexicanas que no debes perder de vista.
Entrevista con Raoul Peck, director del documental “No soy tu negro”.

Historias relacionadas

nominados emmy 2018, portada

Medios

Estos son los nominados al Emmy 2018

Por Redacción Gatopardo
HBO México Los Espookys, portada

Medios

Sólo pasan cosas buenas en la CDMX

Por Andrés Olascoaga
Dick el demasiado documental, portada

Medios

La verdad de Dick, el demasiado

Por Redacción Gatopardo