Jorge Perrugoría: Cine cubano y aire fresco

El actor cubano Jorge Perrugoría reflexionó sobre el cine cubano y el restablecimiento de relaciones entre Cuba y EUA.

Por Alejandra González Romo

La película cubana Fresa y Chocolate (1994) describe la entrañable amistad entre un joven revolucionario convencido del ideal socialista y sus frases doctrinarias, y un artista homosexual –interpretado por el actor cubano Jorge Perrugoría– perseguido y censurado. La historia tiene lugar en un momento en el que, tras el fin Guerra Fría, Cuba se estaba quedando sola con su proyecto de país y enfrentaba las restricciones y carencias que vinieron con esa decisión. Tras su estreno, la película se convirtió de inmediato en un éxito internacional, al hablar en nombre de la tolerancia, y la necesidad de construir puentes entre culturas e ideologías. Fue nominada a los premios Oscar y ganó como Mejor Película Extranjera en los premios Goya y la Mención Especial del Jurado en la Berlinale.

La carrera de Jorge Perrugoría tomó inmediatamente una velocidad que él nunca imaginó. “En cada sala donde se presentó, el público aplaudió de pie por mucho tiempo; muy conmovido, pero también con un entusiasmo que yo no he vuelto a ver desde entonces,” afirmó. Hoy hay en su trayectoria más de 50 películas, entre las que están Guantanamera, y Boleto al paraíso y es uno de los actores más reconocidos de su país. Perrugoría estuvo presente en el Hay Festival Querétaro, conversando con la escritora y crítica de cine Mariana H. sobre su carrera y sobre Cuba, que tras el restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos, se enfrenta a nuevos aires.

Fresa y chocolate tuvo una magia especial desde la filmación, esa magia que la convirtió en un mensaje universal y que la llevó a conectar con todas las sociedades, las más conservadoras y las más modernas,” recordó. Desde entonces, Perrugoría ha recibido toda clase de propuestas para trabajar en el extranjero, pero decidió siempre priorizar al cine cubano. Prácticamente en cada entrevista le preguntan por qué decidió quedarse ahí en vez de tomar otros rumbos, y él siempre responde lo mismo: “Yo encontré en Cuba lo que otros salieron a buscar y soy feliz en La Habana.” El actor, como muchos artistas cubanos, se ha convertido en una especie de embajador de su patria, ante la curiosidad que despierta la producción cultural bajo las condiciones económicas y sociales de la isla. “La realidad cubana siempre es manipulada a través de los medios, que la muestran, ya sea blanca o negra. Pero a diferencia de los diarios, el arte sí es capaz de mostrar nuestra realidad en toda su complejidad,” dijo. “El cine cubano ha sido crítico desde sus inicios y es por eso que los cubanos consumen su propio cine, porque ven ahí reflejados su problemas. Esa fidelidad se mantiene hasta hoy, y quienes nos dedicamos a esto no hemos renunciado a esa honestidad,” agregó.

Jorge Perrugoría en conversación durante el Hay Festival Querétaro. Fotografía: Alejandra González Romo

Jorge Perrugoría en conversación durante el Hay Festival Querétaro. Fotografía: Alejandra González Romo

Es muy cierto que el cine cubano tiene un lugar especial en el mundo. Y en tiempos de las dictaduras latinoamericanas, muchos directores de otros países encontraron apoyo en Cuba para poder seguir trabajando y hacer del cine un instrumento de lucha. Así nació la prestigiada Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños en diciembre de 1986, un proyecto del escritor colombiano Gabriel García Márquez, que no ha dejado de rendir frutos.

El Hay Festival tenía lugar pocos días después de que se realizó el primer e histórico vuelo comercial de Estados Unidos a Cuba desde 1961. Desde hace meses, los cambios de esta nueva era ya se han hecho sentir en la isla, y el arte y la cultura están al centro de esa evolución. “Cuba no puede seguir atrapada por un modelo del siglo pasado, tiene que tomar la senda del desarrollo, pero tampoco podemos renunciar a lo bueno que hemos logrado con sudor y sangre, como la salud y la educación para todos, que para otros países no es más que una utopía,” dijo Jorge Perrugoría entre aplausos.

Ante todos estos cambios, la juventud cubana vive una enorme expectativa y el actor ve con optimismo las oportunidades que se abrirán para ellos. “Ha sido tristísimo ver que durante décadas los jóvenes soñaran con un futuro fuera de la isla. Es fundamental que empiecen a querer y creer que pueden construir su vida y alcanzar sus sueños en su propio país,” agregó. Jorge Perrugoría rodó recientemente la película Refugio, ópera prima como director del actor Demián Bichir. Para una escena el cubano tuvo que decir una frase en inglés, un idioma que hasta ahora no habla, quizás esté considerando aprender.

Historias relacionadas

Series mexicanas - portada

Medios

Series mexicanas en streaming

Por Marcela Vargas
Stalker La zona Tarkovski, portada

Medios

Stalker. La zona: El regreso de un clásico ruso

Por Redacción Gatopardo