mejores películas de Nicole Kidman, portada

Poder femenino en la TV

Algunas de las mejores series televisivas de la actualidad manejan un discurso feminista al centro de sus historias.

Por Miguel Martínez

La televisión vive una época de oro. La cantidad y calidad de las producciones televisivas ha tenido un aumento exponencial nunca antes visto, además el catálogo de series en cuanto a géneros es de una variedad incomparable. Vivimos en la década donde los grandes títulos provienen de la pantalla chica y donde los hábitos de consumo y exhibición de las series se han transformado.

No hay duda de que el feminismo debe formar parte de la conversación actual entre interlocutores. El mundo atraviesa un periodo crucial donde se busca que el abuso y la violencia contra la mujer terminen, además de, por supuesto, equidad entre hombres y mujeres en cuanto a oportunidades y sueldos a nivel profesional. A este cambio social se ha sumado la industria televisiva de las series.

ganadores premios emmy 2017, int1

Shailene Woodley, Reese Witherspoon y Nicole Kidman protagonizan “Big Little Lies”, de HBO.

El discurso feminista ha encontrado en la televisión un medio para expresar ideas y cuestionamientos hacia distintos públicos, aunado a la apuesta que grandes productoras como HBO, Netflix, Amazon y Hulu han hecho en los creadores de productos audiovisuales relacionados con el feminismo y sus bases.

No es casualidad que en 2017 The Handmaid’s Tale y Big Little Lies hayan sido las series más galardonadas del gremio televisivo. Sin embargo, estas producciones son apenas la punta del iceberg de una tendencia que inició en la televisión hace un par de años, cuya característica principal es el desarrollo de historias sobresalientes donde los personajes femeninos sean el eje central y tengan una construcción más compleja en forma y contexto.

En la multi galardonada The Handmaid’s Tale (Miller, 2017), serie estelar de Hulu, la visión parte de un mundo donde la mujer es víctima de la opresión, humillación, vive para hacer labores domésticas y es vista como una herramienta para perpetuar la especie. A partir de ello, se construye un discurso que critica y hace hincapié en temas que aquejan la actualidad de la agenda pública: acoso sexual, violencia y feminicidios; además de sembrar una idea de empoderamiento a través de la resistencia en circunstancias adversas. The Handmaid’s Tale también se atreve a criticar y cuestionar una y otra vez una realidad donde la mujer tiene que ser conservadora, no tiene voz y debe ser sumisa frente al hombre.

Mejores series del 2017, handmaids

En el caso de Big Little Lies (Kelley, 2017), serie basada en la obra homónima de Liane Moriarty, la realidad que se plantea no es muy distinta. HBO produjo una serie donde sus protagonistas debían luchar contra una comunidad conservadora, discriminatoria y elitista, además de lidiar con violencia intrafamiliar, psicológica y sexual: todo esto en el contexto de la clase alta privilegiada en una zona residencial de los Estados Unidos.

La apropiación del discurso feminista en las series no se ha limitado a un género. La comedia comienza a jugar un papel importante para la difusión de estas ideas y las ingresa en su ADN para la creación de nuevas historias. Glow (Netflix) y The Marvelous Mrs. Maisel (Sherman-Palladino, 2017), ganadora del Globo de Oro por Mejor Comedia, son un claro ejemplo de esto.  Ambas producciones parten de una sencilla premisa para elaborar un discurso que cuestione los espacios laborales donde se desempeña un puñado de mujeres a nivel profesional, ya sea la televisión o el propio mundo de la comedia.

¿Qué tienen en común The Handmaid’s Tale, Big Little Lies, Glow y The Marvelous Mrs. Maisel? En primer lugar, contar historias sólidas de acuerdo a su género –comedia, drama, etcétera– que permitan generar audiencia y una vez planteado el conflicto, utilizarlo para incorporar ideas del feminismo. No importa a qué estrato socioeconómico o época ficcional pertenezcan sus protagonistas, dichas series cuestionan y exploran un tema fundamental de la actualidad: la mujer y su posición en la sociedad del siglo XXI.

series de tv feministas, int1

Rachel Brosnahan protagoniza “The Marvelous Mrs. Maisel”.

Ahora bien, ¿quiénes son algunos de los responsables de esta tendencia en la televisión?

En los últimos años se ha consolidado un gremio de mujeres directoras, productoras, creadoras y fotógrafas quienes tienen las responsabilidades más importantes en distintas producciones. Tal es el caso de Mimi Leder, quien estuvo a cargo de los episodios cruciales de The Leftovers o Amy Sherman-Palladino (Gilmore Girls), responsable de The Marvelous Mrs. Maisel, la serie sensación de Amazon. Nuevas voces como Lisa Joy (Westworld), Reed Morano (The Handmaid’s Tale), Kate Dennis (Glow) y Floria Sigismondi (American Gods) brindan una visión fresca sobre la percepción del feminismo en la cultura televisiva.

Las cosas están cambiando en la sociedad y se debe comprender que el feminismo no es un tema ajeno. La televisión ha entendido su rol en este periodo donde se busca la equidad de género a cualquier nivel y el poder de persuasión que puede tener un discurso bien construido en el espectador. Es por ello que la revisión de contenidos relacionados con este tema resulta fundamental para hombres y mujeres y funciona como vía para comenzar a cambiar ideologías conservadoras que aún permean en la sociedad del siglo XXI.

* * *

También te recomendamos leer:

Las mujeres latinas toman la pantalla.

El cine dentro y fuera de la sala oscura.

Los mejores documentales de Sundance y dónde verlos.

Historias relacionadas

Series mexicanas - portada

Medios

Series mexicanas en streaming

Por Marcela Vargas
Stalker La zona Tarkovski, portada

Medios

Stalker. La zona: El regreso de un clásico ruso

Por Redacción Gatopardo