Issa López Vuelven Fantastic Fest, portada

Los fantasmas de la violencia

La cineasta mexicana Issa López estrena “Vuelven”, una bella fábula oscura sobre la infancia en tiempos violentos.

Por Marcela Vargas / Fotografía Rodrigo Marmolejo

“La comedia y el horror son los dos géneros más difíciles porque ahí no hay mentira. El espectador no te puede engañar con el temor o la risa”, dice la cineasta Issa López, quien siempre miró el cine de horror a la distancia. Nunca antes lo había ejecutado. Con su más reciente cinta Vuelven, ha creado una carta de amor al cine fantástico, sin caer en clichés y con una manufactura impecable. Su tercer largometraje se merece todos los elogios que se le han hecho en su paso por festivales como ScreamFest L.A. y Fantastic Fest, en Austin, donde López se convirtió en la primera mujer en ganar el premio a Mejor Dirección.

Con un perfil relativamente discreto, Issa López es una guionista prolífica, cuyas películas suelen posicionarse bien en la taquilla mexicana. Las comedias Ladies’ Night, Niñas mal, Casi divas –que también dirigió– y A la mala (2015) son muestra de ello. En 2016, estuvo nominada al Ariel por el guion de 600 millas (2015), película que coescribió con su director, Gabriel Ripstein.

Vuelven Issa López, int1

Con un perfil relativamente discreto, Issa López es una guionista prolífica, cuyas películas suelen posicionarse bien en la taquilla mexicana.

Vuelven es su primera aproximación al horror. “El género me vuelve loca y me ha vuelto loca toda la vida”, cuenta en entrevista para Gatopardo. “Es muy complejo, te lo digo por experiencia. Tienes que buscar y experimentar, porque vas a provocar en el espectador una reacción física”.

La película cuenta con las actuaciones de un par de indispensables del cine mexicano actual –Ianis Guerrero (Caco) y Tenoch Huerta (el Chino)–, así como con un elenco infantil impresionante del que destacan Paola Lara (Estrella) y Juan Ramón López (El Shine). Situada en una ciudad indeterminada en el México violentado por el crimen organizado y la corrupción, Vuelven sigue a Estrella y a El Shine, dos niños que sin querer se ven involucrados en una disputa entre organizaciones criminales. “Tienen una capacidad de resiliencia, de rebotar, que pues uno no lo tiene tanto. Es curioso”, cuenta López sobre su trabajo con los niños que forman el corazón de la película.

“Fueron experiencias muy fuertes porque describirlo es muy fácil, pero llevarlos a visitar esos universos es muy complejo”. Con la acting coach Fátima Toledo (Ciudad de Dios), la producción generó un taller para involucrar a los niños en un guion fuerte, pero sin afectarlos emocionalmente. “Pocas cosas me dan tanto placer como ver lo que se hizo de making of y ver los abrazos entre los niños y yo, los niños y Tenoch, cómo jugaban juntos. Creamos un ambiente donde pudiéramos llegar al miedo profundo y salir de él”.

Desplazados por la violencia, Estrella y Shine lideran a una pequeña familia que resuena un poco a los niños perdidos del País de Nunca Jamás. La madre de Estrella, así como las familias de sus compañeros, han desaparecido. Pero en un mundo donde los príncipes han olvidado su valor y donde reina la violencia, pedir un deseo puede tener consecuencias catastróficas para los personajes. “La realidad de lo que está pasando en nuestro país, la brutalidad de esa violencia, ya habita en el horror. Nos la contamos unos a otros como se cuentan los cuentos de niños”, comenta la directora.

En Vuelven resuena el profundo conocimiento de Issa López acerca de los géneros fantásticos: tanto los ecos del cine de Guillermo del Toro y su amor por Stephen King –quien alabó la cinta en sus redes sociales–, como su admiración por un clásico mexicano que no necesariamente suele asociarse a este tipo de cine: Juan Rulfo. “Es Pedro Páramo pero invertido: no es él buscando a su padre, es ella buscando a su madre y los muertos que te hablan y que están con nosotros”, dice la directora sobre sus influencias.

“Guillermo del Toro entiende esta misma cosa que la película explora, que es que cuando los niños se enfrentan con la violencia extrema, responden con fantasía, y es de lo que se trata la película. Es una fábula oscura, es un cuento oscuro donde los muertos no se quedan, siempre vienen atrás de nosotros”. Los ojos más avispados podrán detectar guiños directos al cine de horror japonés, así como la cercana relación entre Vuelven y la adaptación de El resplandor que hiciera Stanley Kubrick en 1980.

Vuelven llega a pantallas mexicanas en un momento afortunado para el cine de horror nacional. En los últimos años se han producido más y mejores películas del género y su visibilidad ha crecido gracias a festivales especializados y hasta al Sindicato del Terror recién creado (iniciativa de realizadores nacionales para fomentar la producción local). “Un país con una inquietud mágica de este tamaño tendría que estar produciendo mucho más [cine de género], con mucho más calidad y con una voz original”, concluye Issa López.


* * *

También te recomendamos:

Issa López triunfa en festivales internacionales con Vuelven.

Las tinieblas, cine de horror hecho en México.

La joya de la corona: Guillermo del Toro en Morelia.

Con un perfil relativamente discreto, Issa López es una guionista prolífica, cuyas películas suelen posicionarse bien en la taquilla mexicana.

Historias relacionadas

nominados emmy 2018, portada

Medios

Estos son los nominados al Emmy 2018

Por Redacción Gatopardo
HBO México Los Espookys, portada

Medios

Sólo pasan cosas buenas en la CDMX

Por Andrés Olascoaga
Dick el demasiado documental, portada

Medios

La verdad de Dick, el demasiado

Por Redacción Gatopardo