Portada Ala.ni

La voz vintage y prodigiosa de Ala.ni

La cantante británica Ala.ni habla sobre su sonido, sus influencias musicales y su respeto por el pasado con pretexto de su álbum “You & I”.

Por Regina Sienra

Ala.ni, cantante originaria del Reino Unido, transporta a cualquiera a su alrededor a un sonido de principios de siglo. Su música, compilada en su álbum debut You & I (2016), recuerda a un estilo de voces dulces sobre una suave base orquestal, el cual ha de replicarse con el paso del tiempo. Sin embargo, la suya es una de las propuestas más frescas en el mercado.

“Tengo un respeto por el pasado, pero no intentaba hacer un álbum con un sonido vintage”, cuenta Ala.ni en entrevista para Gatopardo. La cantante atribuye la presencia de ese estilo clásico a las primeras canciones que cantó en la escuela, éxitos de los años treinta y cuarenta, como “Somewhere Over the Rainbow”, en voz de Judy Garland y  “At the Codfish Ball”, en voz de Shirley Temple; así como canciones de cintas de Disney. Incluso desea algún día poder ser la primera Maria afroamericana en The Sound of Music.

A pesar de su prodigiosa voz, la idea de Ala.ni no siempre fue cantar. Fue a una escuela de arte dramático, así que entrenó canto, baile y actuación. “Al principio quería ser bailarina. Cuando cumplí 15 años me di cuenta de que podía cantar y que me sentía diferente al cantar, había una mayor conexión”. El giro se convirtió en algo definitivo cuando descubrió la fuerza emotiva de su voz. “Hice llorar a mi maestro de canto. Él era muy estricto y estaba llorando. Ahí fue cuando me di cuenta de lo que podía hacer con mi voz, las emociones que podía despertar”.

Ala.ni 2

El primer gran impulso de su proyecto fue presentarse en el programa Later… with Jools Holland, en mayo de 2015. No obstante, Ala.ni ya tenía una amplia experiencia, no sólo en la industria musical, sino en otras disciplinas como la moda y los audiovisuales. Uno de los episodios más destacados previos a su lanzamiento como solista, fue haber sido corista para Damon Albarn, de Blur. “Damon [Albarn], que es tan prolífico, lo trata como un empleo, está en el estudio de 9 a 5”.

Ala.ni encontró en él a un gran amigo y escucha que la ayudó a mantenerse confiada y concentrada. “También aprendí a ser profesional”, dice Ala.ni. “Si no te sientes bien, debes ir y hacerlo porque es tu trabajo. Si no lo tomas en serio, es un hobby”. Para ella, este proyecto es un compromiso 24/7.

A pesar de la disciplina adquirida, Ala.ni relata que su forma de escribir no es tan ordenada, pues en ocasiones despierta a la mitad de la noche con una idea para componer. “A veces termino una canción en una semana, o a veces tardo un par de años”. Sus ideas pueden comenzar como un poema o una melodía, e incluso confiesa haberse inspirado en ruidos de alarmas o lavadoras. “Todo eso puede crear un ritmo”.

Ala.ni 3

Ala.ni trabaja una buena parte de sus canciones grabando a capella, en su computadora portátil. Sin embargo, el proceso creativo no termina en la música: Ala.ni dirige sus propios videos y también es aficionada a la fotografía. “A veces la idea del video surge primero, y puedo hacerla parte de la canción. En ocasiones surgen al mismo tiempo; pero también llega a ocurrir que tengo 10 ideas para el video de una canción y debo decidirme por una”.

La cantante, quien es de ascendencia granadina y ahora vive en París, concluye que moverse y conocer el mundo es el mejor consejo que le puede dar a alguien. “Los viajes te forman como humano. Viajar es lo que curará al mundo, pues permite a otros conocer otras perspectivas externas. Además, te ayuda a apreciar quién eres”.

Historias relacionadas

Música para manejar - portada

Música

Música para manejar

Por Redacción Gatopardo
concierto Mobley México, portada

Música

Las mentiras frescas de Mobley

Por Achille Castelnau