Depeche Mode en México, portada

El silencio análogo de Depeche Mode

La icónica banda de los años ochenta vuelve a los escenarios mexicanos con dos conciertos únicos, con los que demuestran la vigencia de su música.

Por Ritta Trejo

La música electrónica, los sintetizadores, el new wave y cuatro chicos de dieciséis años se unieron en Essex, Inglaterra, a finales de los ochenta bajo el nombre que les daría tanta fama: Depeche Mode. Crearon un sonido vanguardista para la música electrónica, un estilo tan definido en sus composiciones que los ha distinguido por casi cuarenta años. Hoy siguen siendo un referente de generaciones, provocando euforia en cada escenario donde se han presentado, y han dictado la pauta para el synth pop. Este mes, Depeche Mode regresa a México para presentarse en el Foro Sol de la Ciudad de México.

Parece que nada ha cambiado desde su primer álbum Speak & Spell, que en 1981 reflejaba ya su estilo en el uso de modulares, cajas de ritmo, secuenciadores, sintetizadores análogos y grabaciones en cintas magnéticas, elementos con los que daban forma a las melodías.

Depeche Mode en México, int

Foto: Fin Costello/Redferns.

Aún después de la salida de Vince Clarke, mente maestra detrás de ese primer disco, Depeche Mode decidió seguir experimentando en la misma línea. Grabó cinco álbumes más hasta el lanzamiento en 1990 de Violator, su disco más vendido. En este trabajo se aprecian claras influencias de Kraftwerk, Tangerine Dream, Throbbing Gristle y The Human League, por sus sonidos del rock y del metal. Fue realizado a base de máquinas y sonidos industriales, teclados futuristas, armonías instrumentales, además del tono inigualable de Dave Grahan.

Convirtiéndose en un fenómeno internacional a principios de los noventa, la banda trascendió a otras disciplinas, como el arte y la moda: chamarras de piel, estoperoles, pantalones negros ajustados y peinados desenfadados generaron un nuevo movimiento. Durante esos años, trabajaron en varias ocasiones con el fotógrafo y director Anton Corbijn, quien utilizó en muchos de sus videos el blanco y negro, estética con la que impactó.

En la primera década del 2000 grabaron tres álbumes más de estudio, Exciter, Playing the Angel, y Sounds of the Universe, con los que marcaron una nueva era en su carrera y dieron otro giro a sus letras, que más allá de temas cantables y bailables, materializaron su sonido en atmósferas llenas de melancolía, sin dejar de lado el uso de loops y samples, y emergieron como una electrónica más refinada manteniendo el constante ritmo y la presencia de la agrupación.

Con sus tres integrantes Martin Gore, Andrew Fletcher y Dave Gahan, Depeche Mode reapareció el año pasado con Spirit. Con un repertorio de 12 tracks, el disco fue recibido como un claro acercamiento a la situación política de las últimas elecciones en Estados Unidos, con momentos que recuerdan a sus sencillos más escuchados, pero con letras y cortes basados en el drum and bass, folk y blues. La música es intangible, pero los sonidos de Depeche Mode son vibrantes, llenos de texturas, estremecedores.

Los shows del Global Spirit Tour son tan vivaces como en sus inicios, llenos de aparatos análogos, con los que su sonido ha perdurado y que hacen que su longevidad se sienta fresca e innovadora.

* * *

También te recomendamos:

La voz eterna de Dolores O’Riordan.

¿Por qué es tan importante The Joshua Tree?

Porcelain, el nuevo libro de Moby.

Historias relacionadas

Música para manejar - portada

Música

Música para manejar

Por Redacción Gatopardo
concierto Mobley México, portada

Música

Las mentiras frescas de Mobley

Por Achille Castelnau
conocer a sinatra, portada

Música

Conocer a Frank Sinatra

Por Redacción Gatopardo