Portadilla weeshing

Weeshing: Cumpliendo el sueño melómano

La start up chilena Weeshing quiere traer a México su modelo de inversión de particulares para financiar conciertos.

Por Redacción Gatopardo

[dfp_ads id=3257]
[dfp_ads id=3224]

En los últimos años, el modelo de crowdfunding se ha vuelto una herramienta muy popular para financiar desde películas hasta álbumes y giras enteras para artistas locales e internacionales. En 2009, Rodrigo Segal vio la oportunidad de utilizar un modelo como éste para llevar a Chile conciertos especiales financiados por los mismos seguidores de las bandas. Entonces, nació Weeshing, una plataforma de apoyo para las productoras que financia eventos mediante crowdfunding.

Con experiencia en la industria de los espectáculos, Rodrigo Segal se dio cuenta de que casi todas las productoras chilenas se financiaban a partir de amigos, y dependiendo de cómo le iba a cada show había o no rentabilidad para los inversionistas. Esto podía dejar de lado a quienes tuvieran una propuesta de evento pero no contaran con los contactos para apoyarse económicamente. Así que Segal decidió crear una plataforma que le sirviera no sólo a su propia productora, sino a sus colegas. “A los seis meses tuve que vender mi productora, porque había un conflicto de interés complejo”, cuenta Segal en entrevista con Gatopardo. “Ahora sólo me dedico a Weeshing”.

El funcionamiento de esta plataforma es sencillo: Una productora tiene un show que quiere vender, pero no quiere correr sola el riesgo y lo coloca en Weeshing para buscar inversionistas. “Todo depende de cuántos boletos se vendan: si son muchos, los inversionistas ganan, si se venden pocos, pierden”, señala Segal. “En 18 meses que llevamos online hemos financiado 66 conciertos distintos –incluida la última gira de La Ley en Chile– y hemos levantado 2.2 millones de dólares. Si alguien hubiera sido inversionista en los 66 conciertos, hubiera sacado un 8.51% de rentabilidad por show”.

Herbie Hancock, Weeshing

Uno de los shows financiados a través de Weeshing fue el de Herbie Hancock en agosto de 2013.

Más allá del negocio, la estructura del modelo de Weeshing tiene una finalidad idealista y melómana: diversificar y ampliar la oferta de eventos musicales para el público local. Además, les gustaría transparentar el proceso comercial de traer a un artista a dar un concierto: “No estamos buscando mejorar los ecosistemas solamente. Lo que nos importa a nosotros es que entre un fan y una banda hay una distancia enorme, hay muchas personas de por medio. Nosotros queremos acercarlos. No sabemos cómo ni que tanto los vamos a acercar, pero vamos a intentar acercarlos lo más posible”, agrega Rodrigo Segal.

“Los fans veían una industria súper hermética, donde lo único que veían era el boleto para comprar”, comenta. Al abrir la puerta a que los seguidores de tal o cual artista inviertan en los eventos propuestos por la productora, Weeshing también les ofrece la posibilidad de vivir experiencias inigualables: un meet and greet, una foto con la banda, boletos de primera fila, etcétera. “Esa felicidad y esa alegría de esa experiencia, para mí es lo que me motiva, es mi motor más fuerte. Es lograr hacer felices a los fans”.

Después de algunos años de crecimiento en Chile, Weeshing se prepara para construir un equipo en México. Para este fin se ha apoyado en PlayBusiness, plataforma en línea de inversiones colectivas a base de capital, o lo que es lo mismo: una plataforma de equity crowdfunding. “Estamos muy entusiasmados con empezar en México, con esta campaña que estamos haciendo con Play Business”, comenta Segal. “Queremos empezar pero necesitamos financiamiento para hacerlo. Estamos haciendo una ronda [de inversión] para tener un equipo local y conquistar. En el fondo, Weeshing está diseñado para que los mexicanos inviertan en productoras mexicanas, con resultados [que sucedan] al interior del país”.

Actualmente, Weeshing trabaja con más de 100 productoras en Chile, Argentina y Perú. Ha financiado conciertos de artistas internacionales, como Fito Páez, Herbie Hancock, Babasónicos, Alan Parsons y Garbage. Para conocer más sobre esta start up, ingresa a weeshing.com o a playbusiness.mx.

[dfp_ads id=3258]
[dfp_ads id=3225]

Historias relacionadas

Música para manejar - portada

Música

Música para manejar

Por Redacción Gatopardo
concierto Mobley México, portada

Música

Las mentiras frescas de Mobley

Por Achille Castelnau