Lula da Silva dice adiós a su candidatura
A 36 días de la elección, el Tribunal Electoral decidió que el expresidente, puntero en las encuestas, no puede ser candidato.
septiembre 11, 2018

Lula da Silva se despide de su sueño de regresar a la presidencia. El organismo ejecutivo del Partido de los Trabajadores de Brasil decidió este martes que Fernando Haddad será su candidato para la elección presidencial del mes próximo, en reemplazo del ex Presidente Luiz Inácio Lula da Silva, de acuerdo con medios brasileños y una fuente de la agencia Reuters.

Del 2003 al 2010, Lula da Silva gobernó Brasil tal como el logo de su bandera lo indica: con orden y progreso. Durante su mandato, alrededor de 30 millones de brasileños se elevaron por encima del umbral de la pobreza, la tasa de desempleo llegó a ser menor a la de Estados Unidos o la de Alemania y la economía estaba en auge. Lula, fue un gobernante carismático que dejó la presidencia con el 80% de aprobación (Obama, en comparación, abandonó la Casa Blanca con tan sólo el 47.9%). Casi una década después, a pesar de que Lula está tras las rejas, el ex-presidente mantiene el apoyo de los brasileños y era el favorito para ganar la presidencia en los comicios de octubre.

Lula da Silva está cumpliendo una sentencia de 12 años en prisión por corrupción y lavado de dinero. Y, al mismo tiempo, el ex-mandatario está compitiendo para regresar al mando de su país. El 15 de agosto, el Partido de los Trabajadores (PT) registró a Luiz Inácio Lula da Silva como candidato a las elecciones presidenciales del próximo mes, desafiando a la justicia brasileña que lo sentenció a la cárcel y a las leyes que prohíben a los condenados en segunda instancia, como él, competir en las elecciones (Lula fue condenado a nueve años de cárcel en primera instancia y a 12 años en segunda). Este sábado, a 36 días de la elección, el Tribunal Electoral decidió, con 6 votos a favor y 1 en contra, que el ex-presidente no puede presentarse como candidato. Lula aún tiene tres recursos jurídicos a su alcance: uno ante el Tribunal de Justicia y dos ante el Tribunal Supremo y su partido asegura que se presentará a cada juicio. Sin embargo, a pesar de ser el candidato más popular, con el 39% de la intención de voto, es poco probable que avance en la carrera electoral. De hecho, será ahora que la verdadera carrera comience, pues los otros candidatos están lejos de tener el apoyo con el que contaba Lula da Silva: el siguiente en la lista, el ultraderechista Jair Bolsonaro, tiene apenas un 19%.

Lula da Silva, int1

Fotografía obtenida de redes sociales.

A pesar de que esto parezca un gran fracaso para el PT, es probable que la casi imposible candidatura de Lula da Silva haya sido parte de la estrategia política del partido. El PT conoce las leyes brasileñas, pero también conoce la popularidad del ex-presidente, y en Brasilia ya se da por sentada la teoría de que sólo están utilizando el nombre de Lula para ganar apoyo y tener más tiempo de preparar a Fernando Haddad, ex-alcalde de São Paulo, y conseguir que ese 39% le transfiera su voto. El plan sería así: Lula haría campaña hasta el 17 de septiembre y 20 días antes de la votación, que es el último momento para pedir cambios en una candidatura, delegaría su lugar a Haddad, quien quedaría como ganador por el PT. Sin embargo, a partir del fallo del Tribunal Electoral, Lula tiene un máximo de 10 días para presentar un sustituto y hasta que no lo haga, no podrá hacer publicidad electoral pidiendo votos para si mismo. El tiempo se les vino encima y hasta ahora sólo un 4% de los seguidores de Lula está dispuesto a dar su voto para Haddad, quien ya está haciendo campaña de manera informal. En caso de que el PT presente juicios a favor de Lula, y los pierda, y aún así mantenga su nombre en los comicios,  todos los votos a favor de Lula contarían como nulos. La candidatura de Luiz Inácio Lula da Silva parece estar llegando a su fin.  Al contrario de los primeros años de gobierno, Brasil no parece ofrecer ni orden ni progreso a la candidatura del famoso líder de izquierda.

Fernando Haddad, int2

Ver Más