Corrupción inmobiliaria en la delegación Benito Juárez

Zapata 56: Benito Juárez y la corrupción inmobiliaria

Las construcciones ilegales en la delegación son ejemplo de cuando la corrupción deriva en tragedia.

Tiempo de lectura: 13 minutos

I

El 25 de septiembre Christian Von Roehrich, jefe delegacional de Benito Juárez, salió ante los medios de comunicación; nos encontrábamos en una oficina desierta dentro del edificio delegacional, el cual había sido desalojado por instrucciones de Protección Civil tras el sismo del 19 de septiembre de 2017. El funcionario estaba sentado en una mesa de plástico blanca cubierta de mugre y sobre la que había una torre de documentos y expedientes de varios edificios dañados. La barba encanecida le cubría el rostro redondo y las bolsas debajo de sus ojos revelaban que no había dormido mucho en esos días. Llevaba varias jornadas recorriendo las zonas dañadas por el sismo del 19; en algunas ocasiones recibió insultos de vecinos que lo señalaban como responsable del colapso de algunos edificios de reciente construcción.

Mientras el delegado encendía un cigarrillo tras otro, el periodista lo cuestionaba sobre los edificios colapsados; en un momento de la conversación, el delegado dijo: “¡Esto es una tragedia! ¡Pero a nosotros nos engañaron! ¡Engañaron a la delegación! Por eso presentamos las denuncias. Son responsables porque utilizaron materiales de baja calidad”.

En el equipo del periodista Víctor Hugo Michel habíamos detectado que buena parte de los edificios dañados por el sismo eran nuevos o de reciente remodelación.

corrupción inmobiliaria, 1

II

En la Ciudad de México es común que las parejas de recién casados o jóvenes solteros busquen edificios que incluyan todas las comodidades posibles, desde gimnasio y alberca, hasta cine. Se trata de inmuebles con la más moderna tecnología, con todo lo necesario para evitar salir a las calles de una de las urbes con más tráfico en el mundo. Es por eso que uno de los negocios más redituables en la ciudad es la venta inmobiliaria. Si hay un epicentro de ese negocio en la capital, ése es la delegación Benito Juárez, una de las de mayor demanda habitacional y considerada por la Organización de las Naciones Unidas (onu) como una de las alcaldías con mejor nivel de vida para vivir, no sólo en el país sino también en América Latina. Todos los meses es posible ver el nacimiento de nuevas y modernas edificaciones, cada una prometiendo más amenities que la anterior: techos solares, saunas, estacionamientos con elevador hidráulico, jardines verticales. En consecuencia, los precios se han ido por los cielos. Hay departamentos menores a 60 metros cuadrados que ya rondan los cinco millones de pesos. El negocio es redondo.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.