Mujeres raperas de Ecatepec contra la violencia de género

El rap de las mujeres

El rap femenino es un movimiento que cada vez tiene más seguidores en México. A pesar de que sigue siendo una industria dominada por el machismo y la misoginia, un grupo de cantantes ha logrado abrirse paso en medio de un ambiente hostil.

Son las seis de la tarde y el tráfico es cada vez más denso. Millones de personas regresan a Ecatepec después de un día de trabajo en el Distrito Federal. La línea del Mexibús, la versión mexiquense del Metrobús capitalino, se articula como una culebra a un lado del canal. En Ecatepec de Morelos, Estado de México, el horizonte se tiñe de tonos grises.

Jessica camina en la orilla de la carretera, a pocos metros de la estación Vocacional 3 del Mexibús. Se mueve entre la carretera y el canal. “Aquí es donde encontraron los cuerpos”, dice. Un ráfaga de viento helado empieza a soplar y ella se sube la capucha de su chamarra negra. “Este es sólo uno de los lugares”, dice. En Ecatepec se encuentran cuerpos de mujeres asesinadas por todos lados. Pero este canal es uno de los lugares donde las víctimas aparecen con mayor frecuencia.

Jessica es de Ecatepec y me acompaña, con tristeza, por estos caminos. Por aquí pasan millones de personas que transitan diariamente hacia México o de vuelta. Casi nadie se asoma a ver el canal. Sigo sus pasos silenciosos en el lugar donde ninguna mujer quisiera estar.

***

mujeres raperas, int10

Jessica Roldán, más conocida como Jezzy P, empezó a rapear en Ecatepec en 1995, junto con su amiga Luz Reality. Su grupo se llamaba los Pollos Rudos. “Pollos, porque estábamos chavitas, como dos pollitos; y rudos, pues, ¡porque éramos de Ecatepec!”, Jezzy se ríe recordando el inicio de su carrera, sentada en una banquita en el Parque de las letras, donde pasó su infancia, en la colonia Izcalli Jardines de Ecatepec. Jezzy y Luz fueron pioneras del rap en su región. “Éramos muy poquitas mujeres. Sólo nosotras dos y Ximbo y Malik que eran del sur de la ciudad”, cuenta.

Para entender los contextos urbanos en los que se desarrolla el rap hay que explorar más a fondo las zonas marginadas de la ciudad. Así, voy a Ecatepec un miércoles en la mañana. Me acompañan Jezzy P y su compañero Marco. Se trata de uno de los lugares más violentos y con una de las tasas más altas de feminicidios en todo el país. “Aquí parece siempre un pueblito en domingo. Todo el mundo está en México trabajando. La gente regresa sólo para dormir. Aquí no hay nada más que esto. Dormitorios y violencia.”, explica Jezzy mientras paseamos por el mercado.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.