Testimonios desde Guayaquil, donde los cadáveres se acumulan en las calles

Los cuerpos de Guayaquil

De las calles de esta ciudad se recogen un promedio de 150 cadáveres diarios que esperan a la intemperie, a veces por varios días, porque la pandemia de Covid-19 tiene a los sistemas de salud y funerarios completamente rebasados.

Guayaquil, la ciudad principal de la provincia del Guayas, en Ecuador, tiene un poco más de dos millones 700 mil habitantes. El 2 de abril de 2020, el gobierno local confirmó 1,520 casos positivos de COVID-19 y que 82 personas habían muerto ya por complicaciones de la enfermedad. Sin embargo, docenas de muertos sin una causa de defunción documentada por el sistema de salud abarrotaban los mortuorios que en pocos días quedaron completamente rebasados por la crisis. Actualmente de las calles de Guayaquil se recogen un promedio de 150 cuerpos diarios. Si esperan a la intemperie, a veces por varios días, es porque las familias no encuentran dónde más ponerlos.

Esta ciudad es bochornosa, húmeda, caliente, especialmente en los primeros meses del año, Guayaquil cumple con todas las condiciones adversas a la conservación de un cadáver. Ante sistemas hospitalarios y funerarios colapsados, la gente tiene que mantener a sus familiares y amigos fallecidos en sus casas, hasta por una semana, esperando a que alguien venga a recogerlos. Pero ese apoyo no siempre llega, y muchos, desesperados, han tenido que optar por dejarlos sobre las aceras.

“Sabemos que tanto en número de contagios, como de fallecimientos, los registros oficiales se quedan cortos. La realidad siempre supera el número de pruebas y la velocidad con la que se presta la atención”, afirmó Lenin Moreno, el presidente de Ecuador. Ahí, como en muchos otros países del mundo, a esa falta de claridad en los datos sobre el coronavirus se suman las cifras de quienes mueren por otras causas.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.