Estatuas mexicanas: una discusión ajena a nosotros - Gatopardo

Estatuas mexicanas: una discusión ajena a nosotros

La idea de colocar una cabeza colosal de una “mujer olmeca” en el sitio que antes ocupaba la estatua de Cristóbal Colón suscitó un debate polarizado. Quizás una manifestación más del enfrentamiento de siempre, entre mexicanistas e hispanófilos, que ha tomado diversos rostros a lo largo de la historia de México. Dos bandos que excluyen por completo los intereses y los conceptos de comunidades como las mixes, preocupadas más por la defensa de su territorio que por disputas partidistas o nacionalistas.

Tiempo de lectura: 9 minutos

En meses recientes, ha habido una discusión, en apariencia amplia y novedosa, acerca del retiro de la estatua de Colón de alguna avenida principal de la Ciudad de México y la sustitución de ésta por la de una mujer indígena, primero, y luego por la cabeza de una “mujer indígena olmeca” (?) —proyecto posteriormente suspendido, a causa de los cuestionamientos que recibió—. Aunque leí críticas muy lúcidas y agudas al respecto, sobre todo, de mujeres indígenas,1 el plan de colocar la “cabeza” me generó más apatía que antipatía. Observé con distancia el hecho y muchos de los acercamientos a él: ¿a quiénes les molestó que se retirara aquella estatua?, ¿a quiénes podía interesarles la colocación de una estatua genérica de una mujer indígena, asegún olmeca, en esa vialidad de aquella ciudad importantísima? Era muy claro, al responder estas preguntas, que en esta gran discusión los indígenas participamos de manera escasa o nula, aunque estuviéramos ahí, en el centro, colocados como adorno, pretexto o catalizador de fantasías y rivalidades ajenas a nosotros. Dos cuestiones me hacían sentir como un espectador ante ese evento curioso pero lejano. Primera: la lucha por el espacio público entendida desde la colocación o el retiro de estatuas, muy rastreable a luchas urbanas específicas y en los espacios de pugna por el poder estatal. Y segunda: las posturas de gran parte de los actores de la discusión eran fácilmente identificables como mexicanistas (indigenistas) o hispanófilas. 

CONTINUAR LEYENDO

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.