El regreso de un eterno rebelde
Uno de los pioneros del arte conceptual en México regresa con una exposición en Proyectos Monclova.
abril 9, 2019

El estudio de Carlos Aguirre está lleno de proyectos nuevos. Maquetas, impresiones en metal y papeles que bailan alrededor de su departamento, en la Roma, donde engendra sus creaciones. Él es uno de los primeros artistas conceptuales en el país y su obra ha viajado alrededor del mundo. Aún hoy sigue siendo un innovador dentro del arte nacional.

Fue en 2015 cuando tuvo una retrospectiva en el Museo de Arte Moderno (MAM) con 115 piezas que representaban su trabajo a lo largo de 35 años. Justo al cierre expuso también en el MUAC con una pieza para Grupo Proceso Pentágono, un colectivo que se caracterizó por tener una visión crítica y contestataria durante los setenta y ochenta en México.“La retrospectiva en el MAM me dejó un poco pasmado porque el día que se cerró, se inauguró la del MUAC donde también estuve. Fue como descubrirme y ponerme frente de todo el mundo. Me quedé pasmado por un rato, pero ya es momento de regresar”, dice en entrevista con Gatopardo, sentado en la sala de su estudio.

Carlos Aguirre obra

La galería Proyectos Monclova inaugura una exposición de Carlos Aguirre con alrededor de 30 piezas.

Aguirre es un pilar que no se tambalea. A principios de este mes inaugura una nueva exposición en la galería Proyectos Monclova, “Archivos, apuntes y nuevas propuestas”, enfocada en los sucesos de 1968 en el país, la concepción del enemigo y su relación con la memoria histórica del 2 de octubre.

“He trabajado mucho con el tema social. Comencé cuestionando la historia oficial de la Revolución mexicana a finales de los setenta y fue muy interesante porque desmitificaba muchísimas cosas, como a Zapata, el héroe mitológico de la Revolución. Así he estado trabajando y me he metido también con la Iglesia”, dice el artista, que en el MUAC llegó a exponer una pieza de vitral con los nombres de curas pederastas. Se contaban alrededor de cuatro mil. “He trabajado mucho esa parte conceptual y social que tiene que ver con nuestro país”, explica Aguirre, quien ubica su trabajo siempre bajo tres preceptos: el concepto, el lenguaje y la técnica.

En los últimos años, ha enfocado su trabajo en ver con lupa las heridas más escondidas. Hace cinco años, por ejemplo, comenzó a interesarse por el concepto de “enemigo”. Su investigación lo llevó a Emilio Uranga, un filósofo que ayudó a construir el mito de los estudiantes en la época de Díaz Ordaz y Echeverría. “Los estudiantes pasaron de ser la esperanza de México a convertirse en drogadictos, revoltosos, mugrosos, hippies. Es un fenómeno interesante porque muchos pueblos necesitan tener un enemigo y a mí lo que me interesa es entender ese mecanismo”, continúa el artista.

Carlos Aguirre obra

Su fascinación por el 2 de octubre tiene una motivación especial. Aguirre no estaba en la Ciudad de México cuando ocurrió la matanza en Tlatelolco. Estaba en su natal Acapulco, trabajando. “Es una culpa histórica que siempre he cargado y las culpas históricas te sirven para repensar. Si lo hubiera vivido a lo mejor no estaría pensando en esto”, reflexiona. Su trabajo, casi de historiador, se ancla en la investigación documental sobre el fenómeno del 68, incluso menciona que ya tiene dos periódicos del 3 de octubre de ese año que utilizó como parte de su investigación.

Aguirre se ha dedicado a explorar los límites de los materiales. Su amor por la innovación y experimentación se alimenta de su acercamiento con las nuevas generaciones. “Me gusta mucho todo lo que son los nuevos materiales, las nuevas técnicas y cómo combinarlos. A mí me gusta ver qué carajos salió hoy y cómo lo puedo combinar. Es un reto”, dice.

Esta exposición es una continuación de su trayectoria. Un punto y seguido a su trabajo. Contará con 30 piezas, entre escultura, instalación y obra gráfica. “Esta exposición me abre caminos, estoy haciendo cosas tridimensionales y trabajando con maquetas de arquitectura. Obviamente se van a quedar cosas en el candelero, pero hemos platicado con la galería de otros proyectos a futuro”, concluye.

Archivos, apuntes y nuevas propuestas

Proyectos Monclova
Del 8 de mayo al 9 de junio
proyectosmonclova.com


También te puede interesar:

Helen Escobedo, la escultora que veía el futuro

Latinos bajo el arte pop

Tatiana Cuevas: Las lecturas posibles del arte contemporáneo

Gatopardo Recomienda

Ver Más