La guía moral de la cuarta transformación
AMLO publicó un texto de Alfonso Reyes con el que busca "moralizar la vida pública de México"
enero 15, 2019

Desde el inicio de su tercera campaña presidencial —la que finalmente lo llevaría al poder—, Andrés Manuel López Obrador se ha manifestado abiertamente por la implementación de un sistema de “valores” ideales para alcanzar lo que él y sus seguidores han denominado “la cuarta transformación” de México.

A principios de 2018 y tras formalizar una alianza política con el extinto Partido Encuentro Social (PES), una agrupación conservadora que se pronunció en contra del matrimonio homosexual y el aborto, López Obrador propuso la creación de una “Constitución Moral”, un documento que plantearía las bases de la convivencia nacional, fortalecería la unidad de los mexicanos y reconocería la pluralidad de identidades. De la propuesta, altamente criticada por la sociedad civil, poco se supo en los primeros meses después del histórico triunfo de López Obrador en las urnas.

En noviembre del año pasado, establecido como presidente electo, el morenista presentó la convocatoria para la creación de dicha “constitución”. En ella, se especificaba que el documento funcionaría como “una guía de valores que se convertirá en un pacto colectivo para comenzar una nueva etapa, adoptar nuevas prácticas, rescatar valores entrañables y estimular mejores patrones de conducta”. En las bases de la convocatoria también se mencionaba un título que los interesados en participar en la redacción de la “constitución” deberían referirse en sus aportaciones: la Cartilla Moral de Alfonso Reyes.

Cartilla Moral, Alfonso Reyes

Reedición de la Carilla Moral de Alfonso Reyes.

La “Cartilla Moral” fue escrita por Reyes, un poeta, ensayista, narrador, diplomático y pensador mexicano, en 1944 a petición de Jaime Torres Bodet, secretario de Educación Pública en el sexenio de Manuel Ávila Camacho. El texto, ideado como una guía de valores para la sociedad postrevolucionaria, formaría parte de una intensa campaña de alfabetización ordenada por el gobierno priísta.

En su documento, Reyes reflexionaba sobre la importancia de los valores morales y enlistaba las cualidades que debía tener un individuo, así como destacaba la existencia de “respetos” indispensables para la moral humana, tales como el “respeto a nuestra persona, en cuerpo y alma”, “el respeto a la familia”, “el respeto a la sociedad humana en general” y “el respeto a la patria”. La “Cartilla Moral” no fue publicada por la SEP y se mantuvo inédita hasta 1952, cuando Reyes tomó la edición y publicación en sus manos.

A menos de dos meses de su mandato, López Obrador retoma una vez más el texto de Reyes pero ahora en una escala mayor, anunciando la publicación de 10,000 ejemplares de la “Cartilla Moral” que serían repartidos entre los materiales seleccionados para los Programas Emergentes de Actualización del Maestro y de Reformulación de Contenidos y Materiales Educativos.

“Los seres humanos necesitan bienestar, pero no sólo de pan vive el hombre”, escribe López Obrador en la presentación del texto. “Para alcanzar la felicidad se requiere el bienestar material y el bienestar del alma, como decía José Martí”.

En la introducción, el presidente explica que la propuesta principal de su gobierno es alcanzar el renacimiento de México, mediante el “progreso con justicia” y promover una manera de vivir sustentada en el amor a la familia, al prójimo, a la naturaleza, a la Patria y a la humanidad.

En palabras de López Obrador, la difusión de la “Cartilla Moral” de Alfonso Reyes es “un primer paso para iniciar una reflexión nacional sobre los principios y valores que pueden contribuir a que en nuestras comunidades, en nuestro país, haya una convivencia armónica y respeto a la pluralidad y a la diversidad.

El texto, editado por José Luis Martínez (uno de los principales aprendices y colaboradores de Reyes), presenta ligeras modificaciones del original del regiomontano. Por ejemplo, en el primer capítulo de la cartilla —titulado La moral y el bien— Reyes habla sobre la educación y las doctrinas como elementos constitutivos de la moral o la ética. “La moral de los pueblos civilizados está toda contenida en el Cristianismo. El creyente hereda, pues, con su religión, una moral ya hecha, pero el bien no sólo es obligatorio para el creyente, sino para todos los hombres en general”, dice una copia publicada en 2005, disponible en la Dirección General de Bibliotecas de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

En la versión, difundida en la página oficial del presidente (www.lopezobrador.org.mx), dicho párrafo se sustituye por: “Todas las religiones contienen un cuerpo de preceptos morales, que coinciden en lo esencial. Pero el bien no sólo es obligatorio para el creyente, sino para todos los hombres en general”.

Aunque la decisión de publicar y distribuir el texto de Alfonso Reyes fue rápidamente criticada por miembros de la oposición y usuarios de redes sociales, no refleja un cambio en la ideología de López Obrador y su movimiento. Por el contrario, fortalece la idea de que la moral tendrá un papel importante en la sexenio, especialmente después de la publicación de la “Constitución Moral”, el siguiente paso es que López Obrador deberá llenar las expectativas que ha construyó en campaña hablando de la “Cuarta Transformación”.

*  Fotografía de portada: Flickr / MarioDelgadoSi

* * *

Más en Gatopardo:

Alfonso Reyes: El regiomontano universal

Estado mexicano ofrece disculpa pública a Lydia Cacho

La certeza de Tatiana Clouthier

Gatopardo Recomienda

Ver Más