Así es la vida de los trabajadores de limpieza del hospital de Nutrición en plena pandemia

Los otros esenciales: Así es la vida de los trabajadores de limpieza del hospital de Nutrición

A los trabajadores de limpieza del sector salud nadie les dice que son ángeles vestidos de blanco ni les donan comidas calientes. Llegan temprano y se van tarde, hacen su trabajo para que otros puedan realizar el suyo. Entrar, limpiar, garantizar seguridad y salir. Ellos también son esenciales, pero muchas veces pasan desapercibidos. Esta es la segunda entrega sobre lo que sucede al interior del hospital de Nutrición.

Cuando entras al laboratorio, y huele a limpio, quiere decir que Fernanda Elías ya llegó. Así lo comentan sus compañeros. El olor al que se refieren, en específico, es Fabuloso o cloro. Pero no todos llegan a ser amables; a veces le han exigido que regrese a limpiar una superficie que piensan dejó sucia, pero ella aclara: “no es que no la haya limpiado, es lo primero que hago, pero el trabajo es mucho y, a lo largo del día, las cosas se vuelven a ensuciar.”

Estamos sentadas en la sala de juntas del laboratorio donde trabaja. Aquí se analizan las pruebas de sangre de los pacientes del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán. Traigo puesta una mascarilla de tela de algodón, una careta de plástico y trato de no tocar nada. Elías, en cambio, se sienta con holgura en una de las sillas, con los brazos sobre la mesa y sin cubrebocas. Si hay alguien que sabe con total seguridad que esta superficie está desinfectada, es ella. “La verdad yo jamás pensé estar aquí”, me confiesa, “a mí no me gustaba estar dentro de un hospital, me negaba.” No es difícil comprender su postura. Después de todo, pasó las tardes de su infancia aquí esperando a que su mamá —secretaria de este hospital— saliera para ir a casa juntas. “Y mira, ahorita estoy aquí y no me arrepiento”, agrega después. “Me gusta mucho mi trabajo. Me gusta tener orden.”

Ella es una de las 392 empleadas de limpieza de Nutrición, uno de los primeros hospitales en convertirse en un centro COVID en México, para hacer frente al virus SARS-CoV2. Desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) clasificó la situación como una pandemia, el 11 de marzo, se ha hecho hincapié en la importancia de la higiene: lavarse bien y seguido las manos, disminuir el contacto con otros y desinfectar todas las superficies de manera constante. Pero dentro de un centro COVID, estas indicaciones toman un nivel de importancia excepcional. Por suerte, o por su descripción de trabajo, Elías se siente preparada.

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.