Frente ProMuseos. Al rescate de los museos en México - Gatopardo

Frente ProMuseos. Al rescate de los museos en México

Los museos mexicanos enfrentan grandes retos tras el paso de la pandemia de la Covid-19. Nace un colectivo de agentes culturales y profesionales de los museos que busca integrarse a la agenda cultural y pedir al gobierno que reconozca su problemática, y se busque la asignación de recursos para una resiliencia digna.

México cuenta con 1,887 museos que preservan, coleccionan y difunden el paso y legado de la humanidad a través de sus manifestaciones artísticas. Los hay de arte, ciencias, tecnología, culturas populares, entre otros. Ciudad de México, por ejemplo, tiene 170 y 43 galerías. Sin embargo, el país parece tenerlos abandonados desde hace dos décadas. Si llegaran a desaparecer, perderíamos espacios que celebran la diversidad, la creatividad y permiten la experiencia estética. En este escenario es en el que ha nacido el Frente ProMuseos.

Las últimas intervenciones que el Estado hizo para infraestructura importante ocurrieron a finales del siglo pasado, como bien apunta la historiadora de arte Graciela de la Torre, coordinadora del Patronato del MUAC. “El Colegio de San Ildefonso se rescató en 1994, y después se dedicó un programa sobresaliente de exposiciones. Santo Domingo (en Oaxaca) se restauró en 1998. Mientras que, en 2000, en el MUNAL se hizo una apuesta museológica, museográfica y arquitectónica de lo que fue el Palacio de las Telecomunicaciones”, dice la también exdirectora y fundadora del MUAC. De la Torre, que ha estado al frente de espacios como San Carlos y el MUNAL, insiste en que las inversiones posteriores fueron menores y la recuperación de la memoria histórica ha sido escasa: apenas se coleccionaron archivos y se incrementaron algunos acervos.

En 2018, cerca de 67 millones de personas visitaron los museos en el país, y el sector cultural representó 3.2% del PIB en ese mismo año.  Estos recintos se han esforzado por lograr sus propósitos ajustándose a los presupuestos federales. “Los museos tienen enormes problemas económicos, de programación, de estructuras organizacionales y de equipamiento”, señala De la Torre. Con la Covid-19, las dificultades que ya arrastraban se incrementaron. “Es una situación de total indefensión. Aunado a las restricciones presupuestales, se han tenido que cancelar programas y algunos están tratando de insertarse con mucha dificultad a las nuevas tecnologías. Los privados han despedido personal y han bajado sus sueldos”, puntualiza.

Esta precarización no es exclusiva a México: un tercio de estos espacios en el mundo trata de sobrevivir a una situación precaria con las puertas cerradas y nulos recursos autogenerados por la pandemia del SARS-CoV-2.

CONTINUAR LEYENDO

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.