El arte de la sublevación
"¿Who Writes?", en la galería OMR, explora la dimensión política del arte
septiembre 26, 2019

El pasado 24 de julio, Puerto Rico vivió una victoria para la historia de su democracia. Tras años de soportar profundos problemas sociales y económicos, la indignación colectiva alcanzó un punto álgido y la sociedad civil salió a las calles a denunciar un régimen corrupto. Luego de dos semanas de protestas ciudadanas, Ricardo Rosselló renunció a su cargo como gobernador, convirtiéndose en el primero de la isla en hacerlo. 

Días después, Yo Ying Peng (Taiwán, 1982), directora de Vernacular Institute (proyecto curatorial y editorial con base en México y Taiwán), y Adriana Lara (México, 1978), artista conceptual mexicana, estaban en la isla instalando proyecciones nocturnas y realizando performances que tenían que ver justo con la resistencia. Para Peng, la experiencia en Puerto Rico significó un parteaguas en su pensamiento y sacó a relucir sobre su mesa de trabajo un cuestionamiento nuevo: “¿Qué existe después de la liberación?”. 

Meses posteriores a los sucesos, y a la par de las infatigables protestas contra el intervencionismo chino celebradas por los jóvenes en Hong Kong a lo largo de cien días —desde junio 6 hasta el cierre de esta edición—, esta pregunta cobró un carácter urgente y se convirtió en el concepto curatorial detrás de “Who Writes?”, exposición de arte que ella misma cura y que se presenta este otoño en la galería OMR de la Ciudad de México. 

Jo Ying Peng

Jo Ying Peng es la curadora invitada en OMR. Tiene un proyecto editorial y curatorial, Vernacular Institute, con base en México y Taiwán.

Para Peng, hablar de las problemáticas sociales a través del arte es algo que apremia. “En un momento de crisis global, en el que gobiernos como el de China han abusado del concepto de ‘liberación’ —creen que sus políticas represivas son redentoras—, preguntarnos desde dónde se ejerce la libertad y en qué contexto se formula la resistencia es fundamental”, dice Peng en entrevista.  

En consecuencia, “Who Writes?” es una exposición que se presenta más como un cuestionamiento que como una afirmación. Los artistas seleccionados, provenientes en su mayoría de países asiáticos o latinoamericanos y conocidos por un quehacer artístico políticamente activo, se suscriben al planteamiento que rige la muestra desde la particularidad de su entorno, y a través de una actitud poética y política que permite divisar distintos horizontes de libertad. Entre los artistas incluidos se encuentran: Adriana Lara, Maria Taniguchi (Filipinas, 1981), Jorge Méndez Blake (México, 1974), Michael Lin (Taiwán, 1964), Ariel Schlesinger (Israel, 1980), y Shilpa Gupta (India, 1976); algunos de ellos expuestos por primera vez en conjunto. 

La obra de Méndez Blake, I Took my Power in my Hand (and a Typewriter), un muro de ladrillos rojos a la mitad de la sala en OMR, con un poema de Emily Dickinson incrustado entre los ladrillos, es una provocación que guarda sintonía con la pregunta formulada por Peng. En México, hablar de muros y, más aún, construirlos, es un acto que pesa y resuena. Por lo tanto, esta pared montada en la exposición frente a una pintura de Maria Taniguchi, un muro de ladrillos negros, pone a los espectadores en una conversación de la que no se puede escapar: mirar un muro es, a fin de cuentas, quererlo derrumbar. Este deseo de liberación provocado por una pieza significa cosas distintas si se aborda en México, Estados Unidos, China o Filipinas: de quién nos liberamos determina nuestro contexto.

Untitled (There is No Border Here) (2005), de Shilpa Gupta. Dibujo mural con cinta adhesiva.

Untitled (There is No Border Here) (2005), de Shilpa Gupta. Dibujo mural con cinta adhesiva.

En una escala global, la exposición tiene la coincidencia de estar formulada desde los márgenes. “Estamos hablando de arte hecho al otro lado del muro”, dice Peng, para quien Taiwán y México comparten ciertas similitudes. “A fin de cuentas, en ambas regiones, hemos tenido que lidiar con un pasado colonial, y la tensión con las hegemonías del norte nos ha hecho formular los discursos desde esa perspectiva”. Por ejemplo, en el caso de Taniguchi, artista filipina, el ladrillo de su obra es de un negro oscuro muy intenso. Cuando uno visita la isla y la observa desde el privilegio que concede la posición de un turista, el lugar es colorido; sin embargo, “cuando Manilla es tu lugar de origen, vives ahí y te sabes vulnerable, lo que observas es eso que Taniguchi presenta: una pared de ladrillos que de tan negra es impenetrable”, dice Peng.

“Who Writes?” es una exposición que hace una lectura política del arte. Cada una de las obras mostradas se trabajaron con procesos minuciosos que provocan una reflexión sobre sí mismas y su entorno; sin embargo, es hasta que son vistas a través de la lente crítica de Peng que construyen una constelación y se reúnen con un solo propósito. “En un mundo en el que consensuar una voz es tarea difícil, lo que el arte sabe hacer es comunicar y poner problemas, temas y preguntas sobre la mesa. Para mí, ése es el mejor arte, el que hace preguntas”, concluye.


 

También te puede interesar:

La dimensión política del arte

John Baldessari no hace arte aburrido

Latinos bajo el arte pop

 

Síguenos en Twitter

Gatopardo Recomienda

Ver Más