Testimonio de un mexicano varado en Italia - Gatopardo

Testimonio de un mexicano varado en Italia

Gibrán Zea es un destacado sablista de México. Desde la llegada de la pandemia, se encuentra atrapado en Nápoles sin posibilidad alguna de poder regresar a casa. Mientras sus vecinos cantan o tocan música, él practica esgrima en combates imaginarios.

Tiempo de lectura: 5 minutos

Confiesa entre sonrisas que lleva varias noches durmiendo tarde. No logra conciliar el sueño hasta las dos de la madrugada. Gibrán Zea vive desde hace dos años en Nápoles, en uno de los países más afectados por la pandemia. A través de la pantalla, su rostro denota una amabilidad un poco empalidecida por el encierro italiano de más de cinco semanas al que lleva sometido.

En el norte italiano donde se encuentra, se han registrado más de 21,647 fallecidos, concentrados en su mayoría en la región de Lombardía, al norte, donde Milán —centro financiero y artístico— y Venecia llegaron incluso a registrar más de 900 fallecimientos diarios. En marzo, Italia fue el país que registró una mayor cantidad de muertos por Covid-19, hasta que fue rebasada hace unas semanas por Estados Unidos, que lleva una cifra de 25,871. El primer ministro Giuseppe Conte aumentó las medidas sanitarias como limitar la movilidad y los desplazamientos entre localidades italianas, con consecuencias económicas que se antojan catastróficas. La Cámara de Comercio italiana y la Asociación de Hosteleros de Venecia estiman perdidas económicas que podrían superar los mil millones de dólares, entre junio y noviembre próximos. 

Gibrán no es sólo uno de los miles habitantes de un país en cuarentena, sino que también es un esgrimista mexicano de 22 años, que representa a su país en una infinidad de competencias; estaba cerca de convertirse en competidor olímpico, antes de que la pandemia pospusiera todos los eventos deportivos (incluyendo las Olimpiadas) hasta nuevo aviso. La Federación Mexicana de Esgrima considera a Zea como el mejor sablista que hoy tiene México. No obstante, se encuentra atrapado en su casa, sin mucho prospecto o posibilidad de regresar, y con un futuro incierto para el deporte. 

CONTINUAR LEYENDO
COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.