Ehécatl García: La nobleza de esperar y de criar puercos

La nobleza de criar puercos

Ehécatl García tenía ganas de narrar la vida de una mujer que espera y el resultado fue “Cría puercos”, una historia profundamente conmovedora.

El Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) tiene un programa especial para el desarrollo de Óperas Primas. Es una convocatoria para que recién egresados puedan hacer su primer película. Ehécatl García ganó esta convocatoria con el guión de la película Cría puercos. Empezó con ganas de contar la historia de una mujer que espera y empezó a escribir cómo una madre esperaba a su hijo. La narrativa le exigía más, así que fue incorporando experiencias reales para nutrir el guión y acudió a una anécdota que su madre le había contado: “en algún momento se hizo de una puerquita y su relación con ella era como de abuela a nieta”, y así nació la historia de una de las mejores películas mexicanas que se vieron en la edición 33 del Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG).

En un pequeño pueblo en la mixteca poblana, Esmeralda intenta sobrellevar la muerte de su esposo y el silencio continuo de su hijo (Baltimore Beltrán) que trabaja en Estados Unidos apenas y le habla por teléfono. Sus amigas tratan de animarla con comida, pero la tristeza no se va hasta que llega La Cuina, una puerquita a la que decide cuidar.

La trama podría parecer demasiado simple, pero la ejecución es absolutamente extraordinaria. Concepción Márquez, la actriz que interpreta a Esmeralda, explica que una de las cosas que más le gustan de la película es la complejidad que tiene, a pesar de que se percibe con sencillez. “Me encantan los personajes. Cómo espera, cómo reprime y repite, y después, cómo saca las cosas”, platica la actriz sobre su personaje. “Me gusta mucho el acercamiento a los sentimientos de los personajes: a la belleza que existe a pesar de todo el dolor, a la inocencia, a la vida, a la pobreza, al amor, a la soledad”.

cría puercos película, int1

El director y guionista exploró sentimientos que se perciben en la vejez, pero de los que se habla poco. “Esmeralda es una persona acostumbrada a cuidar de algo o de alguien, incluso cuando está enfermo el esposo ella insiste en cuidarlo para no perder este propósito, y cuando lo pierde se acaba el mundo,” explica García. “Yo quería explorar el despropósito, investigué sobre la depresión en personas de la tercera edad y encontré sobre casos incluso de la anorexia: la gente deja de comer”.

El remedio para que Esmeralda supere esta profunda tristeza y decepción que le quita el apetito todos los días, es encontrarse con una puerquita que se quiera comer todo lo que la anciana prepara. El director entiende que la comida es mucho más que sólo el trozo de alimento que se va a la boca y lo usa como medio conductor de la narrativa. “De repente siento que hacer cine es como cocinar, y un poco trabajar este guión y hacer la película era irle agregando capas, ponerle pedacitos salados, pedacitos dulces, ir repartiendo para que cuando lo probaras se sintiera una variedad de sabores.”

Esta ópera prima que salió del programa del CCC y en coproducción con el Fondo para la Producción Cinematográfica de Calidad, tuvo su estreno mundial durante esta edición del FICG, donde Concepción Márquez obtuvo una Mención Especial del Premio Mezcal como Mejor Actriz. Aún no hay fechas para su salida comercial, pero definitivamente es una prueba de que en México se hace muy buen cine que no tiene que ver con la violencia que acosa al país.

cría puercos película, int2

* * *

También te recomendamos:

Cine catalán en el FICG 33.

Guillermo del Toro en Guadalajara.

La verdadera Rita Guerrero en el FICG 33.

COMPARTE

Recomendaciones Gatopardo

Más historias que podrían interesarte.