Un vouyerista tras bambalinas
Foro Shakespeare regresa como productora con una obra de Edward Albee.
marzo 7, 2019

Bastó un vuelo en avión para que el actor, productor y director de teatro, Bruno Bichir —quien ha protagonizado grandes montajes en los últimos años en México, como Oleanna o Paisaje marino con tiburones y bailarina—, cayera rendido nuevamente ante un texto del estadounidense Edward Albee. Bichir estaba convencido de que ya había leído lo mejor de Albee, conocido por piezas como ¿Quién teme a Virginia Woolf? o En casa en el zoo, esta última obra escrita por el dramaturgo antes de su muerte en 2016, y que el actor montó un año antes en México. Encontrarse con un nuevo texto era en sí una experiencia irresistible.

Al terminar de leer el argumento, propuesto por el Foro Shakespeare para ser una de sus primeras producciones tras el cierre de su recinto el año pasado, Bichir se encontró maravillado. “La leí en el avión y dije ‘no puede ser, ¿qué es esto?’. Era una locura”, comenta en entrevista con Gatopardo. De inmediato aceptó la invitación de dirigir La cabra ¿o quién es Sylvia?, que estrenó este mes en el Teatro Rafael Solana del Centro Cultural Veracruzano en la Ciudad de México.

Bruno Bichir dirige a su hermano Odiseo (izquierda), Yolanda Ventura y Michele Abascal (derecha).

La obra, escrita en 2002, cuenta la desventura de Martin (interpretado por Odiseo Bichir), un reconocido arquitecto estadounidense que parece tener la vida arreglada. Su carrera pasa por un buen momento, especialmente después de recibir el prestigiado premio Pritzker; y su familia, compuesta por su esposa Stevie (Yolanda Ventura) y su hijo gay Guille (Michele Abascal), atraviesa por un periodo de felicidad y complicidad absoluta. Sin embargo, todo eso cambia a la llegada de Ross (Víctor Weinstock), un periodista y antiguo amigo del arquitecto interesado en realizar un perfil sobre él. Motivado por la cercanía, Martin le confiesa a Ross que mantiene una fuerte relación con Sylvia, de la que dice estar profundamente enamorado. La sorpresa recae cuando Ross descubre que la Sylvia con la que su amigo tiene un amorío es una cabra.

Como es una costumbre en el teatro de Albee, los personajes se ven involucrados en un juego narrativo en el que las palabras y descalificaciones comienzan a brotar a la menor provocación. El desconcierto de todos, tanto de la esposa y el hijo por la conducta de Martin como del arquitecto por la respuesta de sus familiares, da paso a reflexiones profundas sobre el entendimiento y las relaciones humanas.

“Creo que éste es el momento de que se presente este texto en México, porque estamos mucho más abiertos a la diversidad sexual”, menciona Weinstock, aprendiz de Albee y protagonista de la obra. “Pero dentro de esa apertura es importante ver hasta qué grado seremos capaces de aceptar la inmensa diversidad de la sexualidad, eso es justo lo que plantea la obra. Somos una especie polisexual”.

Bruno Bichir dirige a su hermano Odiseo, Yolanda Ventura y Michele Abascal.

Para lograr esto, Bichir realizó un interesante análisis del texto junto con sus actores, retándolos a ponerse en los zapatos de su personaje e intentar entender qué es lo que los había llevado a la situación y cómo ésta había cambiado por completo la dinámica que mantenían como familia. Después, el trabajo recae en sus actores. “Es un gran goce estar afuera de escena para disfrutarlos. Yo me considero un vouyerista”, señala. “Termino de dirigir y la obra es de ellos y de los personajes”.

Como un apasionado del teatro y del trabajo de Albee, Bichir espera que La cabra pueda generar una conversación sobre los temas que propone el autor y acerque al espectador al teatro. “Mi objetivo es sacudir al espectador de un impacto que lo deje zumbando y que no sepa por dónde pasó, como un tsunami o un tornado, pero también espero que se asombre, que goce la feria que es el teatro. Y que también se ponga a pensar. Esta obra genera profundas reflexiones”, concluye.

La cabra ¿o quién es Sylvia?
A partir del 28 de febrero
Teatro Rafael Solana – Centro Cultural Veracruzano
www.foroshakespeare.com


También te puede interesar:

Sergio Zurita: El teatro como un salto de fe

Arthur Miller: El periodista que cambió el teatro

Los muertos del Foro Shakespeare

Gatopardo Recomienda

Ver Más