Ibeyi: La herencia del Buenavista Social Club
Las gemelas franco-cubanas Ibeyi llevan su herencia musical a un nuevo nivel con su combinación de soul y ritmos electrónicos.
enero 17, 2018

Miguel “Anga” Díaz fue el percusionista original de la banda cubana más famosa de la historia. Antes de morir, dejó un legado musical mucho más amplio del que uno se imaginaba. En el 2013 sale a la luz el proyecto musical de sus hijas, las gemelas Ibeyi, franco-cubanas, con ojos y afros grandes y oscuros, con miradas tan poderosas que se convirtieron en una de sus herramientas expresivas más destacadas.

Tras su primer asomo musical han publicado Oya, Ibeyi y Ash, el EP y dos álbumes que las llevaron a recorrer el mundo. Las gemelas –Lisa-Kaindé y Naomi Díaz– viven de festival en festival, entre sesiones de música privadas y desfiles de modas. Una de esas paradas será, por segunda vez, la Ciudad de México.

Lisa-Kaindé y Naomi se nutren de las raíces de sus ancestros. La cultura yoruba fue su punto de partida, y Oya es la primera probada de esa influencia: cuatro tracks de rezos a Orishas, santería de la más fina. En Ibeyi –como ha de suponerse por lo homónimo–, presentan su identidad completa, en la que se mantiene la herencia afro-cubana, pero donde también se siente una flexibilidad hacia música mucho más occidental que suena a soul y downtempo.

Ibeyi en México, int2

“Ash”, nuevo álbum de Ibeyi.

Ash es su más reciente álbum. Si cabía alguna duda de su capacidad musical, estos tracks la borrarán por completo. Si bien es mucho más electrónico, con samples y vocoder, no pierde las percusiones impecables de Naomi Díaz. La temática de sus letras sube de nivel, como puede apreciarse en “Deathless”, donde Lisa-Kaindé narra la ocasión en que un policía intentó arrestarla a los 16 años en Francia, al asumir por su aspecto físico que vendía drogas o las consumía.

En Ash también se percibe un himno, agnóstico en género, hacia el poder femenino. El mejor y más evidente ejemplo de esta aseveración es “No Man is Big Enough for My Arms”, en la que además de las voces de las gemelas, se escucha un sample del discurso que Michelle Obama dio durante la campaña presidencial de Hillary Clinton. Pero en realidad son los doce tracks de este álbum el conjunto perfecto de discursos que cualquier hombre, niña, niño y mujer deben de oír: se habla de respeto y de cariño, del cuidado, del enamoramiento, del poder y del despojo del mismo.

Colaboraciones con La Mala Rodríguez, Chilly Gonzales, Meshell Ndegeocello y Kamasi Washington acaban de darle el tono multicultural que define a Ibeyi. Ash, como lo dice Stacey Anderson en una reseña para Pitchfork, está lleno de “meditaciones de resiliencia y resistencia consciente”.

Desde la tradición cubana, las religiones y la mezcla de las culturas, hasta las protestas sobre discriminación racial y de género, Ibeyi comparte las luchas de la mayoría de las mujeres en todo el mundo. Todo ese poder y empoderamiento –que no son lo mismo– llegarán a la capital mexicana el próximo 20 de abril, y los boletos se pueden adquirir a partir del viernes 19 de enero.

Ibeyi
20 de abril
El Plaza Condesa
Juan Escutia 4, Hipódromo Condesa
Precios: Pista General $480 // Palco & Salas $640 // Balcón $740

* * *

También te recomendamos:

Canciones para recordar a Dolores O’Riordan.

Björk: La matriarca futurista.

La compleja trayectoria musical de Juana Molina.

Gatopardo Recomienda

Ver Más